eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España es el séptimo país de la OCDE donde más ha crecido la desigualdad desde 2010

En ese año se produjeron los primeros grandes recortes de la crisis económica en España

En España la desigualdad creció un 3,7%. El mayor aumento es el observado en Grecia (8%) y la mayor caída se ha producido en Turquía (-12%)

El organismo que preside Ángel Gurría alerta de que la brecha entre los que más ingresan y los que menos sigue siendo "históricamente alta" en los países de la OCDE

- PUBLICIDAD -
Casi 1,3 millones de madrileños viven en riesgo de pobreza, denuncia CCOO

EFE

La desigualdad sigue siendo "históricamente alta" en los países de la OCDE  (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Y España está situada entre los que cada vez más sufren esa lacra en los últimos años. Según el informe sobre Reformas Fiscales publicado este miércoles, España fue el séptimo país de 33 donde más creció la desigualdad entre 2010, año en que comienzan los recortes en este país, y 2014, último disponible en el estudio. 

El organismo que preside Ángel Gurría, y que utiliza el llamado "índice de Gini" para medir la desigualdad, dice que durante la crisis financiera la brecha entre los que más ingresan y los que menos ha crecido en 20 de los 33 países con datos disponibles de la OCDE.


¿En qué países aumentó o disminuyó la desigualdad durante la crisis?

Variación del índice de Gini entre 2010 y 2014 en los países de la OCDE

Fuente: OCDE

El mayor aumento de la desigualdad es el observado en Grecia (8%) y la mayor caída se ha producido en Turquía (-12%). Para la media de la OCDE, el coeficiente de Gini sobre los ingresos del mercado (basado en el población), sólo subió ligeramente (0,7%) en comparación con 2010.

Reducción de la desigualdad gracias a los impuestos

La institución analiza también cómo se queda la desigualdad una vez que operan los impuestos y los subsidios y otros mecanismos públicos como la sanidad, herramientas con las que cuenta el Estado para redistribuir los ingresos. En promedio, en los países de la OCDE, estos sistemas redistributivos reducen la desigualdad en más de una cuarta parte. No obstante, el impacto de la redistribución ha menguado en dos tercios de los países de la OCDE desde 2010. Esto puede reflejar, explica la OCDE, que los recortes y la reducción de la progresividad del sistema tributario han hecho mella en los mecanismos de redistribución.


¿Cuánto disminuyen la desigualdad los impuestos y las ayudas en España?

Variación del índice de Gini después impuestos y ayudas o subvenciones en 2014

Fuente: OCDE

Existen diferencias considerables entre los países, y la redistribución más exitosa se realiza en Irlanda (41%) y la más débil en México (0,3%). En España la reducción es del 34%.

Presión fiscal respecto a PIB

Además, el organismo con sede en París ha actualizado el porcentaje del PIB de cada país miembro que se ingresa en impuestos. En este caso, España está en el 33,8%, lejos del país con menores ingresos, que es México (17,4%) y también de Dinamarca, que es el que cuenta con mayores ingresos por impuestos (46,6%). En todo caso, España está lejos de la media europea.


La presión fiscal en España, lejos de la mayoría de países europeos

Impuestos recaudados por cada país en relación a su PIB en 2015

Fuente: OCDE

 La competencia alienta la bajada de sociedades en la OCDE

Por otro lado, el informe muestra que la competencia entre países para ser atractivos para las empresas sigue alentando la rebaja del impuesto de sociedades en la OCDE, donde, aunque la recaudación se ha recuperado, sigue lejos de los niveles anteriores a la crisis financiera, informa Efe.

En 2016 el tipo medio en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en el 24,7%, lejos del 32,2% de 2000.

Esta tendencia genera inquietud en el secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría, que considera que merece "un examen atento" porque "la intensificación de la competencia en los tipos del impuesto de sociedades después de un periodo de relativa estabilización en los años que siguieron a la crisis plantea desafíos a los gobiernos".

España fue uno de los países que han llevado a cabo reducciones de ese impuesto que grava los beneficios de las empresas en los últimos años, al pasarlo del 30% al 28% en 2015 y al 25% en 2016.

El descenso más pronunciado estos últimos años fue el del Reino Unido, donde pasó del 28% en 2008 al 19% este año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha