eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Libros en formato 'app': un negocio aún ruinoso que mira hacia el futuro

Esta nueva forma de contar historias con vídeo, sonido e interactividad empieza a tener su público sobre todo entre los más pequeños. Sin embargo, pocas editoriales apuestan por la literatura en formato 'app'. Requiere una inversión muy alta para un precio demasiado bajo. Los beneficios, de momento, brillan por su ausencia.

- PUBLICIDAD -
El negocio de vender libros en formato 'app'

El negocio de vender libros en formato 'app'

Cada vez más lectores se sirven de los libros electrónicos para amenizar su ruta hacia el trabajo en transporte público o evadirse un par de horas antes de dormir. El pasado año, las ventas de los libros en formato digital aumentaron un 37.1%, según los datos más recientes de la Federación de Gremios de Editores de España.

Sin embargo, no todos los lectores se conforman con el simple placer de leer. Hay quienes rechazan ser un mero espectador pasivo de la historia y prefieren elegir qué leer, cómo hacerlo y en cuántos idiomas. Son apasionados de otro tipo de libros: aquellos en los que las letras conviven con las imágenes y el vídeo y la interactividad juega un papel importante.

Hablamos de los libros en formato 'app', una nueva manera de contar historias que parece haber encontrado su razón de ser en el público infantil. “Las aplicaciones integran contenidos multimedia que las hacen muy atractivas para los niños, [además de] la música, las animaciones y el tener juegos aparte del cuento”, explica a HojaDeRouter.com Marga Martínez, directora de Sanoen.

Sanoen es una de las pocas editoriales españolas dedicadas a desarrollar este tipo de aplicaciones. La empresa inició su andadura en 2010, tras darse cuenta de las pocas 'apps' educativas para las tabletas que había en el mercado. La fundadora, una escritora novel de cuentos infantiles, tuvo que transformar las historias ya creadas “pensando en digital, porque así realmente podías aprovechar todas las posibilidades que ofrecen las tabletas, como la interactividad, la música o la inclusión de varios idiomas”.

Un libro-'app' de Sanoen

Uno de los libros en formato 'app' de Sanoen

La pequeña editorial de Marga no fue la única en darse cuenta de lo atractivo que resultaba para los niños el formato digital. Según nos cuentan desde DADA Company, otra empresa dedicada al desarrollo de 'software' y juegos infantiles, con sus libros en formato 'app', la compañía intenta combinar la magia del álbum infantil ilustrado con los videojuegos y los dibujos animados.

Un producto que nada tiene que ver con el libro tradicional. “Piensa en 'La guerra de las galaxias', donde tienes la película, el cómic y el videojuego. Cada medio tiene sus características y en este tienes sonidos, música, interactividad o animación”, explica David Yerga, CEO de DADA Company.

También para adultos

Los libros que encontramos en las tiendas de 'apps' no son solamente infantiles. En el mundo de la poesía también hay escritores entusiasmados con la idea de enriquecer su obra gracias a las posibilidades que ofrece una aplicación. Es el caso de Márius Sempere, un famoso poeta catalán que se animó a lanzar una antología dedicada a los conceptos del azar y el infinito en forma de 'app'.

“El libro que ideamos es infinito. Es como un pergamino que va bajando conforme vas leyendo y es azaroso porque siempre que abres la 'app', o incluso si agitas el iPad o el iPhone, los poemas salen en un orden diferente”, explica Emma Llensa, portavoz de Ubicuo Studio, la editorial que desarrolló el 'libro-app' de Sempere.

A diferencia de lo que sucede con los libros tradicionales - el autor se acerca con su obra a las editoriales para conseguir que la publiquen -, es Ubico quien se dirige a los escritores para convencerles de contar su historia en formato 'app'. Normalmente, acaban aceptando. “Siguen queriendo publicar primero sus obras en papel, pero les gusta mucho experimentar”, afirma Llensa.

Existen libros-aplicaciones también para adultos

También hay aplicaciones para adultos

No han sido los poetas españoles los únicos en experimentar con la tecnología. Desde hace tiempo, grandes y pequeñas editoriales en Estados Unidos han visto en el formato aplicación un nuevo negocio.

Sirvan como ejemplos Chopstick, uno de los libros en formato 'app' que ofrece la editorial Razorbill Books - la filial estadounidense de Penguin Random House -, en el que el lector se engancha a la historia a través de recortes de periódico, imágenes o canciones; Oceanhouse Media, una editorial californiana centrada en 'libros-app' infantiles; o Sourcebooks, en cuyo catálogo encontramos 'Put Me In The Story', una 'app' que permite a los padres contar cuentos personalizados a sus hijos.

Compañía precavida vale por dos

Tanto en Estados Unidos como en España, la descarga de este tipo de literatura resulta más barata que comprar un libro en formato 'eBook', costando entre tres y seis euros. Un precio que no compensa la inversión de las editoriales. “El campo de las aplicaciones es un campo muy duro y el retorno de la inversión, por lo menos en el primer año, dudo que lo consiga el 80% de los desarrolladores”, afirma Yerga. "Otra cosa es que no esperes recuperar esa inversión de forma inmediata”.

Edebé fue una de las pocas editoriales tradicionales que decidieron apostar por esta nueva forma de leer. Desde 2013, la compañía viene ofreciendo aplicaciones infantiles que se caracterizan por incorporar actividad, juegos educativos, guías para padres y por la posibilidad de que los niños creen su propio cuento o realicen alguna recreación histórica.

Libro digital

La literatura en formato 'app' er su público, sobre todo entre los más pequeños. Sin embargo, pocas editoriales apuestan por la literatura en formato 'app'. Requiere una inversión muy alta para un precio demasiado bajo

Según nos cuenta Raquel Mayordomo, gerente de servicios y plataformas digitales de Edebé, los libros electrónicos infantiles y los libros en formato 'app' son dos negocios distintos y hay usuarios para ambos, pero reconoce que este último no arroja beneficios de momento.

“En nuestro caso particular, no compensa la gran inversión económica que hay que hacer para desarrollarlas ni para ir adaptándolas, a posteriori, a los cambios de versiones de sistemas operativos y dispositivos”, confiesa.

De acuerdo con Mayordomo, al no ser rentable, la mayoría de editoriales españolas no apuestan por este tipo de literatura. Un obstáculo al que se suma la dificultad de imaginar y escribir 'libros-app'. Nos lo aseguran desde la editorial Anagrama, que vende libros en formato ePub. “No hemos considerado esta alternativa porque en ficción literaria no es fácil, y el autor debe permitir que se altere su obra”, señala Paula Canal, portavoz de la compañía.

¿Cuándo piensan hacerlo? Cuando vean que las grandes editoriales consiguen grandes beneficios con ellas en Estados Unidos. “Están esperando a que no sea algo de editoriales pequeñas, sino más 'mainstream', que más editoriales lo hagan”, asegura la portavoz de Ubico. Mientras tanto, el libro en formato aplicación será territorio de pequeñas editoriales con, eso sí, grandes ideas.

--------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Sanoen, Robert y Matthew Juzenas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha