eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rato declara mañana ante el juez por contratar a su excuñado en Bankia

- PUBLICIDAD -
Rato declara mañana ante el juez por contratar a su excuñado en Bankia

Rato declara mañana ante el juez por contratar a su excuñado en Bankia

El exvicepresidente del gobierno Rodrigo Rato declara mañana por las presuntas irregularidades del fichaje en Bankia de su excuñado Santiago Alarcó, dentro de la causa que investiga al exministro por varios delitos, entre ellos blanqueo, corrupción entre particulares y administración desleal.

También están citados a declarar ante el juez de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, la exsecretaria personal del ex director gerente del FMI, Teresa Arellano, y el propio Alarcó, protagonista de las pesquisas en esta pieza separada del caso Rato.

Su incorporación en Bankia en 2011 durante el mandato del exministro al frente de la entidad despierta las dudas de la Fiscalía Anticorrupción, que sospecha de un posible trato de favor a raíz de los beneficios recibidos por Alarcó como experto en mercados internacionales.

En concreto, el sumario recoge los sucesivos incrementos salariales percibidos por éste, que comenzó cobrando 120.000 euros anuales en 2011 y dos años después llegó a ganar más de 480.000 euros.

Unos hechos por los que tendrá que responder nuevamente Rato, que en su anterior comparecencia explicó que contrató a su excuñado por su dilatada experiencia y con el objetivo de reforzar esta área, si bien varios de los exempleados no han sabido explicar a la justicia de qué se ocupaba exactamente Alarcó.

La fiscal del caso, Elena Lorente, también ve sombras en la contratación de Arellano, quien, según los investigadores, fue ganando competencias en Bankia hasta hacerse cargo de la dirección general de comunicación, convirtiéndose así en la persona más próxima a la presidencia con un sueldo de unos 5.000 euros al mes.

"Teresita" -diminutivo con el que en ocasiones se dirigía a ella Rato- ha sido una de las figuras más destacadas del caso hasta el punto de que varios testigos la han situado en el centro de la investigación por su presunta "cercanía" con su exjefe.

Los términos del contrato de Arellano reflejan una retribución de 110.000 euros en 2010, de 213.000 euros en 2011 y de 374.500 euros en 2012, así como una indemnización por despido de 339.619 euros, con una antigüedad reconocida de doce años, aumentos que, a tenor de la Fiscalía, podrían suponer un ejemplo de administración desleal.

Pero además de su papel en Bankia, otra de las incógnitas está en la cuenta bancaria a nombre de la exsecretaria, apoderada de varias sociedades de la trama con la que Rato habría cometido un supuesto delito fiscal, en el refugio fiscal de las Islas Caimán, donde este habría realizado una transferencia en 1998, movimiento cuyo origen ahora ambos afirman desconocer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha