eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Lamazares presenta en México "Alfabeto delfín", su respuesta a grafiteros

- PUBLICIDAD -
Lamazares presenta en México "Alfabeto delfín", su respuesta a grafiteros

Lamazares presenta en México "Alfabeto delfín", su respuesta a grafiteros

La "z" es un corazón, la "u" está representada por una uva, la "c" es una persona arrodillada, la "d", que simboliza a la divinidad, es un triángulo equilátero; estos son algunos de los caracteres que protagonizan la exposición "Alfabeto delfín" que el artista español Antón Lamazares presenta en México.

La muestra, que mañana inaugura el Centro Cultural de España en Ciudad de México, se compone de 33 cuadros en los que el pintor plasma, con su peculiar alfabeto y en fondos de color, sus versos.

"Alfabeto delfín" es la "respuesta" de Lamazares (Lalín, Pontevedra, 1954) a los grafiteros: "Ellos tienen una energía que manifiestan en las calles, y yo construyo mis ideas bajo su inspiración", afirma el artista en una entrevista a Efe.

De formación autodidacta, vivió sus inicios en el mundo de la poesía, lo que le ha influenciado a la hora de encarar esta serie, en la que profundiza en la importancia de la palabra, en "lo que se dice y cómo se escribe". Y escribir, remarca, también "es una manera de pintar".

"La emoción más bonita que tuve fue la primera vez que vi una partitura musical", recuerda Lamazares, asegurando que ahora es él quien provoca una sensación similar con sus cuadros, a través de unos textos que, aunque a primera vista no se comprendan, pueden desentrañarse gracias a una guía disponible en la exposición.

Visualizar estas obras, señala el comisario de la muestra, Manuel Blanco, es como ver "una pantalla" en que la cabeza del espectador "proyecta imágenes con lo que le sugiere aquello que está leyendo".

"Es el espectador quien completa la obra, por eso hay un cuadro distinto para cada persona y no hay una percepción idéntica de esa obra dos veces", continúa el comisario.

"El arte es multi-multi visionario, cada uno da su punto de vista y eso es lo importante; que el arte no es una ciencia", complementa Lamazares.

El pintor realiza sus creaciones sobre materiales como el cartón y la madera, lo que le permite jugar con las texturas, realizando incisiones que los lienzos tradicionales nunca permitirían.

"Llego a pintar así porque quiero hacer una cosa más sencilla, más misteriosa, más interior, y por supuesto, que el cuadro responda a mis intenciones, que se van descubriendo día a día", explica el artista, quien dice atravesar "una evolución constante y necesaria".

Los textos encuentran su inspiración en fuentes tan diversas como los versos de Lorca y Alberti, los toros, el libro "Amadís de Gaula" y el ojo "ensangrentado" del caballo que Tiziano pintó en "Carlos V en la Batalla de Mühlberg".

En ellos no olvida las raíces de su tierra, Galicia -varios de los versos están escritos en gallego-, y su influencia religiosa: "El diálogo con Dios es lo más grande que puede hacer un pintor", corrobora, matizando que, aunque parte de su obra esté encaminada en este sentido, eso no significa que no se meta "en otros charcos".

"Alfabeto delfín" es la primera exposición dedicada a Lamazares en México, y podrá visitarse hasta el 5 de abril de 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha