eldiario.es

Menú

València gasta dos millones de euros en la retirada de 900 toneladas de toallitas

Los servicios de mantenimiento han liberado un tapón de un kilómetro de longitud en el colector norte, y aún queda por limpiar el tramo que va de la Ciudad de las Ciencias a Pinedo.

El Ayuntamiento ha iniciado una campaña de concienciación y ha pedido al Gobierno que obligue a las empresas a indicar que se deben de tirar a la basura y no al inodoro.

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Un operario extrae montones de toallitas del colector norte

Un operario extrae montones de toallitas del colector norte

Como si de un auténtico gusano gigante de toallitas higiénicas se tratara, el Ayuntamiento de València ha retirado en lo que va de año un tapón de un kilómetro de longitud de este residuo, junto a otros como bastoncillos para los oídos, hilo dental o preservativos, del colector norte de la ciudad.

Según ha informado este miércoles el concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, esta actuación extraordinaria ha supuesto hasta ahora un coste de 2 millones de euros y se han retirado un total de 900 toneladas.

Este gasto, al ser extraordinario, se suma al coste general del mantenimiento del alcantarillado de la ciudad que gestiona Acciona, por valor de 10 millones de euros al año.

Sarriá ha explicado que hasta ahora se ha liberado la parte del colector que discurre bajo el viejo cauce del río desde la zona norte hasta la Ciudad de las Ciencias, pero que los trabajos seguirán el año que viene hasta limpiar el tramo que va desde el complejo turístico hasta la depuradora de Pinedo, por lo que el gasto irá en aumento en función del volumen de residuos a retirar.

El edil ha explicado que este producto, además de colapsar los colectores, daña las estaciones de bombeo, muy importantes para llevar las aguas fecales hasta las depuradoras. Una de las que ha sufrido daños al respecto ha sido la Gascó Oliag.

Ante esta situación, el concejal ha presentado una campaña de concienciación en la que, bajo el lema 'Tovalletes al fem', pretende que los ciudadanos conozcan los problemas que genera el vertido de este producto al inodoro y que se acostumbren a tirarlo a la basura.

Además, ha recordado que mediante una moción aprobada en el pleno del Ayuntamiento, se instó al Gobierno a que obligara las empresas que comercializan estas toallitas a indicar de forma clara que se deben de tirar a la basura, mientras no sean biodegradables.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha