eldiario.es

Menú

La Generalitat facilita que los trabajadores públicos se unan al paro sin descontarles el sueldo

El seguimiento más amplio del paro de este martes se prevé en el sector de la Enseñanza: las universidades han suspendido la actividad académica, igual que muchos institutos

Patronales y sindicatos mayoritarios no plantean el 3-O como una huelga general, pero las centrales minoritarias sí la han convocado para este martes

En el sector privado algunas empresas y cooperativas han anunciado cierres patronales en protesta por las cargas de la policía el 1-O

37 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Manifestació d'Estudiants a Plaça Catalunya en protesta per la represió policial del Referendum del 1 d'Octubre.

Manifestación de estudiantes en protesta contra la represión al referéndum catalán ©SANDRA LÁZARO

Los 200.000 funcionarios, interinos y empleados públicos de la Generalitat podrán participar en las protestas vinculadas al llamado  "paro de país" convocado para este martes 3 de octubre por las entidades indepedentistas  y las patronales Pimec y Cecot, sin que el Govern les descuente el sueldo por faltar a su trabajo. El paro, que no se ha planteado como una huelga general, pretende generar una protesta transversal contra la actuación policial de este domingo para cerrar colegios electorales.

De esta forma, los empleados públicos que quieran participar en las actividades que se organizarán en todo el territorio catalán podrán hacerlo sin efecto sobre sus sueldos. No obstante, se deberán cubrir los servicios mínimos en todos aquellos puestos de trabajo que afecten a la atención al público, han explicado fuentes laborales. En las urgencias y los quirófanos de los hospitales públicos no habrá paro, pues se han decretado servicios mínimos del 100%.

Josep Maria Sentís, responsable de la Federación de Servicios a la Ciudadania (FSC) de CCOO de Catalunya, ha explicado que en el marco de la Taula per la Democràcia, que reúne a ANC, Òmnium, sindicatos y patronales de la pequeña y mediana empresa y una cuarentena de entidades, se ha pedido al sector público y a las empresas que faciliten la participación de los trabajadores y los directivos en las movilizaciones de este martes.

Además, la Taula per la Democràcia ha llamado a una gran manifestación en la plaza Universitat Barcelona a las 18h. de la tarde y a concentraciones frente a los ayuntamientos de todos los municipios a la misma hora. Además, a las 11.00 se ha convocado a dejar claveles rojos en los colegios "asaltados" por la policía este domingo.

La web de personal de la Generalitat ha publicado que a los empleados que quieran adherirse a las protestas no se les contará como "ausencia" de sus ocupaciones el tiempo que falten a su trabajo, es decir, que no sufrirán descuento económico. A la práctica, en la mayoría de los casos el permiso durará todo el día.

"En estos momentos todo es muy fluido y se mantienen negociaciones en muchos ámbitos y centros de trabajo" explican fuentes sindicales que entienden que la situación es insólita. No hay antecedentes en Catalunya de movimientos como el paro cívico o "de país". Lo más parecido son las huelgas de sector o generales. Esos paros los pueden seguir todos los trabajadores excepto los afectados por los servicios mínimos, pero los que se apuntan a la huelga sufren los descuentos correspondientes. No será así este martes.

No es una huelga general

El paro no tiene motivos laborales. Sus convocantes lo vinculan a la protesta por la represión policial sufrida el 1 de octubre por muchos ciudadanos y en defensa de los derechos democráticos, incluido el derecho a decidir. Por lo tanto, se parecería a una huelga con contenido político que la legislación laboral no contempla.

Con todo, a nadie se le escapa que en Catalunya los partidos que mandan en instituciones públicas importantes como la Generalitat, Diputaciones y centenares de ayuntamientos coinciden con los objetivos con los que la Taula per la Democràcia ha convocado la protesta, por lo que la participación de sus empleados se prevé importante.

Sin embargo, cabe recordar que, pese a que los sindicatos mayoritarios no entienden el paro como una huelga general, centrales minoritarias sí han convocado para el 3-O una huelga general. Así lo entienden CGT, IAC, COS y la Intersindical–CSC, junto a otras asociaciones y partidos como la CUP. De hecho, en algunas empresas públicas como TV3 y Catalunya Ràdio los comités de empresa han anunciado que los trabajadores se sumarán a ambas protestas: el "paro de país" y la huelga general.

Barcelona se suma

En el ámbito municipal, el Ayuntamiento de Barcelona se sumará al paro de este martes, suspendiendo los actos institucionales y cerrando equipamientos y servicios no esenciales para el funcionamiento de la ciudad, como bibliotecas, ludotecas, equipamientos deportivos, centros cívicos y de ancianos, y espacios familiares.

Por su lado, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Badalona, el tercero en habitantes de Catalunya, busca el mecanismo legal que permita sumar la institución al cierre cívico sin que ello repercuta en la nómina de sus trabajadores, según ha explicado a este diario su teniente de alcaldía Jose Téllez.

Mayor incidencia en sector educativo

El paro tendrá una gran incidencia en el sector educativo. Todas las universidades catalanas han anunciado la suspensión de su actividad académica este martes para protestar contra la violencia policial el 1-O. El rectorado de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) ha enviado un correo electrónico a sus trabajadores en el que informa que "en la UPC creemos que el uso de la fuerza contra los ciudadanos es intolerable en democracia y que la violencia –por definición–, no puede ser nunca proporcionada".

Según fuentes educativas, el paro tendrá un seguimiento en los institutos, donde tanto los sindicatos de estudiantes como la central de profesores Ustec ya habían llamado a la huelga general. En el caso de las escuelas de primaria, la Conselleria de Enseñanza ha dado libertad a los centros para que decidan si se suman a la huelga general o bien al paro, estando garantizados en ambos casos los servicios mínimos.

Servicios mínimos en transporte

Al ser mayoría en el transporte el sindicato CGT, una de las centrales minoritarias que sí ha llamado a la huelga general, se prevé también un importante seguimiento en este sector de los paros.

En el transporte de personas, los servicios mínimos establecidos para Cercanías y los trenes de Regionales de Cataluña, operados por Renfe, serán del 33%. En TMB, la empresa del autobús y el metro de Barcelona, y Ferrocarrils de la Generalitat, los servicios funcionarán un 25% en hora punta (de 06:30 a 09:30 y de 17:00 a 20:00 horas), mientras que el resto de transporte de viajeros operará el 50% del servicio habitual.

Renfe ha cancelado 151 trenes AVE-larga distancia este martes y el lunes 9, debido a la huelga general y a los paros parciales convocados en Catalunya. Según los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento, de los 637 trenes de larga distancia que podrían estar afectados por la huelga, circularán 486, el 76% del total, hasta el próximo día 9.

¿Y el sector privado y el cooperativo?

En el sector privado y el comercio, tal y como han pedido los agentes sociales, la idea es que cada empresa pacte cómo protestar este martes, bien sea repitiendo las concentraciones al mediodía frente a los puestos de trabajo que se han sucedido este lunes en toda la geografía catalana o de la manera que cada centro crea más conveniente. Algunas tiendas de pequeño comercio de Barcelona consultadas han indicado a este diario que cerrarán todo el día.

Sin embargo, algunas empresas que simpatizan con los objetivos de la Taula per la Democracia han anunciado cierres patronales para este martes. Es el caso de la cadena de supermercados Bon Preu Esclat, que ha comunicado que el 3 de octubre cerrará al público todos sus establecimientos porque sus trabajadores se han unido al paro cívico, que no a la huelga general.

También han comunicado cierres patronales tras acuerdos con los trabajadores la cadena Plusfresc, con incidencia especial en Lleida. Las redes de tiendas de platos preparados Nostrum, así como las franquicias de productos frescos Ametller Origen, también se sumarán al paro de país. Asimismo, también ha comunicado un cierre patronal –en este caso, cooperativo–, la Red de Economía Social y Solidaria de Catalunya, que agrupa a unas 300 cooperativas.

Solo la patronal de la gran empresa catalana, Foment del Treball, se ha desmarcado del paro y ha advertido que la convocatoria de la Taula per la Democràcia "no tiene cobertura legal, se trata de una figura jurídica inexistente, no dispone de una convocatoria formal de huelga y, por tanto, priva a los trabajadores de la posibilidad de exigir sus derechos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha