eldiario.es

Menú

Lío a la vista: la innecesaria implantación de la FP básica

- PUBLICIDAD -

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que dirige el inefable ministro de Rajoy ha dado a conocer ya el Proyecto de Real Decreto por el que se regulan aspectos específicos de la Formación Profesional Básica, se aprueban catorce títulos profesionales básicos y se fijan sus currículos básicos.
¡Casi ná! . La que se viene es de una dimensión inabarcable, sobre todo si se tiene en cuenta que se pretende que esté en vigor para el próximo curso. La duda de que se llegue a tiempo para implantar con arreglo al calendario previsto es además de razonable, muy generalizada. Pero la prepotente y pepera disposición final 2ª de la LOMCE en referencia a la implantación de la FP Básica es contundente y no admite flexibilidad:


“Los ciclos de Formación Profesional Básica sustituirán progresivamente a los Programas de Cualificación Profesional Inicial.
El primer curso de los ciclos de Formación Profesional Básica se implantará en el curso escolar 2014-2015, curso en el que se suprimirá la oferta de módulos obligatorios de los Programas de Cualificación Profesional Inicial; durante este curso, los alumnos y alumnas que superen los módulos de carácter voluntario obtendrán el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. El segundo curso de los ciclos de Formación Profesional Básica se implantará en el curso escolar 2015-2016”.


Quiere esto decir que, si no hay elecciones anticipadas, el PP con su mayoría absoluta va a poder implantar la FP básica y sustituir los actuales Programas de cualificación Profesional Inicial, que tan bien han funcionado en Euskadi, en lo que le queda de legislatura !El desaguisado está servido!


Creo pertinente recordar que, en su día, cuando se aprobaron los PCPIs, se estableció un calendario de implantación pero hubo que actuar con flexibilidad y se retrasó la implantación de los mismos. Estoy seguro de que diseñar cuándo, cómo y dónde se va a impartir la FP básica le va a costar más de un dolor de cabeza al Departamento y a los equipos directivos de los centros concernidos, a las patronales etc… Planificar el mapa de la oferta, definir sus currículos, determinar su financiación, y planificar los recursos humanos necesarios para atenderlos es algo complejo que requiere tiempo y muchas horas de negociación.


Alguien podría pensar que con un mero cambio de nombre la cosa ya estaría arreglada y que se puede proceder de manera automática, convirtiendo a todos los centros que actualmente imparten los PCPIs en centros de FP básica . Se debe tener en cuenta que estamos hablando de una variedad de centros amplísima; en Euskadi son 67 centros según el Gobierno Vasco. La variedad es amplia y significativa, públicos, privados, concertados, municipales mancomunados etc…de adultos pero algunos de los que ofertan lo actuales PCPIs contarán con espacio y recursos materiales para ofrecer la nueva FP básica pero otros no; en otros casos unos tienen el profesorado adecuado para hacerlo y no cuentan con el espacio y los recursos.... lío…

Hay que decidir también qué títulos se imparten en Euskadi de las 26 familias profesionales testadas; en Euskadi no había PCPIs en todas las familias profesionales pero el nivel de cualificación profesional 1 que a partir de ahora se logrará con estos estudios en estos centros abre posibilidades de nuevas titulaciones para colectivos específicos, como las que ya materializamos conel colectivo de rederas de la familia profesional náutico pesquera la legislatura pasada.


En todo caso, es evidente que además de lo curricular, la financiación, lo laboral…etc. hay cuestiones de planificación a tener en cuenta: con el decreto del PP se produce una reducción de 50 horas en cada curso escolar pues en los PCPIs en vigor cada curso es de 1.050 horas; así que pasamos de 2.100 horas de los dos cursos de PCPIs a 2000 horas con la Formación Profesional Básica del PP- 1000 horas por curso- ; en definitiva, menos horas de formación , menos cualificación y la posibilidad de una consiguiente devaluación; no sólo esto sino que se abre la posibilidad de reducir el módulo del concierto, las subvenciones, en el valor a las 100 horas de reducción, 50 horas menos por curso escolar y, con ello, también la posibilidad de reducir profesorado. Así mismo se debe establecer la ratio de alumnado por aula para la conformación de grupos que espero que nadie en Euskadi plantee la de 30 alumnos por aula que el PP establece para las aulas de secundaria. Esto, sin lugar a dudas, se debe hacer de manera negociada tanto con las entidades afectadas como con los representantes del profesorado y lleva su tiempo.


La dotación de la convocatoria de subvenciones para el actual curso de 15.180.000 euros para Ayuntamientos, mancomunidades, entidades creadas por ellos, y entidades privadas nos da la dimensión del grado de externalización de los PCPIs en el sistema educativo vasco. La cuestión es saber cuáles son las intenciones del Gobierno Vasco a la hora de diseñar la oferta, qué condiciones deben reunir los centros en cuanto a espacio, recursos humanos y materiales, el equilibrio pública-privada, el papel de las entidades locales y las mancomunidades…


Estamos hablando en Euskadi de 4.404 alumnos de los cuales el 62,5% cursó los módulos voluntarios en 2012 para la obtención del graduado de ESO; los actuales responsables hablan de alrededor de 5.000 alumnos. Se trata de chavales de más de 16 años desescolarizados (30%)que han fracasado en la ESO ( 51%)o que vienen de situaciones de carencia difíciles de tasar ( 19,5%). No representan gran cosa desde el punto de vista de lo que es la tasa neta de escolarización por edad (1,2%) pero la atención a este alumnado representa la mejor inversión para disminuir las bolsas y los riesgos de exclusión social. Según el Gobierno Vasco el 68% obtiene certificado de profesionalidad y el 30% el graduado de ESO.
Son unos datos que hablan de que los PCPIs han obtenido unos resultados razonables en Euskadi y que le llevan a uno a preguntarse, una vez más, por la necesidad de sustituir lo que funciona. El gobierno vasco debe buscar complicidades para el análisis de la situación y la manera de abordar tan complicada tarea.


Ya sabemos que nunca este alumnado ha sido una prioridad para la derecha, sabemos que quiere expulsarlos del sistema y así maquillar las estadísticas; por eso es importante que no se les cierren las puertas para la obtención del Graduado en ESO y se les deje una vía abierta a completar su formación a lo largo de su vida laboral y profesional.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha