eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron bate las encuestas y logra la mayoría absoluta en el Reino Unido

El recuento de las últimas circunscripciones permite a los conservadores superar con holgura los 326 escaños

El SNP es el segundo gran vencedor al haber logrado arrebatarle la práctica totalidad de los escaños escoceses a los laboristas

Pierden de manera rotunda los laboristas y los liberal-demócratas. Ed Miliband y Nick Clegg han presentado su dimisión

El ajuste fiscal más drástico de la Unión Europea ha quedado revalidado por las urnas y Cameron prepara cinco años más de austeridad

46 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los conservadores aventajan a los laboristas con una mayoría escrutada

El primer ministro británico, David Cameron, y su mujer, Samantha, a su llegada al número 10 de Downing Street en Londres hoy, viernes 8 de mayo de 2015.

Gran Bretaña ha votado por cinco años más de austeridad. Lejos de lo que afirmaban las encuestas durante la campaña, el recuento ha dado a los conservadores la mayoría absoluta y ha dejado fuera de juego a los laboristas y liberal-demócratas, cuyos líderes, Ed Miliband y Nick Clegg, han presentado la dimisión

Con más de 640 de los 650 sitios escrutados, los conservadores superan los 330 escaños (la mayoría absoluta está en los 326); los laboristas, 232; el Partido Nacional Escocés (SNP), 56; el Partido Unionista Democrático (DUP), 8; los liberal-demócratas, 8, y el UK Independence Party (UKIP), 1

El recuento de los datos no ha terminado, pero la mayoría absoluta confirma que el ajuste fiscal más drástico de la Unión Europea fue ayer revalidado en las urnas por los votantes de Reino Unido.

Como era previsible, el líder laborista, Ed Miliband, ha anunciado este viernes su dimisión al frente del partido tras el mal resultado obtenido por su partido en los comicios. "Reino Unido necesita un Partido Laborista fuerte", ha defendido Miliband, proponiendo que Harriet Hartman tome las riendas del partido hasta que se designe a su sucesor.  

"Este es un revés espectacular para los laboristas", comentaba esta madrugada Tony Travers, profesor de la London School of Economics. En efecto, las cosas pintaron mal para Ed Miliband desde el principio de la noche. Los pronósticos de derrota no han hecho más que confirmarse en el transcurso de la madrugada.

El gran golpe llegó temprano, nada más cerrar los colegios electorales. No había pasado un minuto después de las 22:00, cuando BBC, Sky News y ITV daban a conocer el resultado conjunto de su sondeos a pie de urna. El sondeo otorgaba a los conservadores 316 escaños; a los laboristas, 239; al Partido Nacional Escocés, 58; a los liberal-demócratas, 10; y a UKIP, 2.

Esos números no solo se han confirmado, sino que han mejorado para los conservadores.

Las caras de los asistentes a la fiesta del recuento electoral de Little Atoms en el centro de Londres, un lobby  de influencia progresista, comenzaron a alargarse. No es de extrañar: en 2010, los resultados a pie de urna acertaron casi de pleno en el resultado, solo erraron en siete sitios.

Tanta credibilidad le habían dado a ese sondeo a pie de urna que, pocos minutos más tarde, el Daily Mirror ya había elegido su portada de hoy: un cuadro en negro con una pregunta "Five more damned years?" (¿cinco malditos años más?).

A las 2:44, la BBC ya se preguntaba si el laborismo necesitaba un nuevo líder. “Si los resultados permanecen así, por la mañana habrá presiones muy fuertes para que Ed Miliband renuncie”, decía el comentarista político Nick Robinson.

A las 5:10 de la mañana, hablaba el otro gran perdedor de la noche. "Ya está dolorosamente claro que esta noche ha sido un castigo cruel para los liberal-demócratas", comentaba su líder, Nick Clegg. Con el avance del recuento, el reconocimiento de los malos datos se convertía en una dimisión.

El líder de la formación que ha compartido coalición de Gobierno con David Cameron ha anunciado su renuncia tras comprobar como el partido ha perdido 48 de sus 56 escaños. A pesar de ello, ha defendido la "contribución" de los liberal-demócratas durante la última legislatura.

"Si lo que hemos perdido hoy se ve compensado por cada familia que se siente más segura por un empleo que hayamos ayudado a crear, por cada pareja gay que sabe su amor no vale menos que el de ninguna otra y por cada pensionista con un poco más de libertad y dignidad en el retiro, confío en que nuestras pérdidas puedan sobrellevarse con un poco más de dignidad", ha dicho Clegg.

El partido independentista arrasa en Escocia

Pero si los conservadores pueden estar contentos, el Partido Nacional Escocés ha conseguido el que es quizá el resultado más impresionante de la noche.

Como la mayoría de las encuestas habían previsto, el Scottish National Party (SNP) ha logrado obtener la mayoría de los sitios en el norte de la frontera. Escocia es un bastión tradicionalmente laborista cuya hegemonía política ha cambiado por completo este 7 de mayo. Si antes el mapa político era de color rojo en el norte, esta noche los votantes le han dado la vuelta por completo. Ya a las 8:00 de la mañana había hecho suyos 56 de los 57 escaños a los que optaba.

"Hay un león rugiendo en Escocia esta mañana y ningún gobierno que se establezca en Westminster será capaz de ignorarlo", ha dicho esta madrugada Alex Salmond, el anterior líder del SNP y ex ministro principal que llevó a Escocia a la convocatoria del histórico referéndum del 18 de septiembre.

A partir de mañana, el partido independentista de Nicola Sturgeon ocupará un lugar muy relevante en Westminster, lo que abre una gran caja de Pandora sobre el nuevo y extraño equilibrio de gobierno en el país. La gran pregunta es: ¿dará Cameron nuevos poderes y más independencia a Sturgeon, como prometió antes del referéndum? Con un innegable apoyo en el norte de la frontera, ¿cuánta devolución de poderes será suficiente para no amenazar con otro referéndum?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha