eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Susana Díaz dice que el PSOE no puede ser ni el “escudo” contra el PP ni la “pasarela” para Podemos

La presidenta andaluza dice que Pedro Sánchez no le ha trasladado “ninguna línea roja” para la negociación de su investidura

Tras su reunión con Pedro Sánchez, insiste en que el PSOE debe “interpretar” los resultados y, en algunos casos, quedarse en la oposición

Evita decir si prefiere retrasar la fecha de las primarias: “No entro en eso”

65 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz pide al PSOE que en los pactos no esté "frente a nadie, ni en un bloque"

Susana Díaz atiende a los periodistas en Ferraz tras reunirse con Pedro Sánchez.

Susana Díaz insiste en el que el PSOE tiene que “interpretar” los resultados del 24M en función de cada lugar. “No soy partidaria ni de los bloques ni de los frentes”, ha manifestado la presidenta andaluza en funciones cuatro días después de que Pedro Sánchez diera la orden de asumir la “responsabilidad” y “articular gobiernos progresistas” con el objetivo de frenar a la derecha. La líder de la federación socialista más potente ha dicho que su partido no puede ser “ni un escudo contra unos ni una pasarela para otros” en alusión al PP y a Podemos, respectivamente.

Díaz ha criticado que Podemos “dé por hecho” que los socialistas deben apoyar a la formación en aquellos lugares en los que tiene posibilidad de gobernar, mientras que marca “líneas rojas” donde la situación es a la inversa. Según Díaz, el partido de Pablo Iglesias no puede pretender que haya un “cheque en blanco”.

La secretaria general del PSOE-A ha expresado al finalizar su reunión con Pedro Sánchez, con quien ha analizado los resultados electorales como está haciendo el dirigente con todos los barones y candidatos socialistas, que el partido tiene las “mejores condiciones” para aglutinar mayorías.

Díaz no tiene “líneas rojas”

No obstante, ha vuelto a advertir de que los socialistas deben “interpretar en cada momento el mandato de las urnas”. Así, Díaz considera que el PSOE podrá llegar a acuerdos en algunas comunidades o municipios mientras que en otros deberá entender que los ciudadanos le han dicho “que se quede en la oposición”.

Además, Díaz ha asegurado que desde Ferraz no le han “trasladado ninguna línea roja” ante los posibles acuerdos a los que puede llegar para garantizar su investidura como presidenta de la Junta. “Y he hablado con todo el mundo”, ha precisado la dirigente socialista, que ha recordado que en el debate de investidura en el Parlamento andaluz asumió “propuestas” del PP, de Podemos, de Ciudadanos y de IU.

Ni una palabra de primarias

Díaz ha asegurado que no ha tratado con Sánchez el tema de las primarias. “No he entrado en eso. Tengo toda la energía puesta en el mandato que nos han dado los ciudadanos”, ha respondido a los periodistas. También ha evitado pronunciarse sobre si preferiría que se retrasara la fecha de los comicios internos en los que se elegirá al aspirante del PSOE a la presidencia del Gobierno. “No voy a entrar en el proceso de primarias”, ha agregado asegurando que va a ser “neutral”.

La líder socialista ha contestado así después de que El Mundo haya publicado una información que apunta a los deseos del PSOE andaluz de retrasar las primarias, fijadas para el 26 de julio. Esa fecha no conviene a Díaz, enfrentada con el secretario general, que estará inmersa en las negociaciones de su investidura durante el proceso de campaña para elegir al candidato a la presidencia de la Moncloa. Esa situación impide a la presidenta en funciones de la Junta presentarse a los comicios internos o aupar a un candidato alternativo a Sánchez, a quien apoyó en su carrera por hacerse con la secretaría general del PSOE hace menos de un año. “A mí no me han preguntado”, ha dicho sobre la publicación.

El número dos del PSOE, César Luena, ya había advertido esta mañana en los pasillos del Congreso de que la fecha de las primarias no se iba a modificar, dado que se trata de un acuerdo de la ejecutiva federal que fue ratificado en el Comité Federal, el máximo órgano entre congresos. Para anular esa decisión es necesario un acuerdo revocatorio de la dirección federal, según ha explicado Luena, que ha asegurado que no se iba a producir.

El encuentro entre Díaz y Sánchez ha tenido lugar tan solo ocho días después del tenso mitin que protagonizaron ambos dirigentes en Alcalá de Guadaíra. La líder andaluza ha calificado de “ridículo” y de “cosas de niños” que se analice si se “miran más o menos”. La cita se iba a celebrar el miércoles, pero se modificó por motivos personales de la líder andaluza. El PSOE pospuso la reunión al viernes, justo antes de la cena en la que van a estar presentes todos los barones socialistas, pero se ha tenido que adelantar porque Díaz tendrá que recibir a la plantilla del Sevilla tras la victoria en la Europa League. La secretaria general del PSOE-A se ausentará, por tanto, en esa cena, según fuentes de su entorno, aunque asistirá al día siguiente al Comité Federal convocado tras las elecciones municipales y autonómicas y en el que la dirección de Sánchez marcará las pautas para los pactos de gobernabilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha