eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Y si lo peor está aún por venir en 2013?

La realidad ha batido las peores expectativas de los expertos para 2012

Para este año se prevé que continúe la destrucción de empleo al desaparecer otros 300.000 puestos de trabajo según las previsiones

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La cifra de hogares con todos sus miembros en paro subió en 2012 a 1.833.700

La cifra de hogares con todos sus miembros en paro subió en 2012 a 1.833.700

La destrucción de empleo en 2012 es una nueva muesca en el historial de errores de los economistas. Ni en las peores previsiones del Gobierno o de los expertos internacionales se contempló una pérdida de puestos de trabajo cercana a los 850.000 empleos, pese a que la estimaciones sobre contracción de la actividad económica sí han estado en la línea de lo esperado.

Según el cuadro macroeconómico aprobado por el Ejecutivo en julio, en 2012 se iban a destruir 370.000 empleos, con un escenario de caída del PIB del 1,5% (algo peor que el resultado final que estará en el 1,3%). El resto de expertos y organismos internacionales han ido igual de desencaminados. Según la actualización a diciembre del consenso de economistas que reúne Funcas (el servicio de estudios de las cajas de ahorros), la pérdida de empleos debería haberse quedado en 420.000 empleos menos (ver archivo adjunto).

Teniendo en cuenta esta amplia desviación en las previsiones pasadas, hay que tomar con especial cautela las expectativas para este año, que son de nuevo muy malas. Según el dato oficial con el que Hacienda ha elaborado los Presupuestos Generales de 2013, en este año se perderían, como mucho, 20.000 empleos. Las cifras que maneja el Ejecutivo han sido tildadas de forma reiterada como muy optimistas.

Así, el consenso de economistas contempla un recorte de casi 300.000 puestos de trabajo. De los expertos consultados por Funcas en diciembre, el más pesimista es José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, que augura que este año desaparecerán otros 420.000 puestos de trabajo. Entre los organismos internacionales, el más agorero es la Comisión Europea, que predice una pérdida de hasta 270.000 empleos.

Con las previsiones aún por revisar, la tasa de paro terminaría el ejercicio 2013 en el 26,5%. De nuevo Díez es el más pesimista, ya que augura una tasa de desempleo superior al 28%. Intermoney ha llegado a estas cifras basándose en un escenario de caída del PIB en 2013 del 2%, frente a la previsión oficial de que la actividad económica apenas se reducirá en cinco décimas. Por lo pronto, Díez ha acertado en que en 2012 el PIB se contrajo en un 1,3%.

En las predicciones oficiales, nunca se contempló que la tasa de paro alcanzara el 25%. Ahora cabe espera a ver cómo se reformulan las cifras una vez conocido este desolador panorama en el mercado de trabajo.

La elevada desviación sobre las estimaciones adelantadas, puede tener su origen en la abultada destrucción de empleo público, un elemento ligado a las políticas de austeridad aprobadas a lo largo del ejercicio, y más difícil de calcular para los economistas. Según los datos publicados hoy, el sector público ha pulverizado alrededor de 220.000 puestos de trabajo en un año.

La única llamada a la esperanza es que los pésimos registros de 2012 se haya anticipado parte de la destrucción de empleo prevista para este año. Con todo, las recientes previsiones de los organismos internacionales, ayer mismo el FMI empeoraba sus previsiones para 2013 y 2014, ponen en solfa cualquier mejoría.

Históricamente, España no ha logrado crear empleo sin alcanzar tasas de crecimiento por encima del 2% del PIB. Con las previsiones actuales, oficiales y oficiosas, no veríamos hasta finales de 2014 o principios de 2015 un ritmo de actividad similar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha