eldiario.es

Menú

López de Uralde (Equo), sobre tierras raras: la Junta se ha quedado a “medio camino”

El coportavoz nacional del partido considera “insuficiente” la decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha de no paralizar del todo este proyecto de minería

“Nos produce más preocupación que satisfacción porque da la sensación de abrir un camino para llevar a cabo el proyecto cuando se podría cerrar definitivamente”

- PUBLICIDAD -
Campo de Montiel

Campo de Montiel

Los argumentos dados por el Gobierno de Castilla-La Mancha sobre el documento de alcance aprobado para impedir la minería de tierras raras en el Campo de Montiel no terminan de convencer al colectivo ecologista. Desde Equo consideran que esta decisión es “insuficiente” y que, pese a lo argumentado por la Junta de que el procedimiento no está abierto, la iniciativa debería haberse archivado para este tipo de minería, por los propios obstáculos que han puesto otras administraciones como la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) en cuanto a la falta de agua.

El recién elegido coportavoz de Equo a nivel nacional, Juan López de Uralde, ha explicado a eldiarioclm.es que solo con el hecho de que no haya agua suficiente para este tipo de minería ya “no tiene sentido” que el proceso pueda continuar.

“Nos preocupa mucho cuando desde las administraciones se dice que se van a poner condiciones muy duras, porque al final se entra en un proceso en el que se acaba cediendo a los intereses de la empresa”, afirma. Pone como ejemplo otros casos como el de la central nuclear de Garoña. “Al final nos encontramos con que algo que nadie quería que ocurriera, al final acaba ocurriendo”, recalca.

Por eso, insiste en que el Gobierno de Emiliano García-Page debe “cerrar definitivamente la puerta” al proyecto minero de Quantum “por sus graves impactos medioambientales y sobre los recursos naturales”, opinando además que con la aprobación de ese documento de alcance “se ha quedado a mitad de camino”.

De hecho, sobre la posibilidad de que la empresa ahora disponga de un plazo de tres meses para realizar su informe de evaluación ambiental, Uralde considera que deja la sensación de que el proceso “sigue adelante”. Les produce más preocupación que satisfacción porque da a entender que “se abre un camino para llevarla a cabo cuando se podría cerrar definitivamente y no se está haciendo”.

“Es una actuación muy típica del PSOE cuando gobierna, poner una vela a dios y otra al diablo cuando en estas cuestiones hay que tomar partido y nosotros creemos que la posición correcta es estar con la gente y en contra de una minería que no va a traer riqueza sino desolación a Castilla-La Mancha”, ha opinado. Finalmente, ha avisado que desde Equo se mantendrán vigilantes ante este proceso, partiendo del hecho de que ha sido la movilización ciudadana la que ha permitido llegar a este punto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha