eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Absueltos los once detenidos en la manifestación de Juventud Sin Futuro que precedió al 15M

Estaban acusados de desórdenes públicos –uno de ellos, además, de atentado a la autoridad–por la marcha del 7 de abril de 2011 en Madrid

El Juzgado de lo Penal nº24 de Madrid no considera probados los hechos, por los que el Ministerio Fiscal pedía entre uno y tres años de prisión

"Algunos siempre han mantenido que fueron detenidos al salir de un bar tras finalizar la marcha", asegura Daniel Amelang, uno de sus abogados

- PUBLICIDAD -
Una de las manifestaciones convocadas por el colectivo 'Juventud Sin Futuro'.

Una de las manifestaciones convocadas por el colectivo 'Juventud Sin Futuro'.

Algo más de un mes antes de que el 15M eclosionara en la Puerta del Sol el colectivo Juventud Sin Futuro convocaba en Madrid y otras ciudades españolas una manifestación contra los recortes sociales. El 7 de abril de 2011 la marcha que recorrió la capital terminó con la detención de varios jóvenes acusados de desórdenes públicos –uno de ellos, además, de atentado a la autoridad–.

Más de cinco años después el Juzgado de lo Penal nº24 de Madrid ha absuelto a las once personas a las que el Ministerio Fiscal pedía entre uno y tres años y medio de prisión. Les acusaba de "ponerse de acuerdo" para "destruir o alterar la paz pública" al lanzar piedras y otros objetos contra los agentes o quemar contenedores en una marcha que finalizó con varias cargas.

La sentencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es, considera que "no puede alcanzar la conclusión con la rotundidad que requiere una sentencia de condena" que los acusados "realizaran algunas de las conductas descritas" como causar lesiones, producir desperfectos u obstaculizar las vías públicas.

A pesar de "los presuntos daños materiales" que enumera la policía, recuerda la jueza que el Ayuntamiento de Madrid, entonces gobernado por Alberto Ruiz Gallardón, respondió  que "no se consideraba que se hubieran producido daños relevantes en el mobiliario urbano a causa de la manifestación".

Tampoco, afirma la sentencia, se aporta factura alguna de los daños materiales supuestamente ocasionados a los vehículos policiales. Durante el juicio, que se celebró en dos sesiones –una en el mes de septiembre y otra en noviembre– no quedó probado que actuaran en grupo ni  tan siquiera que los acusados se conocieran, que provenían diferentes ciudades.

"La sentencia es una muy buena noticia", celebra Daniel Amelang, abogado del caso y miembro de la Red Jurídica. "La sentencia no valora profundamente lo ocurrido, pero en el juicio los propios agentes reconocían que no se acordaban bien de lo que había ocurrido y esgrimían un relato contradictorio", señala.

La jueza asegura que estas contradicciones existen entre el acusado y los agentes, pero también entre los propios policías en el caso de la persona acusada de propinar un bofetón a uno de los agentes. Sobre la acusación de lanzar una piedra a otro de ellos también acredita que existen versiones contradictorias "insuficientes para el dictado de un pronunciamiento de condena".

Asegura, entre otras cosas, que la piedra con la que supuestamente uno de los detenidos agredió a un policía "resulta extraño" que "existiera en la vía pública donde se estaban desarrollando los hechos". 

"Muchos de los detenidos ni siquiera se conocía entre sí. Algunos siempre han mantenido que terminada la manifestación fueron detenidos al salir de un bar en el que estaban tomando algo y no sabían a qué delitos ni acusaciones se referían cuando se lo comunicó la policía", concluye Amelang.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha