eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez da por seguro que el PSOE gobernará en comunidades donde aún no se han cerrado pactos

El líder del PSOE dice que es el PP el que ha llevado a cabo una "política de frentes" después de que Susana Díaz pidiera que el partido no sea un "escudo contra nadie"

"Allí donde nos pidan apoyo seremos muy exigentes en el cumplimiento de nuestras políticas de izquierda", dice el secretario general sobre los pactos postelectorales

El Comité Federal rechaza que el PSOE forme parte de gobiernos si no es la "primera fuerza de la izquierda"

61 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Page descarta gobernar en coalición con Podemos y promete no hacer "locuras"

Los barones y candidatos del PSOE junto a Pedro Sánchez, Micaela Navarro y César Luena antes de la reunión del Comité Federal

Pedro Sánchez se ve reforzado tras el 24M. El líder del PSOE, que ha asegurado ante el Comité Federal que el resultado de las municipales es "excelente", ha dado por seguro que sus barones recuperarán poder institucional, pese a que todavía no se han cerrado pactos con las formaciones que deben apoyar las investiduras. "Hemos salido fortalecidos con una victoria el 24 de mayo con referentes socialistas", ha enfatizado Sánchez, que ha mencionado los resultados de Javier Fernández en Asturias o de Guillermo Fernández Vara en Extremadura, las únicas dos comunidades en las que el PSOE ha logrado ser la fuerza más votada, junto a Canarias, donde ha ganado en número de votos aunque no en escaños.

A pesar de que las negociaciones atraviesan aún sus primeras fases, Sánchez ha dado por hecho que concluirán con éxito y que el PSOE conseguirá liderar una "mayoría de izquierdas" en al menos siete ejecutivos regionales. Así, ha celebrado la victoria de Javier Fernández y ha colocado al frente de esos gobiernos a otros seis barones: "Guillermo volverá a ser presidente de la Junta de Extremadura -ha asegurado-. Había ganas, Guillermo".

"Emiliano pronto pondrá fin al Gobierno de la señora Cospedal en Castilla-La Mancha", ha continuado. El líder castellanomanchego ha obtenido 15 escaños frente a los 16 del PP por lo que necesita los votos de los dos diputados de Podemos para garantizarse la investidura. El PSOE ha dado por hecho desde el domingo que lograría ese apoyo, pero Podemos le frenó al decir que no entendía la "euforia" del líder socialista y le recordó que aún no había cerrado un acuerdo.

"En Valencia, Ximo devolverá la decencia a la Generalitat", ha proseguido Sánchez en su intervención. El PSOE valenciano necesita llegar a un pacto con Compromís y Podemos si quiere gobernar. La formación de Pablo Iglesias ha mostrado su preferencia por que sea Mónica Oltra quien esté al frente del Gobierno. "Pablo Iglesias no va a poner al presidente de la Generalitat", ha expresado Ximo Puig, que ha apostado por "pactos de ida y vuelta". Aunque en el PSOE insisten en que los acuerdos no deben materializarse por un "intercambio de cromos", el líder socialista valenciano daba por hecho que favorecería que Compromís en la capital valenciana mientras que esa formación lo haría con él en la Generalitat.

Sánchez también ha dado por hecho que Francina Armengol "pondrá fin al Gobierno frentista de Bauzá" en Baleares y que Javier Lambán devolverá "la voz perdida" en Aragón. En ambos casos necesitan acuerdos a tres para desbancar al PP. El líder socialista también cree que Patricia Hernández "propiciará el cambio" en Canarias, donde ha logrado ser la candidata más votada, aunque ha quedado por debajo de Coalición Canaria en número de escaños. 

Sánchez aprovecha para confirmar su candidatura

El discurso triunfalista ante la recuperación de poder por parte del PSOE ha llevado a Sánchez a anunciar ante el Comité Federal su intención de presentarse a las primarias para ser candidato a La Moncloa. Ferraz ha mantenido la fecha del 26 de julio por haber sido el "compromiso" al que llegaron en otra reunión de este órgano interno, pese a que desde el PSOE andaluz han llegado advertencias de su preferencia por retrasarlo.

"Con humildad, responsabilidad e ilusión, mucha ilusión, tengo decidido concurrir para ser el próximo presidente del Gobierno", ha reafirmado Sánchez, que ha provocado un aplauso cerrado de los delegados presentes en el Comité Federal. También lo ha hecho Susana Díaz, aunque le ha costado comenzar a aplaudir.

Varios dirigentes han pedido en sus intervenciones "unidad", "apoyo" y "lealtad" al secretario general. En Ferraz no creen que Sánchez tenga rivales en esa contienda interna.

A Susana Díaz: "El frentismo es el creado por el PP"

En su intervención, el secretario general ha reivindicado al PSOE como la primera fuerza de izquierdas, aunque ha admitido que aún "queda mucho por hacer". Sánchez ha expresado que el resultado obtenido en las grandes ciudades es "mejorable" y ha pedido a los suyos que huyan de la endogamia y que busquen la incorporación de referentes sociales para atraer voto joven y urbano. "Tenemos que pensar por qué muchos ciudadanos socialmente comprometidos prefieren luchar contra los desahucios y las privatizaciones a través de plataformas o 'mareas' antes que con las agrupaciones socialistas", ha asumido.

En la resolución que el PSOE saca de este Comité Federal se compromete a "no formar parte" de los gobiernos en aquellos lugares en los que "no sea la primera fuerza de la izquierda" y pone el énfasis en que facilitará "gobiernos de progreso" siempre que haya "acuerdo en los contenidos". Además, esos acuerdos "tendrán como objetivo garantizar la estabilidad institucional". Esa es la orden que da el máximo órgano entre congresos del PSOE, encargado de definir las "alianzas" con otros partidos.

"Queremos acuerdos que cambien las políticas y sirvan para atender las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas, no meros repartos de poder", reza la resolución, que insta a los socialistas a "propiciar gobiernos estables y capaces de desarrollar políticas coherentes con el proyecto socialdemócrata". Esas alianzas deberán ponerse en marcha de acuerdo con la dirección federal. 

Sánchez ha aprovechado su intervención en el órgano interno para continuar su ofensiva contra el PP y, de paso, responder a Susana Díaz. "El PP es quien ha practicado una política frentista y por eso se ha quedado solo", ha aseverado. "El verdadero frente, el frentismo, es el creado por el PP", ha dicho Sánchez apenas dos días después de que la dirigente andaluza dijera que no es partidaria de la política de "frentes y de bloques". A su llegada al cónclave socialista, la presidenta regional ha mostrado la "mano tendida" al partido de Mariano Rajoy para que se abstengan en la investidura.

"El PSOE no puede ser un escudo para nadie ni una pasarela para otros", expresó Díaz tras su reunión con Sánchez el pasado jueves. "Nadie les excluyó -ha dicho Sánchez sobre el PP-. Su soberbia y su mayoría absoluta les hicieron autoexcluirse solos. Y su soledad es la antesala de la derrota que sufrirán en las próximas elecciones generales", ha anticipado.

"Nosotros estamos donde siempre estuvimos y siempre estaremos. Somos la izquierda que atrae al centro", ha expresado Sánchez apenas unos minutos después de que Díaz haya expresado que el PSOE debe mantener "su centralidad" y "no disfrazarse de lo que no es". 

Javier Fernández pide que no haya "ansiedad" por pactar

Sin mencionarla expresamente, Sánchez también ha respondido a las apelaciones a la "prudencia" que ha lanzado Díaz sobre los pactos. "Los españoles saben que el PSOE solo gobernará cambios seguros y coherentes", ha contestado Sánchez, para quien la seguridad y la coherencia significan, además de apostar por la socialdemocracia, defensa del estado del bienestar, ejemplaridad y recuperación justa. Allí donde nos pidan apoyo seremos muy exigentes en el cumplimiento de nuestras políticas de izquierda", ha expresado el secretario general. 

El presidente asturiano, Javier Fernández, también se ha sumado a las advertencias sobre los acuerdos que pueden tentar a los socialistas y ha recordado que los pactos no pueden ser un "cheque en blanco". En su intervención ante el Comité Federal, ha instado a sus compañeros a que no les pueda la "ansiedad" de pactar con Podemos y ha advertido de que pactar con aquellos que quieren "destruir" al PSOE puede ser un "error" que acabe en una "derrota" en las generales.

Podemos y C's deberán elegir

"El Partido Socialista ha entendido el mensaje y estamos determinados a gobernar con humildad ese cambio. Repito a gobernar el cambio, no a administrar recambios", ha continuado Sánchez, que ha insistido en que el acercamiento al PP en estos comicios es la "antesala" a una victoria" en las generales. 

Sánchez ha mandado un mensaje a Ciudadanos y Podemos tras los resultados del 24M: "Las urnas son la mejor cura de humildad". Tras recordar que el PSOE es la primera fuerza de la izquierda en toda España, ha advertido que serán los patidos emergentes los que "deben decidir" si apoyan al PP o al PSOE. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha