eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE frena la caída y puede recuperar poder en Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana

Los socialistas mantienen la hegemonía en Asturias, vuelven a ser primera fuerza en Extremadura

El derrumbe del PP puede permitir al PSOE gobernar en varias comunidades e importantes ayuntamientos si llega a pactos

Pedro Sánchez da la orden de favorecer gobiernos progresistas para facilitar que Podemos apoye investiduras

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez celebra el resultado: "Nuestra responsabilidad es articular gobiernos progresistas"

Pedro Sánchez celebra el resultado: "Nuestra responsabilidad es articular gobiernos progresistas".

El PSOE ha logrado salir bien parado en estas elecciones municipales y autonómicas. Los socialistas han frenado la caída en picado en la que vivían desde 2011 y mejoran los resultados de las europeas de mayo de 2014, donde llegaron a su suelo. Pese a conseguir cerca de 700.000 votos menos que hace cuatro años y dejarse dos puntos, la distancia con el PP se ha acortado y el partido de Pedro Sánchez conseguirá recuperar poder institucional.

Javier Fernández ha logrado mantener la hegemonía en Asturias. Aunque pierde diputados, el presidente del Principado previsiblemente seguirá en el poder. El PSOE también ha vuelto a ser primera fuerza en Extremadura, donde Guillermo Fernández Vara arrebata el liderazgo a José Antonio Monago y adelanta a los conservadores en cuatro escaños. También en Canarias los socialistas han sido los más votados, aunque el reparto de los escaños favorece a Coalición Canaria.

Otro hito para Ferraz es el resultado en Castilla-La Mancha, donde María Dolores de Cospedal ha perdido la mayoría absoluta, a pesar de la reforma electoral que acometió con los votos a favor únicamente del PP. Emiliano García-Page podrá recuperar para los socialistas uno de sus bastiones si logra el apoyo de Podemos. Juntos suman los 17 escaños necesarios para la mayoría absoluta y arrebatar el poder a la número dos de Mariano Rajoy. El hasta ahora alcalde de Toledo fue uno de los asistentes a la reunión que mantuvieron José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

"Vamos a ser la primera fuerza en algunas comunidades y la segunda en la mayoría de las demás con opciones del cambio y el progreso que han votado los españoles", ha expresado Sánchez en su comparecencia poco antes de que estuviera el escrutinio acabado.

Pero no en todas las comunidades la recuperación del poder está tan clara por la necesidad de llegar a acuerdos de tres para conseguir desbancar al PP. Es el caso de la Comunidad Valenciana, donde Alberto Fabra se ha mantenido en cabeza aunque lejos de la mayoría absoluta. Ximo Puig, pese a perder 10 escaños en las Cortes Valencianas, podría hacerse con el gobierno, pero solo si recibe el apoyo de Compromís y Podemos.

En Aragón, con 18 diputados, el PSOE junto a otras fuerzas de izquierdas –entre ellas, la formación de Pablo Echenique, que ha irrumpido con 14 escaños– podría sacar adelante la investidura de Javier Lambán. Lo mismo sucede en Baleares: sumando el resultado del PSIB –segunda fuerza por detrás del PP–, MÈS y Podemos se supera la mayoría absoluta necesaria para formar gobierno.

Facilitar gobiernos de izquierdas

Además de estas regiones, los socialistas han recuperado la primera posición en algunas capitales de provincia, como Huelva. También han quedado bien posicionados para hacerse con alcaldías de importantes ciudades que en esta legislatura estaban en manos del PP, como Sevilla –donde 3.000 votos les han dejado con un concejal menos que los conservadores– o Valladolid, donde Javier León de la Riva ha perdido la mayoría absoluta tras veinte años en el poder. Para conseguir arrebatar esos consistorios necesitan el apoyo de otros partidos.

Los resultados de estos comicios pueden dar lugar al "cambio de cromos" del que alertaba el PP. En esa línea se ha pronunciado Sánchez, que ha lanzado la consigna de "articular gobiernos progresistas" para desbancar a la derecha. Esto significa que el PSOE facilitará gobiernos municipales de otras formaciones.

El caso más significativo es el de Madrid, donde el apoyo del PSOE permitiría a Manuela Carmena ser alcaldesa y dejar fuera del gobierno a Esperanza Aguirre. Otro de los casos más relevantes es el de Valencia: Compromís se ha colocado en segundo lugar, con un 23,78% de los sufragios, a apenas dos puntos de Rita Barberá. Con el voto favorable de los socialistas, la coalición conseguiría echar del Ayuntamiento al PP en uno de sus feudos.

En Zamora, IU podría gobernar si recibe el apoyo del PSOE. En Cádiz, la segunda fuerza más votada ha sido 'Por Cádiz sí se puede', que, junto a los votos de PSOE y 'Ganar Cádiz en Común', podría acabar con años de gobierno de Teófila Martínez.

Madrid, un resultado agridulce

El resultado en la Comunidad de Madrid ha tenido en Ferraz un sabor agridulce. Ángel Gabilondo ha conseguido más votos que Tomás Gómez hace cuatro años. Los socialistas tendrán un diputado más sentado en la Asamblea, pero no ha sido suficiente para sumar la mayoría absoluta junto a Podemos. "Habrá que negociar más", reconoce un dirigente de la dirección federal en referencia a la posible abstención de Ciudadanos.

El recuento del escrutinio ha dado hasta el 73% de mayoría absoluta a la suma de PSOE y la candidatura encabezada por José Manuel López. En las filas socialistas se daba por seguro que el exministro se haría con la Puerta del Sol. Pero a última hora un escaño ha caído del lado de Cristina Cifuentes. A partir de ese momento, PP y C's sumaban la mayoría absoluta para la investidura.

Aun así, en Ferraz consideran que el resultado es todo un éxito. "Y más desde el punto del que partíamos", señala una dirigente. Los socialistas madrileños se hundieron hasta el 18% de los votos en las europeas y han subido siete puntos, además de mejorar el resultado de 2011. Sánchez se jugaba mucho en Madrid tras la decisión de descabalgar a Gómez y los resultados ponen difícil que se cuestione la decisión.

Un nuevo escenario

Pese a ser un nuevo suelo para los socialistas en unas elecciones municipales y autonómicas, el PSOE ve como un éxito el resultado al darse en un nuevo escenario en el que han irrumpido con fuerza otras formaciones. Así lo ha querido ver Sánchez, que ha recordado en su comparecencia la reducción de la distancia con el PP y la ruptura de las mayorías absolutas. El secretario general ha reivindicado al PSOE como la "alternativa" más efectiva contra la derecha.

Además, ha presumido de ser la fuerza más votada de izquierdas en cómputo global. "Es la primera fuerza de manera clara y rotunda de la izquierda en nuestro país", ha destacado Sánchez.

"Las encuestas nos daban por muertos, pero el PSOE ha conseguido recuperar dos millones de votos respecto a las europeas", ha expresado un miembro de la ejecutiva en conversación con este diario. "Lo mejor del PSOE está por venir y vendrá en las próximas elecciones de la mano del partido con la derrota de Mariano Rajoy", ha dicho el líder socialista. Los resultados se leerán ahora en clave interna, pero algunas fuentes apuntan a que "Pedro ha salido reforzado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha