eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 155 amenaza la comisión del PSOE para abrir la reforma constitucional

Unidos Podemos y PNV solicitan a Ana Pastor una nueva prórroga para registrar a los miembros de la comisión de estudio del modelo territorial

La creación de la comisión ya se retrasó después de que la presidenta del Congreso concediera una semana más de plazo a los grupos

Unidos Podemos y PNV amagan con no participar mientras Catalunya esté intervenida

- PUBLICIDAD -
Los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se saludan antes de la reunión en el Congreso.

Los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se saludan antes de la reunión en el Congreso. Podemos (Dani Gago)

La activación del artículo 155 para la intervención de la Generalitat amenaza la propuesta de Pedro Sánchez para poner en marcha una comisión de estudio del modelo territorial previa a la apertura de la reforma constitucional que Mariano Rajoy le prometió apoyar. El respaldo del PSOE a la medida ejecutada este viernes por el Gobierno después de que el Senado le diera vía libre complica su puesta en marcha: amenaza con retrasar aún más su constitución o con que eche a andar incompleta. 

Sánchez anunció a principios de septiembre su intención de impulsar una comisión en el Congreso para el "diálogo, la evaluación y la modernización" del modelo territorial que sirviera como paso previo a la puesta en marcha de la reforma constitucional en el Parlamento.  

La necesidad de Rajoy de caminar de la mano del PSOE para responder al desafío soberanista aceleró los trámites y permitió a Sánchez anotarse un tanto: arrancar al PP el compromiso de activar la reforma constitucional apoyando, primero, la comisión de estudio del modelo territorial y, seis meses después, la subcomisión que pondrá en marcha los trabajos para modificar la Carta Magna. 

Todos los grupos, excepto ERC y Ciudadanos, apoyaron la creación de ese organismo. Sin embargo,  el acuerdo de Rajoy y Sánchez para intervenir la autonomía de Catalunya si Carles Puigdemont persistía en la ilegalidad frustró por primera vez las aspiraciones del PSOE.

Unidos Podemos, PDeCAT y PNV aseguraron que no participarían en ese organismo si se llegaba a activar el 155. De hecho, solicitaron una prórroga al plazo que Ana Pastor les había dado para registrar los nombres de los diputados que formarían parte de esa comisión. 

La presidenta del Congreso concedió una semana más. El nuevo plazo acaba este martes a mediodía. Sin embargo, PNV y Unidos Podemos han pedido un nuevo aplazamiento. Los nacionalistas vascos mantienen que sigue sin darse el clima adecuado, sobre todo tras la aplicación del citado precepto constitucional, para poner en marcha este órgano parlamentario, según informa Europa Press. Los de Pablo Iglesias, que defendió dejar en "suspenso" su participación, coinciden: "La situación actual no da condiciones para el diálogo". Pastor tendrá que decidir si amplía el plazo. 

El PSOE confía en que todos se sumen tras el 21D

Los socialistas no están dispuestos a posponer el comienzo de los trabajos. Si se retrasa hasta que se celebren las elecciones el 21D, volverá a celebrarse el Día de la Constitución con apelaciones a su reforma sin que se haya siquiera iniciado, como ha sucedido en los últimos cuatro años. 

El PSOE ha sostenido en las últimas semanas que están dispuestos a que el estudio del modelo territorial comience sin la participación de los otros cuatro grupos, que suponen un 25% de la Cámara Baja, porque están convencidos de que a la larga acabarán sumándose. "Debe seguir su curso. Se active hoy, mañana, pasado o la próxima semana, que siga el curso que tiene establecido", ha expresado el portavoz de la Ejecutiva, Óscar Puente. 

Los grupos que tienen previsto plantar al PSOE en su comisión podrían sumarse más adelante. Fuentes parlamentarias han explicado que la comisión puede empezar a funcionar aunque queden vacantes los cupos de esos grupos siempre y cuando la comisión tenga quorum, es decir, mayoría simple para tomar decisiones. Con PP, PSOE y Ciudadanos –los únicos tres grupos que han confirmado quiénes les representarán– es suficiente. 

En lo que no podrán participar los grupos que renuncien a estar en la constitución de la comisión es en la elección de los miembros de la Mesa de la misma, que es el órgano encargado de pilotar las tareas. Si el PNV falla, sí sería un quebranto para Sánchez, que quería que los nacionalistas vascos presidieran ese organismo como gesto simbólico. Los socialistas asumen que si la comisión nace coja, tendrán que presidirla ellos. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha