eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP mantiene su estrategia de campaña pese a la caída en las encuestas

Aunque la puesta en marcha del 155 se ha convertido en una de sus banderas electorales, García Albiol admitió que los populares caen en las encuestas desde su aplicación en Catalunya 

El Partido Popular trata de dotar de utilidad a su voto con la idea de frenar a los comunes ante la huida de sus seguidores al "voto útil" de Ciudadanos frente al independentismo  

- PUBLICIDAD -
El líder PP catalán, Xavier García Albiol, durante el acto electoral de inicio de campaña de los populares en Barcelona / EFE

El candidato del PP catalán, Xavier García Albiol, durante el acto electoral de inicio de campaña de los populares en Barcelona.

El Partido Popular mantiene la estrategia de campaña en las elecciones autonómicas catalanas del 21D pese a que las encuestas le están otorgando a los populares los peores resultados de la historia de la formación conservadora en Catalunya. La reivindicación de la puesta en marcha del artículo 155 con la intervención de la autonomía y una retahíla de propuestas y frases laudatorias a la acción del Gobierno y la Constitución no han sido suficientes para evitar el trasvase de votos a Ciudadanos.     

Aunque el candidato del Partido Popular a la Generalitat, Xavier García Albiol, ha lanzado alguna de las iniciativas políticas de su formación, como un  plan de incentivos fiscales para que regresen las empresas que se marcharon por el proceso secesionista, lo cierto es que el PP es el único partido que no tiene todavía un programa electoral para estos comicios autonómicos. 

"Nos presentamos a estas elecciones para recuperar a una Cataluña más fuerte, más próspera, más libre, más justa y con más futuro", señala el argumentario que los populares han lanzado esta semana, junto a frases como  "somos el partido que más ha hecho por la modernización y la prosperidad en toda España", "ofrecemos a los catalanes una nueva etapa de concordia y prosperidad" o "gobernamos España, somos líderes en Europa y seremos clave en Cataluña".

Además de estas sentencias, García Albiol y los dirigentes populares tratan de que cale el mensaje de que ha sido el Gobierno el que ha  "devuelto la normalidad democrática" a Catalunya con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, como apuntó la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en el acto de apertura de campaña.

Una declaración que el propio candidato popular a la Generalitat catalana pone en duda cuando asegura que se trata de unos comicios "convocados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy" y se dan en "circunstancias singulares y excepcionales" porque hay candidatos independentistas en la cárcel o prófugos de la Justicia.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, admitía este martes que en el aumento de votos y diputados que auguran las encuestas a la formación de Albert Rivera se puede dar "cierta orientación de voto útil" para luego añadir que "a lo largo de la campaña los ciudadanos catalanes se darán cuenta del esfuerzo del Gobierno de Mariano Rajoy para acabar con el independentismo. Si no fuera por el PP no se habría aprobado el artículo 155 de la Constitución en el Senado".

Encuestas adversas desde el 155

Pese a la insistencia de los populares por alzar la bandera del 155, el propio García Albiol reconocía en una entrevista en la Cadena Cope de este martes que " la totalidad de encuestas de hace un mes decía que el voto del PP aumentaba, hasta que se aplica el artículo 155". Aunque la respuesta del dirigente popular iba encaminada a desechar los resultados adversos de las últimas encuestas, no deja de ser un órdago involuntario a su estrategia de campaña.   

Fuentes del PP admitieron que, de momento, no había planes para cambiar la estrategia electoral del partido en Catalunya y se miraba como un mal menor el crecimiento de Ciudadanos si el bloque constitucionalista conseguía superar a los partidos independentistas. 

García Albiol ha entonado un discreto  mea culpa al explicar que  "desde el Gobierno no siempre hemos acertado. Quién tiene que gobernar tiene que asumir riesgos y decisiones que no siempre son comprendidas por los ciudadanos", aunque solo como paso previo para acusar al PSC y Ciudadanos de cambiar de posición continuamente de posición frente a los independentistas: "Las cosas en la oposición son mucho más fáciles, como en el debate previo del artículo 155, el PP no se podía permitir el lujo de cambiar de opinión cada día. Si lo haces con un poco de habilidad, pues te conviertes en el rey del mambo", en relación al partido de Albert Rivera.

Frenar a  Catalunya En Comú-Podem

Ante esta situación de debilidad, los populares han optado por dirigir sus ataques a la otra formación que está sufriendo más desgaste en las encuestas:  Catalunya En Comú-Podem. El candidato de la formación conservadora arremetió contra los comunes asegurando que "si se confirma que Podemos queda delante del PP le daría una autoridad a este partido antisistema para condicionar un acuerdo entre los partidos constitucionalistas". 

Los populares tratan de incentivar el voto de sus seguidores, que dudan si optar por el "voto útil" que supone la candidatura naranja de Inés Arrimadas, creando su propia utilidad con la idea de que el voto a los populares es la vía para frenar a los comunes. "Es la mejora manera de desarmar a este partido populista, que la mayoría de encuestas señalan como la formación política que acabará decidiendo y dando la mayoría a un bloque u otro. Tiene que quedar absolutamente al margen de los órganos de decisión", insistió García Albiol. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha