eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE justifica que el pacto antiterrorista se tramite vía exprés "por el peligro yihadista"

Los socialistas se escudan en la gravedad de la amenaza y en que esta vez el Gobierno ha dialogado con su grupo

La Izquierda Plural recuerda al PSOE que supone una "cacicada" igual que la de la justicia universal

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Modifican la redacción del pacto antiyihadista para no favorecer a ETA

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante la firma del pacto antiterrorista.

Hasta ahora, era el Gobierno quien defendía la rapidez con la que se han tramitado algunas de sus reformas. La última y más polémica, la revisión de la justicia universal. Cuando los conservadores forzaron la tramitación exprés, los socialistas pusieron el grito en el cielo y acusaron al PP de saltarse el debate para esquivar los informes que hubieran sido preceptivos en caso de tramitarse como proyecto de ley. Esta vez es diferente. Los socialistas apoyan la urgencia con la que va a aprobarse la cadena perpetua revisable dentro del pacto antiterrorista y se escudan en la importancia "de la amenaza yihadista".

Este martes, el Congreso debatirá y votará la toma en consideración de la proposición de ley suscrita por conservadores, socialistas y los tres diputados de Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias. En los días posteriores, durante el corto trámite de enmiendas, el PP asegura que contará con el apoyo de algún grupo más, en referencia a CiU.

La proposición se registró el jueves en el Congreso poco después de las diez de la mañana. Normalmente, eso implica que la iniciativa tiene que esperar hasta el martes siguiente, cuando se reúne la Mesa del Congreso y la califica. Después informa al Gobierno de su intención de empezar los trámites parlamentarios y, para dar su respuesta, el Ejecutivo tiene un mes de plazo. En esta ocasión, entre el registro y el visto bueno del Gobierno no llegaron a pasar tres horas.

Poco después de la una, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, comunicaba al Parlamento su conformidad. De ese modo, la Junta de Portavoces fijó la toma en consideración para este martes. En una semana más, lo justo para abrir un breve plazo de enmiendas, el texto estará listo para ser remitido al Senado el día 19 y, de ahí, al BOE.

Con la reforma de la justicia universal, el grupo socialista, junto a todos los demás,  protestó por las prisas del PP y los acusó de "filibusterismo" y de "hurtar el debate" para ahorrarse los informes preceptivos. De esta forma, criticaron también, se evitaba la discusión en comisión antes de pasar al Pleno. También, el PP se ahorraba el trámite de solicitar los informes que hubieran sido necesarios para un proyecto de ley. Ahora, en el PSOE se defiende que las prisas son necesarias porque el asunto es lo suficientemente importante.

Fuentes del grupo socialista recuerdan que la decisión se tomó poco después del atentado terrorista contra el semanario Charlie Hebdo y justifican las prisas con la gravedad de la amenaza del terrorismo yihadista. La falta de diálogo del Ejecutivo, una de las críticas habituales, no se reprocha esta vez: "Es el Gobierno quien suele hacer las cosas sin dialogar con nadie, pero en esta ocasión sí se ha dialogado". Además, los socialistas recuerdan que el acuerdo previo fue separar del Código Penal la cadena perpetua revisable.

"Una cacicada es una cacicada, la haga el PP o el PSOE", carga Joan Coscubiela, de ICV. El diputado de la Izquierda Plural acusa al PSOE de "haber perdido el norte" y de no haber tenido "nunca ningún interés" en negociar la reforma con tal de pactar "a solas" con el PP. En ICV se reconoce tener mucha preocupación por los efectos de este cambio legal: "No es solo que se hayan tragado enterita la cadena perpetua, sino una nueva legislación que supone un retroceso democrático".

José Luis Centella, portavoz parlamentario, avanzó la semana pasada que el Congreso vivirá "un esperpento" y criticó el doble rasero del PSOE: "Nos parece mal que los socialistas hagan de muletilla del Gobierno en lo que no es una necesidad imperiosa, sino una reforma de carácter autoritario".

En UPyD también se carga contra la proposición, que recibe el nombre de "chapuza" tanto por el fondo como por la forma en la que se tramitará. Rosa Díez juzga el acuerdo como "un paripé al más viejo estilo bipartidista" y denuncia que se ha cocinado "entre dos y en un despacho" sin querer recibir las aportaciones de los demás. La líder de la formación recuerda que su grupo envió sus aportaciones y, antes de obtener respuesta, se anunció el acuerdo entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. La iniciativa contará con el rechazo seguro del PNV, por lo que solo CiU se puede sumar durante la tramitación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha