eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El periodismo sí tendrá quien lo pague

Nacen una aceleradora de startups netamente periodísticas y una plataforma para colectivizar la propiedad de nuevos medios en todo el mundo

- PUBLICIDAD -
Aparecen nuevas formas de pasar el sombrero mucho más sofisticadas para el periodismo. Ilustración de Hallie Bateman.

Aparecen nuevas formas de pasar el sombrero mucho más sofisticadas para el periodismo. Ilustración de Hallie Bateman.

Tenía que ocurrir antes o después. Quizá no estemos ante Eldorado definitivo por el que tantas veces nos hemos preguntado los que nos preocupa el futuro del periodismo (¡o sí!), pero hay partido, y qué partido. Las dos propuestas que traemos hoy a Colaboratorio tienen algo en común que nos hace pensar que estamos ante proyectos disruptivos: son enfoques realmente nuevos y, al mismo tiempo, se basan en todo aquello que ya se está consolidando en otros mercados o áreas.

Aceleradoras de startups, emprendimiento social, economía compartida. Desintermediación. Colectivización. Multitudes tomando el mando. Dinero fluyendo según nuevas reglas, lejos de las estructuras convencionales. Lo hemos visto y analizado aquí, pero nunca hasta ahora habíamos encontrado una conjunción de estas cosas tan nítidamente enfocadas a un solo objetivo: trazar un camino realmente viable para el futuro del periodismo. Y no de cualquier tipo de periodismo. Como nos revelará el fundador de una de estas dos compañías en la entrevista más abajo, "esto va para quienes quieren invertir en crear sociedades bien informadas en las que vivir".

Media Factory es una aceleradora de nuevas compañías digitales enfocada exclusivamente en medios de comunicación. "Creemos en el negocio del contenido", dicen claramente en su web. "Seleccionamos pequeños equipos de periodistas, invertimos US$ 75.000 en sus emprendimientos y ayudamos a que crezcan rápidamente gracias a nuestra red de mentores e inversores".

IndieVoices, por su parte, es una plataforma que se abrió al mundo este pasado sábado día 23 de noviembre ofreciendo un espacio para que cualquier medio independiente del mundo pueda ser financiado por cualquier persona, y que cualquier persona pueda ser accionista, dueña de uno o varios medios. Comienzan con ocho proyectos de lo más diverso (de Egipto, de Etiopía, de Montenegro, de Indonesia; pero también de EE.UU.) y ofreciendo sólo la opción de hacer donaciones, pero en enero ya estarán ofreciendo la posibilidad de participar en préstamos con y sin interés. Para marzo de 2014 cualquier persona podrá comprar pequeñas porciones de capital de estos nuevos medios , convirtiéndose en lo que su fundador llama "Murdochs fraccionales", en referencia al magnate australiano de la prensa. Para antes del verano ya se podrá incluso negociar con estas participaciones y con la deuda de estos medios en un marketplace. Una auténtica revolución que, como curiosidad, construye su nombre gracias al dominio '.es'.

En un momento en el que el crowdfunding es ya uno de los principales pilares del plan de sostenibilidad económica de casi cualquier proyecto periodístico independiente (como demuestra el periódico Diagonal en Goteo.org), estos dos nuevos caminos que se abren hoy ofrecen una vuelta de tuerca más sofisticada. El crowdfunding se hace mayor, y crece precisamente para salvar una industria imprescindible en la democracia.

Entrevistamos a continuación a los máximos responsables de cada uno de los dos proyectos. Por cierto, si lees las dos entrevistas verás la relación directa, y que quizá no esperabas, que hay entre estos Media Factory e IndieVoices.


INDIEVOICES

Empezamos con IndieVoices y su fundador, Sasa Vucinic. Emprendedor social y fellow de Ashoka, este serbio creó hace ya años el Media Development Loan Fund, organización desde la que ha financiado 277 medios independientes por todo el mundo por valor de 123 millones de dólares, casi totalmente en países en vías de desarrollo, entre cuyos habitantes alrededor de 65 millones se informan cada día de forma veraz gracias a alguno de estos medios. Ahora Vucinic ha ideado la forma “natural” de escalar el impacto de su tarea: abriendo esa capacidad financiadora a cualquier persona del mundo gracias a la Red. Así nace IndieVoices.

"Todo se ha modificado para los medios en la última década, menos su propiedad. Es hora de cambiar esto"

¿Qué vías de financiación va a ofrecer IndieVoices en un principio? ¿Y después?

Vamos a lanzar Indievoices ofreciendo solo contribuciones, de momento. Tememos abarcar más de lo que podamos en un primer momento. En enero introduciremos la nueva generación de productos, dos tipos de préstamos: con interés y sin interés. En marzo introduciremos las inversiones de capital: los inversores podrán comprar pequeñas participaciones en el capital de nuevos medios. A esto le llamamos “unidades fraccionadas de propiedad”. Antes del verano  planeamos abrir un marketplace donde los inversores podrán negociar con estos productos: las participaciones y la deuda. Como se puede ver, tenemos la visión de crear un pack completo de productos de inversión realmente diferenciados en torno a nuevos proyectos periodísticos. Es nuestro objetivo crear un nuevo, innovador y flexible sistema de financiación para medios independientes en el cual cada compañía podrá usar nuestros productos financieros -de la misma forma en que mis hijos usan las piezas de un Lego- para crear estructuras únicas y personalizadas limitadas sólo por dos cosas: las necesidades de la compañía que busca financiación y la creatividad de aquellos que están construyendo su estructura financiera conjuntamente con su audiencia.

¿Cuántos proyectos podremos encontrar para ser financiados en un primer momento? ¿Qué tienen en común estos proyectos?

Vamos a lanzar solamente ocho proyectos. No queremos que compitan entre sí, como ocurre típicamente en otras plataformas de crowdfunding. Por el contrario, queremos que las audiencias de unos y otros les ayuden a alcanzar sus objetivos financieros conjuntamente. Así que hemos desarrollado un sistema dirigido a lograr esto. Todos los proyectos listados van a ser muy diferentes en su tipología y área geográfica. Que podamos ver fácilmente inversores poniendo su dinero en más de un proyecto.

Nuestro punto de partida es que financiando cualquiera de estos proyectos uno estará haciendo este mundo un lugar mejor, contribuyendo a un ecosistema mediático más sofisticado y más diverso. Pero esta es, como digo, nuestra asunción, la colectividad de inversores tendrá la última palabra en esto.

Llamas a los futuros financiadores de nuevos medios "Murdochs fraccionales". ¿Qué tipo de intereses esperas que tenga esta gente para acabar financiando proyectos periodísticos?

La lógica aquí es muy simple: Todo lo relacionado con los medios ha cambiado en la última década, más o menos, y todo se ha vuelto digital, excepto la propiedad de los medios. Esta institución es la misma desde que se inventaron los periódicos. Ha llegado el momento de reinventar esto y alinearlo con nuestra realidad digital. En nuestro mundo digital actual, creo, habrá toda una categoría de personas que querrá ser dueña de medios no por ganar dinero, sino por la oportunidad de crear sociedades bien informadas en las que vivir.

Voy a tratar de explicarlo de otro modo. Seguramente, Jeff Bezos no compró el Washington Post para hacer dinero. Él puede ganarlo de forma mucho más fácil y rápida lanzando un nuevo Kindle al mercado. Yo creo que Bezos compró el Washington Post para mantenerlo como fuente de información y conocimiento para la audiencia a la que ya sirve. Tú y yo podemos hacer lo mismo. Pero, como individualmente no somos tan ricos como Bezos, tenemos que juntar nuestros recursos para alcanzar el mismo objetivo. Así, 10.000 personas viviendo en Madrid y juntando sus recursos (pongamos 1.000 euros por cabeza) crearían un fondo de 10 millones de euros, lo cual es más que suficiente para lanzar un excelente nuevo medio digital. Siendo los propietarios de esta compañía, estas 10.000 “fracciones de Murdoch” pueden darle a este nuevo medio un mandato diferente: “no hagáis periodismo amarillista para lograr más publicidad, en lugar de preocuparos por lograr beneficios, preocuparos de darnos periodismo de alta calidad”. De esta forma, cada país podría tener su propio ‘The Guardian’, y cada uno de nosotros podrá financiar el equivalente del Scott Trust [la empresa sin ánimo de lucro que edita el periódico inglés]. Los medios no volverán a ser lo mismo nunca más. Para facilitar que todo esto ocurra es por lo que se ha creado IndieVoices.

¿Podría un medio tradicional, como por ejemplo El País en España, un periódico líder que ha pasado de ser rentable y controlado por una familia a estar en el filo y en manos de la banca y de diferentes fondos de inversión ajenos a cualquier interés en el periodismo, ser cofinanciado por su audiencia en IndieVoices?

No hay nada que impida que un medio tradicional sea listado en IndieVoices, excepto por una única razón: realmente no tendría sentido para dicho medio. Sus inversores actuales tendrán sus objetivos propios, los cuales seguramente serán muy diferentes de los que nosotros promovemos. Nosotros queremos crear, formar y organizar una nueva clase de inversores en medios: aquellos que estén motivados por los beneficios sociales que la gran calidad del periodismo ofrecido por los medios independientes ofrecen a la sociedad sobre la que informan. Esta nueva clase de inversores estará satisfecha con un beneficio anual de un 4% o 5% sobre su inversión, que obtendrán al mismo tiempo que su inversión rinde beneficios sociales. Me temo que tan diferentes y un tanto opuestas motivaciones de inversión puedan no coexistir en la misma organización, y si me preguntas, es incluso mejor no tratar de mezclarlas. Nosotros queremos proveer un nuevo tipo y una nueva fuente de financiación para medios digitales también nuevos y que operan en una también nueva economía compartida.

¿Podría un periodista individual o un grupo de ellos conseguir financiarse vía IndieVoices?

Sí, periodistas individuales o agrupados podrán financiarse a través de sus audiencias usando nuestra plataforma. La lógica aquí es simple: mientras tu contenido contribuya al ecosistema mediático haciéndolo más profundo y sofisticado, puedes usar nuestra plataforma. ¿Ganarás financiándote a través de la multitud? Bien, la multitud decidirá si cree que tu contribución al ecosistema mediático es necesaria, y lo decidirá con sus carteras en la mano.

(Puedes leer y contrastar la entrevista original, en inglés)

————

MEDIA FACTORY

Mariano Blejman es un periodista de datos argentino. Trabajó como redactor jefe en Página12 y es co-organizador del capítulo de bonaerense del Hacks/Hackers, el segundo más amplio del mundo. Desde el pasado marzo es Knight International fellow por el International Center for Journalists y es en este marco desde el que lanza Media Factory. Su objetivo es muy claro: seleccionar pequeños grupos de periodistas (3) a los que financiar para que monten medios inicialmente especializados en economía y política y, a través del ‘mentoreo’ propio de las aceleradoras, hacer crecer hasta medios generalistas y ampliar su financiación en sucesivas rondas.

"Los fondos que manejamos están enfocados a la construcción de la democracia y la participación"

Buscan financiar proyectos periodísticos que puedan escalar a generalistas pero partiendo de nichos muy concretos: política y economía. ¿Por qué?

Básicamente, creemos que los medios digitales dominantes provienen de política y economía. El caso de eldiario.es es una muestra de ello. Pero, además, los fondos que invierten en Media Factory, algunos de ellos, enfocan su inversión en la construcción de la democracia, la participación, y de ahí que estos sean los dos ejes centrales del tipo de medios que buscamos. La política y la economía, la información sobre esas áreas, son las temáticas que realmente le cambian la vida a la gente.

¿Cuándo se darán a conocer los primeros proyectos acogidos por MediaFactory y qué tipo de proyectos serán? ¿Más o menos parecidos pero discriminados por regiones o países, o totalmente diferentes en su enfoque, propuesta de valor o modelo de negocio?

Estamos buscando crear medios nuevos digitales dominantes, lo que no quiere decir que no estemos abiertos a emprendimientos ya empezados y que hayan mostrado algo de tracción. Creemos que los emprendedores que llevan varios años en su idea tienen un valor que aportar. El objetivo inicial es crear nuevos medios pero estamos dispuestos a escuchar cada caso en particular. Aquellos que realmente tienen ganas de recibir ayuda y han estado luchando en los últimos años también son bienvenidos. Los primeros se darán a conocer a comienzos de 2014, estamos en etapa de preselección. Cada medio seleccionado deberá ser acotado a un mercado en particular, de allí que harán cosas más o menos parecidas pero en mercados diferentes. Por eso se llama Media Factory, una fábrica de medios de comunicación que hacen más o menos lo mismo y cada equipo aprende de lo que hace el otro.

¿Cuál es el modelo de negocio de Media Factory? En la web explicais que en principio tomáis el 17-18% de los proyectos, ¿podemos suponer, pues, que el objetivo es acabar vendiendo esa participación en sucesivas rondas de inversión? ¿De qué manera? ¿otros inversores, business angels, capital riesgo, etc.?

Media Factory cumple el rol de ‘manager partner’ y ejecución de la inversión. Pero los inversores invierten directamente en las empresas, y ese es el monto total esperado en la primera inversión. Media Factory tiene un porcentaje muy menor de las empresas (el 2%) por management, promoción, armado del programa y ejecución de las inversiones, pero los partners invierten directamente en los equipos seleccionados. Media Factory ayuda también a conseguir nuevas rondas de inversión en caso de que los equipos demuestren algún tipo de crecimiento en la tracción. Los mismos fondos que invierten pueden entrar en otras rondas, o buscar nuevos inversores. De hecho, en el equipo de mentores está Lisandro Bril, de AX Ventures, que está esperando entrar en ‘Series A’, es decir, en una nueva ronda.

La inversión parece fija en 75.000 dólares y a seis meses ¿Es así en cualquier caso? Esto supondría valorar a priori cualquier emprendimiento que acoja Media Factory en más de 400.000 dólares. ¿De dónde provienen los fondos para las primeras operaciones?

Eso es para organizar el programa, y la inversión inicial va una parte para asegurar los sueldos durante cuatro meses en Buenos Aires de un equipo de tres personas por proyecto incubado, y el resto es en servicios, creación de empresas, mentores y creación de un equipo de asistencia a Media Factory para cinco equipos. No hay gastos extras ni de promoción asociados a la inversión. Es decir, sólo se invierte en las empresas. La primera ronda proviene de Media Development Investment Fund (MDIF), que es un fondo que invierte en medios en todo el mundo y cuyo antiguo CEO, Sasa Vucinic va a lanzar ya mismo IndieVoices; NXTP Labs; una aceleradora de tecnología parte de la Global Acelerator Network y Globant a través de su fondo Vivid Growth, un fondo de esta empresa que está a punto de salir al Nasdaq. De todas maneras uno de los valores menos medibles y más fuertes es la red de mentores que va a participar de la MediaFactory, gente de mucho conocimiento sobre "lo que pasa" en medios-internet y que pueden generar un gran valor para emprendedores. Además, los servicios de Media Factory son el ‘wishlist’ de lo que uno siempre quisiera para empezar un emprendimiento.

Me llama la atención que, a diferencia de otras aceleradoras de startups, aquí la vertiente tecnológica no parece ser la clave. Pedís equipos de 3 periodistas, ningún CTO, y vosotros dáis acceso a diseñadores, programadores, etc. ¿Tenéis alguna tecnología prediseñada para los proyectos en su fase más incipiente?

El primer CTO lo vamos a poner nosotros. Estamos evaluando cinco o seis opciones, y se va a terminar de definir en estos días pero lo más importante es que los equipos tengan mentalidad de internet maś que de periodismo tradicional.

Leo en este post de Knight Center lo siguiente: "Para  Syed Karim, el director de innovación del MDIF, invertir en medios incluso es una apuesta más segura que en proyectos tecnológicos, porque es más fácil medir el impacto del producto y la inversión en infraestructura es mucho menor." Aunque no lo dijiste tú, si estás de acuerdo con tu compañero de staff, ¿podrías ahondar en esta afirmación, por favor?

¿Por qué elegimos sólo periodistas? Casualmente esta nota explica mejor que yo el por qué. Básicamente, tres buenos periodistas se sientan en una redacción y en dos o tres días tienen funcionando un producto. Se puede medir exactamente qué pasa con su flujo de trabajo y hasta dónde está llegando. En épocas de Internet, insisto, eldiario.es es un ejemplo de eso, los lectores siguen mucho a firmas y el tráfico se puede reorganizar. Básicamente estás comprando valor simbólico.

Tú también dices en esa nota: “Yo creo que el contenido es dinero”. Imagino que te refieres al contenido de calidad, pero ¿por qué es más rentable el contenido periodístico que, por ejemplo, el entretenimiento?

El contenido es dinero porque es un bien de inversión. uno invierte en contenido y espera una retribución a cambio. Los periodistas estamos acostumbrados a sentarnos en una redacción y que las cosas pasen. No tenemos ninguna relación con el valor de lo que nosotros hacemos y creemos que Media Factory tiene un rol que cumplir ahí.

¿Por qué alguien va a invertir en un medio periodístico en América Latina antes que en un site de branded content (publicidad en formato periodístico) o de periodismo-de-entretenimiento tipo BuzzFeed?

Primero, este proyecto es parte de mi Knight Fellowship del International Center For Journalists, cuya misión es mejorar la calidad del periodismo en el mundo. Mi programa tiene que ver con generar ecosistema de innovación y tiene otros temas (se llama pinlatam.org, programa de innovación en noticias e incluye otro tipo de acciones) que tienen que ver con mi experiencia mezclando mundos de periodistas, programadores, diseñadores a través de Hacks/Hackers Buenos Aires. Además, dos de los fondos invierten en medios y tienen definida su participación en emprendimientos que mejoren la vida de las sociedades. Puede sonar naïf pero es lo que hacen MDIF e IndieVoices. A BuzzFeed es probable que los tengamos en la red de mentores también para entender lo que están haciendo. Pero temáticamente, ni BuzzFeed ni los 'branded content' le cambian la vida a la gente.

¿Cómo va a ser la colaboración entre Media Factory e IndieVoices? ¿Van a buscar el restante 82-83% en esta plataforma?

Es parte de la inversión inicial y va a ser la primera experiencia de crowfunding for-profit de ellos, y probablemente una de las primeras en el mundo. No vamos a buscar ese restante en la plataforma. Para segundas rondas vamos a buscar compromisos de capital riesgo más que de crowfunding. Pero sin duda una buena campaña de crowfunding a través de IndieVoices validaría también una segunda ronda.

Por último: hablan de América Latina, no de Iberoamérica. ¿Tienen los jóvenes periodistas-emprendedores españoles las puertas de Media Factory abiertas o cerradas?

Mi programa de innovación está basado en América Latina, arrancamos con habla hispana y estamos a punto de abrir la convocatoria para Brasil. Por ahora no estamos pensando en Europa, aunque podría ser que se replique en otros continentes en el futuro.

Ilustración principal: Hallie Bateman

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha