eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dos años después de la guerra, Gaza sigue con sus heridas abiertas

- PUBLICIDAD -
Dos años después de la guerra, Gaza sigue con sus heridas abiertas

Dos años después de la guerra, Gaza sigue con sus heridas abiertas

Cuando se cumplen hoy dos años del inicio de la última ofensiva militar israelí en Gaza, sus habitantes denuncian que la Franja no ha sido reconstruida, Israel no ha aliviado el bloqueo y su situación no deja de empeorar.

"Odio recordar los 50 días y noches de la guerra. Todavía estoy triste. Nuestra casa no ha sido reconstruida después de dos años. El bloqueo continúa y la pobreza y el desempleo siguen siendo muy altos", se quejó a Efe Suha Al Masri, una mujer de 42 años de Gaza capital y madre de cuatro hijos.

Su familia perdió la vivienda por el impacto de tres proyectiles, que mataron a su sobrino y otros tres familiares.

Muchos en la masificada Franja sienten que su situación apenas ha mejorado en este periodo, pese a las promesas internacionales y unos planes de reconstrucción que no acaban de concretarse.

Según el Ministerio de Sanidad de Gaza, 2.200 palestinos murieron en la contienda -entre ellos 550 niños y más de 300 mujeres- y otros 11.000 fueron heridos, de ellos cerca de 2.650 menores y 1.440 mujeres.

Los tanques, artillería y bombardeos dejaron gran destrucción en la infraestructura, viviendas, industria y la agricultura del territorio, que gobierna el movimiento islamista Hamás desde que tomó el poder por la fuerza en 2007.

Según diversas ONG, en el medio centenar de días interminables que duraron los bombardeos se destruyeron total o parcialmente 31.974 casas.

La ONU cifra en 60.612 los gazatíes que al final del conflicto (el 26 de agosto de 2014) habían huido de sus viviendas y se refugiaban en escuelas, hospitales, mezquitas e iglesias.

Dos años después, muchos viven en pisos de alquiler o con familiares, mientras sus casas siguen en ruinas.

Culpan al bloqueo, que impide la entrada libre de material de construcción ya que Israel lo considera de "doble uso" y teme que se utilice para excavar túneles que penetren en su territorio para perpetrar ataques.

El alto el fuego logrado con la mediación egipcia entre Israel y Hamás, la Yihad Islámica y la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) se mantiene, si bien con violaciones puntuales de ambas partes.

El acuerdo exigía a Israel aliviar el bloqueo y permitir que se llevase a cabo el plan de reconstrucción, además de la construcción de un puerto y aeropuerto, pero nada de eso se ha llevado a cabo, denuncian los residentes de la franja.

Maher Tabaa, director de la Cámara de Comercio de Gaza, asegura que las pérdidas provocadas por el conflicto ascienden a 3.600 millones de dólares.

"Las duras condiciones de vida se mantuvieron y la pobreza ha aumentado a más de un 55 por ciento", afirma, y añade que Israel destruyó "nueve estaciones de tratamiento de aguas, 18 instalaciones eléctricas, 19 sedes de instituciones financieras, 372 construcciones comerciales e industriales y 55 barcos de pesca", además de los miles de viviendas.

Dos meses y medio después del conflicto se celebró una conferencia internacional de donantes en El Cairo, en la que diversos países se comprometieron a donar 5.400 millones de dólares para una reconstrucción que apenas ha empezado.

La Asociación de Agencias de Desarrollo Internacionales (AIDA) instó ayer a Israel a levantar el bloqueo y acabar con las restricciones que impiden reconstruir y difundió una petición para que se acelere la edificación dirigida a líderes internacionales, entre ellos el presidente de EEUU, Barak Obama; Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Les pide que "presionen a Israel para que acabe el bloqueo y retire la madera, barras de acero, cemento y otros materiales esenciales para la construcción de la lista de productos con entrada restringida en la franja".

Según AIDA, solo se han reconstruido un 10 por ciento de las 11.000 viviendas totalmente derruidas.

Además, en la Franja se palpa el miedo a otra ofensiva, sobre todo tras las declaraciones del ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, de que atacará si los milicianos siguen excavando túneles y lanzando cohetes.

"Estamos muy preocupados de que, antes o después, haya otra guerra, sobre todo después de las amenazas israelíes y de que los grupos armados palestinos hayan dicho que están preparados para luchar", lamenta Mohamed Abu Daqqa, profesor de 26 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha