eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Todo listo en el centro de acogida de refugiados de Mérida: un seguimiento de 18 meses y capacidad para 30 personas

Las primeras personas llegarán al centro que gestiona Cruz Roja a finales de abril, según las estimaciones

Allí recibirán atención psicológica, asistencia social y asesoría legal, con el objetivo de lograr una integración plena

- PUBLICIDAD -
Cientos de refugiados dejan los centros de acogida húngaros y marchan hacia Austria

EFE

Las instalaciones están a punto, y el personal preparado para ponerse manos a la obra. Las previsiones indican que el centro de Refugiados de Mérida recibirá las primeras personas refugiadas a finales de abril.

Son estimaciones, puesto que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social es el competente en esta materia de asilo y refugio. El centro lo gestiona Cruz Roja y  ha reabierto sus puertas siete años más tarde de echar el cierre (antes lo gestionaba CEAR).

Ofrece un protocolo de acompañamiento de 18 meses de duración, enfocado a lograr la plena integración en sociedad de los solicitantes de asilo y refugio. El centro tiene una capacidad máxima de 30 personas, pudiendo acoger tanto a gente que viene sola como a unidades familiares. Por ejemplo un matrimonio con varios hijos.  

Una vez que llegan al centro se les facilita alojamiento y manutención, así como la cobertura de sus necesidades básicas, explica José Aurelio González, coordinador regional de Cruz Roja Extremadura.

Durante el proceso reciben una intervención completa enfocada a lograr la integración plena en la sociedad de acogida. Reciben  atención psicológica, asistencia social y asesoría legal. En el proceso les acompaña una red de voluntarios y trabajadores, desde la primera acogida hasta la fase de autonomía.

¿Quiénes vendrán?

Se espera la llegada tanto de solicitantes de asilo como personas refugiadas procedentes de uno de los campos de personas refugiadas de  Grecia o Italia. También desde los Centros de Estancia Temporal (CETI) que hay en el territorio español.

Las personas beneficiarias son víctimas de los conflictos y la violencia en países como Siria, Afganistán o Irak, pero también de conflictos violentos de otras partes del mundo como Eritrea o El Congo.

Los datos que maneja Cruz Roja indican que desde 2015 hasta la actualidad han llegado casi 1,2 millones de personas refugiadas y migrantes a las costas europeas, la mayoría huyendo de la violencia y la persecución.

Estima que más de 62.000 personas siguen atrapadas en Grecia, distribuidas en campos formales e informales. Mientras miles de personas siguen estancadas en las islas. Al ritmo de acogida sigue siendo lento, y las personas necesitan servicios básicos y ayuda humanitaria.

Las fases de acogida

La acogida de las personas en el centro de acogida comprende un protocolo de 18 meses de duración, aunque puede ampliarse hasta los 24 meses en los casos de personas más vulnerables.

La primera fase es un momento de evaluación y diagnóstico antes de ser acogidos y atendidos. Una vez en el centro de acogida comienza un periodo de seis meses de estancia, donde se cubren sus necesidades básicas desde que llega a España hasta que adquieren las habilidades necesarias para ser independiente una vez que salga del centro.  Nada más llegar tienen derecho a la asistencia sanitaria y los niños son escolarizados.

Una tercera fase comienza cuando salen del centro y reciben un seguimiento, con el apoyo en este caso de Cruz Roja, para promover su autonomía. Reciben asesoramiento y acompañamiento, así como ayudas de manutención y alquiler. 

La última etapa, hasta los 18 meses, busca su completa autónoma y cierra el ciclo. El objetivo es que la persona logre un empleo y una cualificación. No es necesario que las personas refugiadas realicen todo el proceso para ponerse a trabajar, de modo que si adquieren las habilidades con anteriorioridad pueden incorporarse al mundo laboral antes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha