eldiario.es

Menú

PNV, EH Bildu y Podemos denuncian en el Parlamento la "represión dirigida por el Gobierno de España"

El PSE-EE subraya que no hay ningún pronunciamiento oficial de la Cámara al respecto y que es un simple acuerdo de partidos; el PP opina que no hay nada reprochable en la aplicación del Estado de Derecho

EH Bildu ha abandonado dos sesiones parlamentarias tras intentar sin el apoyo de ningún otro grupo que la actividad fuese suspendida por la operación policial

- PUBLICIDAD -
Reunión de la Junta de Portavoces extraordinaria en el Parlamento Vasco

Reunión de la Junta de Portavoces extraordinaria en el Parlamento Vasco EUSKO LEGEBILTZARRA

Tras una ajetreada matinal parlamentaria en vísperas del pleno de política general que celebrará la Cámara vasca este jueves, donde el encaje de Euskadi en España y los acuerdos del Gobierno de PNV y PSE-EE con Mariano Rajoy volverán a copar los titulares, tres partidos que suman 57 de los 75 escaños, PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, han suscrito una contundente declaración de "rechazo" y "alarma" por la  operación policial llevada a cabo por mandato judicial en Cataluña este miércoles contra la celebración de un referéndum independentista y que se ha saldado con la detención de altos cargos de la Generalitat. Estas formaciones pretendían que el texto fuese aprobado como declaración institucional, algo que no ha sido posible por la negativa de PP y PSE-EE a sus términos, entre otros la frase en la cual el Parlamento Vasco reafirmaba su "solidaridad con el pueblo de Catalunya y todas las personas e instituciones que están padeciendo la represión política y antidemocrática dirigida por el Gobierno de España". 

El texto rubricado por los portavoces de PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos defiende también "que se posibilite la expresión de la voluntad democrática del pueblo de Catalunya y se respete su decisión". Y abunda: "El Parlamento Vasco insta al Gobierno de España a desistir en su estrategia represiva de libertades básicas y fundamentales contraria a los principios básicos de la democracia".

El documento ha sido redactado tras una convocatoria extraordinaria de la Junta de Portavoces, instada por la coalición EH Bildu, y que se ha celebrado a las 13.30 horas luego de que la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, se haya desplazado hasta la sede de Vitoria con carácter urgente. Los representantes de PSE-EE y PP han abandonado la sala mientras los portavoces de las otras tres formaciones preparaban el escrito. El portavoz socialista, José Antonio Pastor, se ha esforzado en repetir que el acuerdo en ningún caso tenía carácter oficial e institucional. "Ningún órgano parlamentario" ha aprobado el texto, ha repetido Pastor, quien ha recordado que su partido "defiende la legalidad" y que quien la ha hecho "saltar por los aires" son precisamente los independentistas catalanes.

Por parte del PP, Carmelo Barrio ha valorado que "la actuación del Estado de Derecho" en "una parte de España" no es motivo de ningún tipo de reproche. Y ha añadido que "EH Bildu está disfrutando con la situación" para obtener réditos políticos. El principal partido de esta coalición, Sortu, ha convocado de hecho protestas en las ciudades vascas ante lo ocurrido.

El debate sobre Cataluña ha llegado al Parlamento a primerísima hora cuando la formación integrada por Sortu, EA, Aralar y Alternatiba ha optado por abandonar la sesión de la ponencia que discute la actualización del autogobierno vasco que celebraba este miércoles el Parlamento autonómico. Lo ha hecho después de que el resto de formaciones, PNV, PSE-EE, Elkarrekin Podemos y PP, hayan rechazado su solicitud de suspender toda actividad parlamentaria en respuesta a la operación policial de la Guardia Civil. 

A las 9.30 horas, el portavoz abertzale Pello Urizar ha aludido a una "acción armada contra la democracia" que no merece quedarse sin respuesta desde el País Vasco y ha solicitado que se suspendiera la sesión de la ponencia de autogobierno, que entre otras voces acogía la comparecencia de la exvicepresidenta del Tribunal Constitucional Adela Asúa. Ante el rechazo del resto de formaciones, y desde el "respeto" a los ponentes, Urizar y su compañero de bancada Unai Urruzuno han optado por salir de la sala de comisiones.

La respuesta más contundente a EH Bildu la ha ofrecido el representante del PP, Antón Damborenea, quien ha señalado que no hay "gravedad" en la "aplicación de la Ley" y la "restitución" del Estado de Derecho. Damborenea ha sugerido que la Cámara no detuvo sus trabajos cuando, según ha reseñado, el independentismo catalán vulneró el ordenamiento jurídico al aprobar las leyes de convocatoria del referéndum y de desconexión de España.

Por su parte, PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos han coincidido en que no se puede detener el trabajo ordinario, entre otras cosas, por deferencia con los comparecientes de la ponencia, que ya estaban en la sala y había viajado ex profeso a Vitoria. En las Cortes Generales, sin embargo, Unidos Podemos ha adoptado otra postura

Más tarde, a las 10.00 horas, la polémica se ha repetido en la comisión de Cultura y Deportes ante la atenta mirada del consejero Bingen Zupiria, que ha asistido a la discusión entre partidos. El matiz es que este grupo de trabajo está presidido por la propia EH Bildu y ha sido la presidenta, Jasone Agirre, quien ha planteado formalmente la suspensión de la sesión en atención a la "situación de excepción" que vive Cataluña.

El 'popular' Barrio ha tomado la palabra para repetir que la aplicación del Estado de Derecho no es ninguna excepcionalidad. También PSE-EE, Elkarrekin Podemos y PNV se han opuesto a las demandas de EH Bildu y se han remitido al órgano competente de la Cámara, la Junta de Portavoces, para que adopte las medidas que considere oportunas. Garbiñe Mendizabal (PNV) ha asegurado, no obstante, que los hechos son un "gran exceso".

En esta comisión ha tenido que tomar la palabra el letrado, Josu Osés, quien ha dictaminado que la ausencia de EH Bildu hacía decaer automáticamente sus propuestas sometidas a debate en la jornada de este miércoles. No obstante, ha ordenado retomar la sesión con la dirección del vicepresidente, Juan Carlos Ramírez Escudero (PNV), quien ha dado paso a la comparecencia del consejero Zupiria, que versaba sobre el marco deportivo propio de Euskadi.

Estos hechos enrarecen la apertura oficial del curso político en Euskadi, que se celebrará este jueves con la celebración del pleno de política general. En su discurso, el lehendakari, Iñigo Urkullu, no tenía en el guion aludir a la situación de Cataluña. Es más, quería destacar la utilidad de sus acuerdos con el Gobierno de España y de defender un acuerdo "integrador" para lograr "más y mejor autogobierno". Urkullu, en todo caso, ha convocado una comparecencia urgente ante los medios de comunicación tras un acto público que tenía convocado en Miramón, San Sebastián, y ha criticado que Rajoy pretenda apagar un fuego echando gasolina. También se ha puesto en contacto con el 'president' Carles Puigdemont, a quien le ha trasladado la "solidaridad" de las instituciones vascas, según ha informado la Cadena Ser.

Elkarrekin Podemos señala los pactos del PNV 

Al hilo de la polémica por lo ocurrido en tierras catalanas, el portavoz del grupo Elkarrekin Podemos (que integra a Podemos, IU y Equo), Lander Martínez, ha señalado al PNV por ser "el único sustento" del Gobierno de Rajoy en las Cortes Generales. Martínez ha asegurado que el PP ha traspasado "todas las líneas rojas" con las detenciones de este miércoles, a lo que se suma el hecho de ser "un partido corrupto". También el sindicato principal vasco, ELA, ha señalado al PNV por dar cobertura a los "golpistas". 

Martínez ha explicado que Elkarrekin Podemos estará detrás de las iniciativas que busquen mostrar "solidaridad" con los detenidos al margen de su posición "crítica" con el proceso independentista. "Hay que reaccionar", ha dicho el dirigente de la coalición de izquierdas, que entiende que Rajoy no puede llevar "al límite" el Estado de Derecho para obtener réditos políticos.

Sin roces entre PSE-EE y PNV

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha rechazado que las discrepancias entre su partido y el PNV en torno a lo ocurrido en Cataluña vayan a deteriorar la salud del acuerdo de Gobierno que mantienen desde el pasado año en Euskadi y desde 2015 en las tres capitales y en las tres diputaciones. Pastor ha explicado que existen discrepancias pactadas en materias como ésta que "no afectan" al Ejecutivo porque tiene unos "compromisos" mínimos pactados. "La postura del lehendakari ha sido absolutamente correcta", ha concluido Pastor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha