eldiario.es

Menú

Bilbao aprobará definitivamente la prohibición de abrir pubs en bajos de viviendas

El PSE acusa al equipo de gobierno y al resto de partidos de oposición de desertizar la ciudad y los califica de “carcas” por obligar a los jóvenes a convertirse en “exiliados del ocio nocturno”.

EHBildu solicitará que el Ayuntamiento deje de cobrar el IBI a los inquilinos de Viviendas Municipales, una medida tomada en 2012 “con objetivo únicamente recaudatorio”.

El PP instará a abreviar los trámites para abrir una nueva comisaría de policía municipal en Basurto y pedirá que se permita a los hosteleros usar el parking del mercado de la Ribera.

- PUBLICIDAD -

El próximo jueves se celebra el último pleno municipal del año en el Ayuntamiento de Bilbao y el equipo de Gobierno no quiere dejar que acabe 2013 sin ver aprobada su nueva ordenanza de hostelería. Una de las principales novedades de la nueva normativa es la prohibición expresa de abrir locales del tipo 3, pubs y discotecas, en los bajos de edificios de viviendas. En una ciudad como Bilbao esto limita las nuevas aperturas a las zonas del extrarradio o contados locales del centro con alquileres inasumibles para el hostelero medio. Además, la ordenanza no hace referencia a los establecimientos que ya están en activo por lo que no responde a una de las principales preocupaciones vecinales: la gran saturación de algunas de las áreas de ocio actuales.

El PSE ha sido especialmente crítico con la nueva ordenanza desde que se empezó a tramitar su aprobación en abril de este año. Alfonso Gil, portavoz socialista, ha asegurado hoy en rueda de prensa que los cambios introducidos desde el primer borrador del texto siguen sin solucionar el problema. “No podemos permitirnos que nuestros jóvenes sean unos exiliados del ocio, cada semana siguen saliendo autobuses de Bilbao rumbo a capitales colindantes”, ha criticado. Desde su punto de vista, el PNV “no tiene una visión de la ciudad de aquí a 20 años, no se da cuenta de que van a desertizarla”.

Para el edil socialista el derecho de los vecinos al descanso es “fundamental”, pero cree que hay que encontrar la manera de compatibilizarlo con la oferta de ocio nocturno. De hecho, una de las principales reclamaciones de la asociación de los residentes del Casco viejo, Bihotzean, es que se ponga remedio a la saturación de locales en algunas zonas y la ordenanza no hace nada para paliar esta situación a corto plazo. Sin embargo, limitará las nuevas aperturas en otros barrios en los que la oferta de ocio nocturno es más escasa, como Miribilla.

Una vez que la nueva normativa entre en vigor, si alguno de los 165 pubs o discotecas que hay en Bilbao en la actualidad cambia de dueño probablemente perderá la licencia o se verá obligado a mudarse a las afueras. “Tanto el PNV como el resto de grupos de oposición tienen una visión carca de Bilbao, pero nosotros seguiremos trabajando para corregir esta ordenanza”, ha anunciado Gil hoy.


Exención de IBI para pisos de alquiler protegido

La principal propuesta de EHBildu en el pleno de noviembre será la petición para que el Ayuntamiento deje de cobrar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a los inquilinos de la empresa pública Viviendas Municipales. La coalición abertzale cree las personas que acceden a pisos protegidos sufren en muchas ocasiones una situación económica lo suficientemente precaria como para que el Ayuntamiento no añada mayores cargas económicas. Actualmente el pago del IBI se prorratea en sus alquileres, suponiendo un recargo mensual que ronda los 12 euros.

La decisión de empezar a cobrar el IBI a Viviendas Municipales se tomó en 2012, lo cual demuestra, a juicio de EHBildu, que la medida tiene un “objetivo únicamente recaudatorio”. “Nos parece paradójico que el Ayuntamiento apruebe exenciones en el cobro del IBI en las tasas municipales y deje fuera a los alquileres de protección oficial”, ha criticado la portavoz abertzale, Aitziber Ibaibarriaga. Ibaibarriaga ha puesto como ejemplo los impuestos que deja de pagar la iglesia católica en Bilbao, que según sus cálculos ascienden a 860.000 euros, mientras que Viviendas Municipales abona anualmente 600.000 euros en concepto de IBI.

El PP, por su parte, centrará sus propuestas en la seguridad ciudadana. Tras el compromiso que consiguieron arrancar al equipo de Gobierno en la negociación de presupuestos para la apertura de una nueva comisaría en Basurto, el grupo popular instará al consistorio a abreviar al máximo posible los trámites para que la nueva central se pueda abrir lo antes posible. “Sabemos que el Ayuntamiento baraja varios posibles emplazamientos, lo que nosotros queremos es que se instale en aquella ubicación en la que sea posible hacerlo más rápido”, ha declarado hoy su portavoz, Beatriz Marcos.

Por otro lado, el PP también llevará una proposición para permitir a los hosteleros bilbaínos usar el parking del mercado de la Ribera de forma gratuita de 9:00 a 11:00 de la mañana. Actualmente los comerciantes que establecen sus puestos en el mercado tienen varias plazas reservadas hasta las 9:00 para acercar su mercancía. Lo que propone el grupo popular es que esas mismas plazas queden después a disposición de los restauradores y hosteleros de la villa de tal forma que el mercado de la Ribera “se consolide como principal lugar de comercio de Bilbao”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha