eldiario.es

Menú

Los sindicatos exigen una investigación de la gestión de los fondos de cooperación en la Diputación de Barcelona

CCOO ha pedido una reunión urgente al máximo nivel para abordar la situación creada en el conjunto del área

UGT ha emitido comunicado en forma de Carta Abierta al presidente de la Diputación, Salvador Esteve, exigiendo la apertura de una investigación interna

CGT considera que CiU lleva tiempo "intentando tapar las vergüenzas a Jordi Castells en Relaciones Internacionales"

- PUBLICIDAD -
La Diputación de Barcelona debatirá este jueves una moción de apoyo al 9N

Salvador Esteve, presidente de la Diputación. / Efe

Los sindicatos de la Diputación de Barcelona se han dirigido a los directivos de la entidad supramunicipal para exigirle que abra inmediatamente una investigación en el área de Relaciones Internacionales sobre la gestión de los fondos de cooperación al desarrollo. Desde 2012, cuando Convergència i Unió (CiU) accedió al gobierno de la institución, la Diputación ha repartido al menos un millón de euros de la cooperación al desarrollo entre un puñado de empresas y patronales catalanas, en algunos casos a través de contratos sucesivos a dedo sin publicidad ni concurrencia e incluso a empresas y fundaciones acabadas de constituir, como ha ido informando en los últimos días eldiario.es/catalunyaplural.cat.

Comisiones Obreras, el sindicato mayoritario que acaba de ganar las elecciones sindicales en la Diputación, ha pedido una reunión urgente al máximo nivel para abordar la situación creada en el conjunto del área de cooperación al desarrollo y lleva meses poniendo en el foco la polémica gestión de su responsable, Jordi Castells Masanés, director de Relaciones Internacionales de la entidad. CCOO exige que se investiguen a fondo las supuestas irregularidades administrativas, según subraya un portavoz del sindicato.

UGT ha emitido por su parte un comunicado en forma de Carta Abierta al presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, en el que entre otras cuestiones le exige cuanto antes la apertura de una investigación interna sobre la gestión de los fondos de cooperación al desarrollo y que, "si se demuestran indicios de algún tipo de irregularidad, se tomen las medidas políticas y jurídicas que correspondan”.

Por su parte, la sección de CGT en la Diputación de Barcelona se ha expresado con gran contundencia: el sindicato considera que CiU lleva tiempo “intentando tapar las vergüenzas a Jordi Castells en Relaciones Internacionales”, pero que la situación le va acabar estallando encima al trascender detalles del manejo de los fondos de cooperación al desarrollo: “Exigimos el cese inmediato de Castells y de su segundo; no admitimos más excusas”, remachó.

La Diputación guarda silencio. Hasta ahora, ha esquivado contestar las preguntas que eldiario.es/Catalunyaplural.cat le remitió por escrito el pasado 15 de mayo con el argumento de que Castells Masanés estaba de viaje, pero toda la semana ha sido visto en Barcelona e incluso en su oficina.

La entidad se limitó a difundir un minicomunicado a través de Twitter en dos tiempos:  Primero: “Hemos destinado 1M€ a través de empresas y fundaciones para proyectos de cooperación al desarrollo. Es un cambio de modelo. Nada más”. Y el segundo: “Creemos en el modelo anglosajón de vehicular ayuda internacional a través de empresas del sector. Igual de legítimo que hacerlo con las ONG”.

Algunas de las prácticas para inyectar fondos de la cooperación al desarrollo a empresas catalanas han sido muy poco anglosajonas. Algunas empresas sin ninguna experiencia en cooperación han recibido varios contratos menores, que no exigen publicidad ni concurrencia, de forma sucesiva y hasta por múltiples vías y con facturación personal de sus directivos, una práctica que los expertos consultados consideran de dudosa legalidad. Estos contratos menores tienen como límite legal los 18.000 euros más IVA, con lo que cualquier subterfugio para trocearlos y esquivar el límite fijado sería irregular.

Este tipo de contratos tampoco pueden renovarse el año siguiente para la misma empresa y el mismo trabajo. Sin embargo, algunos de los contratos de cooperación de la Diputación analizados por eldiario.es/Catalunyaplural.cat los recibió un año después la misma persona, sólo que los facturó a través de un vehículo distinto.

En algunos casos las entidades beneficiarias de los fondos incluso se acababan de constituir. Uno de los casos más polémicos es el de la asociación hondureña ECOSDE. Esta misteriosa entidad se constituyó formalmente el 12 de diciembre de 2014 y a los tres meses la Diputación de Barcelona ya le concedió 83.000 euros a dedo, sin ninguna concurrencia. En las convocatorias anuales de subvenciones para la cooperación al desarrollo, a la que se presentan los agentes más experimentados del sector, ninguna subvención ha superado desde 2012 la cantidad de 75.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha