eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Críticas en el PSOE por la "revancha" de la gestora contra los afines a Pedro Sánchez

Los barones afines a Pedro Sánchez aprovechan para pedir un congreso inminente que revalide el liderazgo

Dirigentes socialistas consideran que apartar a algunos de los díscolos y castigar a dos dirigentes que no rompieron la disciplina de voto no ayuda a "coser" el partido

- PUBLICIDAD -
El PSOE aparta temporalmente al PSC y castiga a cinco 'sanchistas'

El portavoz de la gestora, Mario Jiménez. EFE

El malestar ha impregnado el grupo parlamentario socialista desde que la gestora admitió que iba a hacer cambios en su estructura. Pero la ejecución de las modificaciones, que han afectado especialmente a los afines a Pedro Sánchez, han evidenciado el enfado públicamente. La comunicación de la decisión de la gestora ha dejado una ristra de críticas por la "revancha". 

Los primeros en reaccionar fueron algunos de los barones afines al exsecretario general. La presidenta balear, Francina Armengol, y el líder de Castilla y León han aprovechado para pedir un congreso en el que renovar el liderazgo. 

Una de las afectadas, la asturiana Adriana Lastra, ha lamentado la maniobra de la gestora. Lastra votó "abstención por imperativo" en la investidura de Mariano Rajoy, pero aún así ha sido apartada como portavoz de la Comisión de Administraciones Públicas en el Congreso y degradada a la portavocía adjunta de Defensa, donde sucederá a Zaida Cantera, castigada también por votar 'no'- 

Las formas con las que ha actuado la dirección provisional también son sujeto de crítica. Los afectados se enteraron por la prensa de los cambios, como sucedió este miércoles con el diputado del PSC José Zaragoza y el balear Pere Joan Pons, que fueron relevados de la presidencia y la portavocía de la Comisión Mixta para la UE que se constituía ese día. En ese caso, la decisión se tomó sin que siquiera se hubiera reunido la gestora. 

"Estoy a la expectativa de que me llame la gestora, porque yo todo lo que he conocido ha sido a través de los medios de comunicación", ha señalado Lastra. Lo mismo ha sucedido con Luisa Carcedo, antigua mano derecha de Javier Fernández, y a quien la gestora ha eliminado de la dirección en el Senado. Como senadora, Carcedo ni siquiera participaba en la votación de la investidura. Son las únicas dos de las castigadas que no incumplieron la disciplina de voto.

Lastra ha considerado que el castigo por parte de la dirección no responde tanto a la ruptura de la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy sino a la "defensa de un planteamiento político". "Lo que han hecho es penalizar de alguna manera el haber mantenido nuestra lealtad a la figura del secretario general y al 'no' a Rajoy", ha afirmado Lastra, que asegurado que "manteniendo esa posición política": "Si alguien piensa que vamos a cambiarla por tener mayor o menor responsabilidad, es que no nos conocen".

La gestora del PSOE decidió en una "tensa" reunión este jueves apartar de sus puestos de responsabilidad a una parte de los diputados que votaron 'no' a Rajoy. El criterio ha sido dispar porque han mantenido a los portavoces del PSC pero han apartado a Susana Sumelzo de la Comisión de Cooperación Internacional. También han salvado a Margarita Robles, pero Meritxell Batet y Sofía Hernanz salen de la dirección del grupo. 

En la gestora no hubo unanimidad en la imposición de los cambios. Los miembros de La Rioja y Baleares, Francisco Ocon y Francesc Antich, se posicionaron en contra y lamentaron una decisión que consideran profundiza la herida interna. Tampoco en el grupo parlamentario -incluidos dirigentes de la cuerda de la gestora- hay pensamiento único que avale las sanciones. Frente a quienes las creen consecuentes con la decisión de 15 parlamentarios de saltarse la disciplina de voto, hay otros que consideran que tendrían que haberse dejado las cosas como estaban para no ahondar en la división. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha