eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PP y Unidos Podemos centran los ataques en un debate sin apenas propuestas

El PP ha recibido ataques en los bloques de empleo y corrupción del debate de Antena 3, con Andrea Levy esgrimiendo los datos de la gestión económica del PP

Unidos Podemos ha sido el más criticado en el bloque de economía y se ha enfrentado a los ataques de PP y Ciudadanos sobre Venezuela

Las portavoces de PSOE y Ciudadanos apenas han expuesto las propuestas de sus partidos y han dedicado sus intervenciones a atacar a sus rivales

57 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Podemos insiste en que no renuncia al referéndum en Cataluña y el PSOE recalca que "no es posible"

Las candidatas junto al moderador del debate, Vicente Vallés. EP

PP y Unidos Podemos se han llevado la mayoría de los ataques en el debate a cuatro entre mujeres portavoces a las elecciones del 26J. Los dos partidos han concentrado las críticas después de que el CIS dejase a los populares como ganadores de las elecciones y a la confluencia de izquierdas como segundo partido, confirmando el 'sorpasso' al PSOE. En el primer debate de la campaña apenas se han escuchado propuestas.

Andrea Levy (PP), Margarita Robles (PSOE), Carolina Bescansa (Podemos) e Inés Arrimadas (Ciudadanos) se ha enfrentado durante cerca de hora y media de debate, en la que han hablado de futuros pactos de gobierno, desempleo y recortes, corrupción, modelo territorial y hasta de Venezuela.

Robles y Arrimadas – cuyos partidos han sido los más perjudicados por el CIS de este jueves– han salido al ataque mientras Bescansa ha expuesto algunas de las propuestas de su formación, aunque apenas se han oído medidas concretas en el debate, y Levy ha presumido de las cifras económicas del Gobierno del PP. La candidata del PSOE y la portavoz de Ciudadanos han sido las que han dedicado más minutos de su tiempo a atacar a sus rivales y menos a hablar sobre sus programas.

Al comienzo del debate las candidatas han pasado de puntillas por el CIS sin entrar apenas en valoraciones, y han repetido los argumentos que hemos escuchado durante estos meses en lo relativo a pactos. Bescansa ha criticado al PSOE por "seguir una estrategia equivocada" y asumir "hipotecas" que impidieron un Gobierno de cambio, a lo que Robles ha contestado que los ciudadanos, tras los recortes del PP, no entendieron que alguien saliese "pidiendo la vicepresidencia", en referencia a la oferta de Pablo Iglesias. "Los pactos ya los veremos", ha dicho la socialista, después de que Bescansa insistiese en la necesidad de un acuerdo entre los dos partidos.

Levy ha vuelto a reivindicar en este apartado la legitimidad del PP para gobernar si vuelve a ser el más votado, como indican las encuestas, y ha acusado al PSOE de imponer "una línea roja" para llegar a acuerdos con Rajoy. Arrimadas ha insistido en que Ciudadanos apoyará "un gobierno reformista" y no se centrará en pedir "sillones".

Tras los reproches sobre las negociaciones, han llegado los económicos. El debate se ha endurecido en este punto, con enfrentamientos de Bescansa y Robles contra Levy, que ha intentado defender las reformas del PP durante estos años recuperando el mantra de la herencia recibida del PSOE. Arrimadas ha mostrado un perfil distinto, crítico con la gestión de PP y PSOE en sus distintas etapas de gobierno pero reclamando acuerdos para sacar adelante reformas para afrontar, por encima de todos, el problema del paro.

Sin apenas propuestas sobre empleo

Las propuestas en este apartado del debate no han sido muy concretas. Bescansa ha criticado el contrato único de Ciudadanos y ha apostado por crear empleo con inversión pública en educación, sanidad e infraestructuras. Esto generará “un efecto multiplicador” que reactivará la economía, ha argumentado.

“El PSOE quiere crear empleo de calidad”, ha dicho la candidata del PSOE sin entrar en propuestas concretas. Robles ha mantenido un discurso muy crítico con el triunfalismo del PP sobre los datos del paro, a los que ha afeado también decisiones como las tasas judiciales. Levy ha contestado que los países de nuestro entorno “reconocen las reformas del PP”, pero tampoco ha hecho propuestas concretas. Arrimadas ha seguido la misma línea y ha dedicado su intervención a criticar las propuestas de Podemos: “No se puede aspirar a gobernar España cuando no se tienen respuestas”.

Arrimadas ha vuelto a centrar sus críticas en Podemos cuando el tema ha sido cómo afrontar el recorte de 8.000 millones que reclama la Unión Europea. La representante de Ciudadanos ha criticado que la propuesta de Podemos de aumentar el gasto público no tiene respaldo ni una estrategia para financiarse. Bescansa había defendido justo antes que la lucha contra el fraude fiscal financiase parte de ese aumento del gasto.

Margarita Robles también se ha centrado en criticar las propuestas de Podemos. "No estoy de acuerdo porque hundiría más a las clases medias y trabajadores". Andrea Levy se ha limitado a decir que la estrategia del PP es "favorecer las condiciones para crear empleo", sin entrar a hablar del recorte que reclama Bruselas por el incumplimiento del déficit.

El bloque sobre corrupción ha comenzado con algunas coincidencias, con los cuatro partidos exponiendo algunas de sus medidas en este sentido. El ambiente se ha roto rápido, cuando tanto Arrimadas como Robles han comenzado a atacar a Andrea Levy por proteger a imputados y atacar a los jueces que instruyen los casos contra el PP. "No le tolero que diga una mentira" ha respondido molesta Levy, que ha tenido numerosos enganchones con la candidata del PSOE.

Tampoco ha habido consensos sobre la cuestión territorial, donde de nuevo PSOE y Ciudadanos han vuelto a centrar los ataques de las otras dos candidatas. Arrimadas y Robles han reafirmado el rechazo de sus partidos al referéndum en Cataluña que defiende Podemos. “Defendemos la solución democrática de los problemas políticos”, ha respondido Bescansa. Robles también ha cargado contra el PP en su intervención, acusando a los populares de usar al Tribunal Constitucional para solucionar un problema político.

"Confluencia chavista"

Venezuela ha vuelto a ser tema de debate. Levy ha acusado a Podemos de recibir dinero del gobierno venezolano para “crear una confluencia con el régimen chavista”, y ha recordado también los vínculos de Podemos con Grecia. “Es importante que la gente sepa quiénes son vuestros aliados internacionales”, ha dicho.

Arrimadas ha seguido por ese camino, responsabilizando “al PP y al PSOE de allí” de la “ruina” económica de ese país. Ahora, ha dicho, no puede llegar “el populismo con propuestas imposibles”. Robles no ha querido entrar en el debate sobre el país latinoamericano. Bescansa se ha defendido criticando “la instrumentalización de la situación en Venezuela, que tiene que ver con la confrontación interna”. “Algunos se han creído que Venezuela puede ser una buena plataforma para arañar algunos votos”, ha añadido.

Tras los dos últimos temas de debate –acogida de refugiados y violencia de género– las representantes de los cuatro partidos han pedido el voto ya pasadas las doce de la noche. La última intervención ha dejado detalles curiosos. Levy ha pronunciado una parte en catalán, Robles no ha mirado a su cámara en ningún momento y Bescansa se ha dirigido exclusivamente a las mujeres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha