eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Por qué tienes que agradecer a StarCraft la existencia de League of Legends: la historia de los MOBA

El juego de estrategia de Blizzard es el comienzo de todo, pero, ¿cómo llegamos desde este RTS al título más jugado del mundo en la actualidad?

Aeon of Strife es el mapa personalizado de StarCraft y Warcraft III que nos llevó hasta DotA: Allstars, el inicio de un género que ahora arrasa en los deportes electrónicos

- PUBLICIDAD -
Starcraft

Ya contamos  en Ping que a Quake le debíamos mucho en el ámbito de los esports. Y que también tenemos que estar agradecidos a Starcraft. Pero hubo quien se extrañó ante la frase "sin StarCraft, no existiría League of Legends", quizá por no conocer la conexión entre estos dos títulos tan diferentes. La respuesta está en la historia de los MOBA y de cómo llegaron a ser el género más exitoso de los deportes electrónicos.

StarCraft es el comienzo de todo. El juego, lanzado por Blizzard en 1998, pertenece al género de estrategia en tiempo real o RTS. La obra de Chris Metzen y James Phinney se estrenó en PC, pero también salió para Mac OS y Nintendo 64. A pesar de haberse llevado críticas muy negativas cuando se presentó en sociedad (en 1996) y de ser comparado en un primer momento con Warcraft II, una vez revisado fue considerado uno de los mejores videojuegos de la historia.

De este título, todo un estandarte de su género, surge Aeon of Strife, un mapa que posteriormente pasa a formar parte de Warcraft III. Aquí es donde empieza esa conexión entre los dos juegos que antes mencionábamos.

Starcraft

De mod a fenómeno de los esports

De StarCraft pasamos al editor de Warcraft III: Reign of Chaos, juego también de Blizzard que salió en 2002. Gracias a esta herramienta de mapas, surgieron los primeros mods, que son añadidos que modifican el juego original a nivel de software. Esto aporta nuevas posibilidades de juego, como pueden ser ítems, personajes u objetos. A día de hoy, hay mods que pueden convertir un videojuego en algo completamente distinto.

Fue un modder, de nombre Eul, quien convirtió el mapa de Aeon of Strife (de StarCraft) en Defense of the Ancients. Es decir, en DotA. La esencia del mod, que luego se convertiría en la base del género MOBA, consistía en controlar a un único personaje, en lugar de gestionar todo un ejército.

A partir de la obra de Eul, y tras muchos cambios y modificaciones del mod inicial, nació DotA: Allstars, de la mano de Steve Feak, conocido como Guinsoo. El mapa final de éste es ahora muy fácil de reconocer, ya que pasaría a ser utilizado por los principales MOBA.

Pero, ¿cómo llegamos de DotA: Allstars a League of Legends? No es una ruta tan directa, ya que Guinsoo se apartó y dejó el desarrollo en otras manos. A su sucesor, lo siguió otro, y así llegamos hasta el modder IceFrog, que se centró en darle complejidad al mapa, profundizando también en las mecánicas. Para 2008, IceFrog había conseguido que DotA: Allstars resultase atractivo en el mercado de videojuegos. No sólo eso, sino que a partir de él nacieron otros juegos, como Demigod, primer juego independiente que podemos llamar MOBA.

DOTA

Volvemos a Guinsoo: Riot Games

Quizás al leer el nombre de Guinsoo (o Steve Feak), hayáis pensado "ese nombre me suena". No es para menos, ya que hablamos nada más y nada menos que del diseñador principal de League of Legends, estrenado en octubre de 2009 en la cuna de Riot Games. Fue precisamente esta compañía la que otorgó al género el nombre que ahora ostenta: MOBA. Acrónimo que proviene de Multiplayer Online Battle Arena (que podríamos traducir como campo de batalla multijugador en línea).

En este momento, el LoL es el título más jugado del mundo, y el principal detonante del boom de los esports. Al principio sus servidores estaban alojados en la empresa GOA, que también había dado soporte a juegos como el "fallecido" Warhammer Online. Ahora, League of Legends ha sido comprado por Tencent Holdings Limited, el gigante asiático.

La evolución que hemos relatado queda de la siguiente manera: de StarCraft surge Aeon of Strife, mapa que también vemos en Warcraft III; de la versión de Warcraft, surge Defense of the Ancients, y éste sirve de base para el trabajo que Guinsoo lleva a cabo posteriormente en Riot Games. Pero queda un cabo suelto.

League of Legends (LoL)

¿Qué pasa con DotA?

Mientras League of Legends se preparaba para su gran estreno, IceFrog seguía trabajando en el mod de Warcraft III, y continuaba dando forma a DotA: Allstars. Es entonces cuando entra en acción Valve Corporation (Steam), que pretende diseñar un videojuego a modo de secuela del mapa original.

Así, mientras el MOBA de Riot iba cosechando éxitos, IceFrog, contratado por Valve, seguía fiel al legado de Aeon of Strife DotA 2 se anunciaba oficialmente en 2010, pero no se convertiría en un juego completo hasta 2013. Es entonces cuando la compañía de Gabe Newell otorga al género otro nombre, más acorde con su origen: videojuegos de acción estratégica en tiempo real (ARTS).

Heroes of the Storm

Cerrando el círculo: Heroes of the Storm

Todo nace con Blizzard y StarCraft, y a la vez esta compañía poco o nada tiene que ver con League of Legends y Dota. En Allstars, los personajes seleccionables eran realmente personajes de Warcraft modificados (o sin modificar), que en la mayoría de los casos tomaban el nombre original. También encontrábamos nombres tomados de series y películas, como el de Lina Inverse (Slayers, o Reena y Gaudy en España).

Se puede decir que League of Legends bebió bastante del mod y, por tanto, de los personajes originales de Warcraft. Pueden verse ciertos detalles curiosos que fortalecen las similitudes, como el nombre del Baron Nashor (prácticamente, Roshan al revés) o algunos personajes concretos, como Ashe (Drow Ranger).

Otra curiosidad la encontramos en el objeto Bastón de Rylai (Rylai’s Crystal Scepter), ya que su ilustración se asemeja notablemente a la del Cetro de Aghanim. Pero, ¿y quién es Rylai? Pues un personaje al que ya conocíamos en Dota y que también está presenta en su segundo juego: Crystal Maiden (hermana de Lina, por cierto). A su vez, podríamos decir que el personaje de Rylai está basado en Jaina Proudmore, del universo de Warcraft.

Lo raro era que Blizzard, habiendo sido a grandes rasgos la inspiración del género, no hubiese lanzado su propio MOBA. Para cerrar el círculo tuvimos que esperar a verano de 2015, cuando la compañía lanzaba Heroes of the Storm. Si bien este título no ha conseguido alcanzar el éxito de League of Legends y Dota 2, no va por mal camino, sobre todo después de su versión 2.0. Por su parte, Starcraft ha sido remasterizado y ahora podremos obtener el juego original de forma gratuita. Al final, todo queda en familia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha