eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Próximo capítulo de 'Cuéntame': los Alcántara se enfrentan al paro por posible fraude fiscal

El Consejo de Administración de TVE debe decidir el 26 de mayo si la investigación fiscal a Ana Duato e Imanol Arias obliga a poner fin a la serie Cuéntame

Ganga Producciones afirma que podrían empezar "a rodar la temporada 18º en otoño", pero que cambiar de protagonistas para esquivar el posible veto es "ciencia ficción"

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Imanol Arias y Ana Duato se casan en el último capítulo de la 17 temporada en TVE

Imanol Arias y Ana Duato se casan en el último capítulo de la última temporada de 'Cuéntame'

Cuéntame ha acabado este jueves la temporada 17º con la boda de Merche y Antonio. El próximo capítulo será en un sala de reuniones, donde el Consejo de Administración de RTVE –con 6 consejeros nombrados por el PP y tres por otros grupos– debatirá sobre el futuro de la serie tras la implicación de Imanol Arias y Ana Duato en un posible fraude fiscal.

¿Se va a cancelar la serie?

Los últimos capítulos comprados, los de la temporada 17º, se han emitido, de modo que lo que está en juego es la renovación para la temporada 18º. La idea de la televisión pública era continuar –la serie va por los años 80–, pero la implicación de sus dos protagonistas en una investigación por defraudar a Hacienda y usar sociedades offshore ha puesto en duda si es conveniente, por una cuestión de imagen, seguir contado con los Alcántara. El contrato aún no se ha firmado.

Si se cancela o no, la decisión solo la puede tomar el Consejo de Administración de RTVE, que se reúne una vez al mes y donde dominan los miembros afines al PP, así que lo previsible es que se vote a favor de la postura de la dirección y del presidente, José Antonio Sánchez, que por el momento se desconoce. Fuentes de la corporación contestan a eldiario.es que no hay ninguna decisión tomada.

Aún no es público si el tema está en el orden del día del próximo consejo del 26 de mayo, pero el consejero nombrado por el PSOE, Miguel Ángel Sacaluga, adelanta que claramente se va a hablar de este tema esté o no en el orden del día y se tome o no una decisión firme.

La productora Ganga, cuyo dueño es el marido de Ana Duato, confirma que no ha recibido ninguna notificación "anormal". Si no hay novedad, empezarán a grabar nuevos capítulos en otoño para empezar a emitir en enero de 2017.  Las líneas maestras están listas, pero el guión no está desarrollado. Las series se suelen comprar por un paquete de 13 capítulos, y así ha sido en las últimas temporadas de Cuéntame en TVE. 

Otra de las opciones es que el Consejo trate el tema pero aplace la decisión hasta conocer más detalles de la implicación concreta de los protagonistas de la serie. Teniendo en cuenta que debe acabar la fase de instrucción e iniciarse un juicio, que hay 46 querellados y que hay que pedir datos a países que son paraísos fiscales, una sentencia no llegaría a tiempo para que TVE se base en ella para decidir. La corporación no puede esperar a una condena o absolución de los actores para inclinar su decisión, que se reduce así a motivaciones éticas de lo que se sabe por el momento: Imanol Arias y Ana Duato están acusados por la Fiscalía, pero no declarados culpables. 

¿Hay motivos legales para acabar con 'Cuéntame'? 

En sentido estricto, no, porque la productora de la serie no está siendo investigada y por ahora está al corriente de sus obligaciones fiscales. La Ley de Contratos del Sector Público especifica la prohibición de contratar a empresas con deudas al fisco en su artículo 60. Ganga podría vender su nueva temporada a RTVE siempre que en el momento de la suscripción del contrato presente una certificación de la Agencia Tributaria en la que conste que está al corriente de sus obligaciones en impuestos y otra que pruebe que está al corriente de pagos con la Seguridad Social.

Otra cosa es que acabaran condenando a  Miguel Ángel Bernadeau, otro de los querellados, marido de Duato y dueño de la productora de la serie. En ese caso, no podría contratar con TVE.

El hecho de que los dos actores principales estén siendo investigados por ocultar ingresos no pone ningún impedimento legal para que la productora contrate con la televisión pública. La objeción que puede poner TVE es moral o de imagen, sobre si es conveniente, ético o lícito que una televisión pública emita en prime time el trabajo de dos actores que pueden haber defraudado a Hacienda. Estarían indirectamente cobrando dinero público tras haberlo presuntamente estafado.

Pero Cuéntame tiene otro frente abierto, en este caso por sus facturas.  Televisión Española ha abierto una auditoría interna que no ha concluido pero en la que se han revelado indicios de irregularidades a raíz de la denuncia de la actriz Pilar Punzano. TVE está analizando las liquidaciones de los últimos años por si se inflaron gastos a través de contrataciones con empresas satélites. Se investiga si la productora podría haber facturado por gastos que no existen o con precios fuera de mercado, ya que no ha habido un control público de esas facturas. El próximo miércoles, un día antes del Consejo de Administración, hay una reunión para poner al día a la dirección sobre las auditorías en marcha. 

Sacaluga puntualiza que "si hay impedimento legal, hay que cumplirlo. Si de la auditoría se deduce que hay irregularidades, hay que planteárselo. Otra cosa es si desde el punto de vista de la imagen debamos seguir contratando con personas investigadas, pero que no están condenadas". 

¿Y un 'Cuéntame' sin Imanol Arias y Ana Duato?

Anticorrupción cifra en tres millones de euros el dinero desviado por los protagonistas de Cuéntame, y por los que no habrían pagado los impuestos correspondientes. Es su exposición en las pantallas de la cadena pública lo que incomodaría a TVE, aunque de momento esté en fase de investigación. Una solución para seguir contratando la serie sería sustituir a los protagonistas, algo que fuentes de la productora califican de "ciencia ficción". No acabaría con el problema moral, ya que Bernardeau, el dueño de la productora, también está querellado. 

Entre los inconvenientes de sustituir a los dos actores está que el marketing y la promoción de la serie –que tiene un canal propio en la web de la corporación pública– están basados en esos dos personajes, de modo que sería difícil desvincular su imagen y colar en el ideario de la serie a otros dos protagonistas. Entre las ventajas para la productora, que podría seguir facturando los 800.000 euros por capítulo a la televisión pública, que tiene que decidir en los próximos días si quiere y debe seguir contando las vidas, alegrías y problemas de los Alcántara, a los que ahora se suma la incertidumbre de una condena y el paro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha