eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urra cree que la violencia filioparental es un problema social, no familiar

- PUBLICIDAD -
Urra cree que la violencia filioparental es un problema social, no familiar

Urra cree que la violencia filioparental es un problema social, no familiar

El presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Violencia Filioparental (SEVIFIP), Javier Urra, ha dicho a Efe que estos casos suponen "un problema social, no solo de las familias" y cree que la administración tiene que hacerse cargo porque "la salud mental infantojuvenil no está bien atendida".

Urra participa hoy en Logroño en la jornada "Modelos de intervención en violencia filioparental", organizada por esta Sociedad y la Fundación Pioneros de La Rioja, que es una entidades que la componen.

Doctor en Psicología y en Ciencias de la Salud, fue el primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y, en la actualidad, es el director clínico del programa "recURRA-GINSO", dirigido a padres e hijos en conflicto.

Este centro, que se puso en marcha hace cuatro años, ha atendido 917 casos presenciales y otros 304 en su residencia, donde viven jóvenes de entre 12 y 18 años.

Entre las posibles causas de la aparición de la violencia filioparental, ha incidido en que se produce en familias de cualquier perfil socioeconómico, tanto monoparentales como tradicionales, aunque en el 30 por ciento de los casos existía un consumo "abusivo" de alcohol y cannabis y un 28 por ciento eran menores adoptados en países del Estado de Europa.

Ha precisado que, aunque no se trata de violencia de género, el 83 por ciento de las víctimas de las agresiones son mujeres, por lo que ha opinado que "si un hijo pega o ridiculiza a su madre, es posible que el día de mañana lo haga también con su pareja".

El 70 por ciento de los menores agresores son varones y suelen ejercer un tipo de violencia "más física", mientras que las chicas realizan actos de maltrato emocional, ha añadido.

En muchos casos de violencia ejercida por las hijas, estas presentan algún trastorno de alimentación, como anorexia, por lo que su problema psicológico deriva en este tipo de actos, según Urra.

Al centro "recURRA-GINSO" acuden las familias de forma "voluntaria", pero obligadas por la conflictiva situación que viven en casa, aunque también llegan casos derivados de las unidades de Psiquiátrica Infantojuvenil de los hospitales, donde sólo suelen permanecer internados durante unos quince días.

A pesar de que los chicos "gritan, insultan, empujan, roban y pegan a sus padres, les quieren", ha recalcado, aunque muchos de los progenitores creen que sus vástagos "les quieren, pero a su manera".

Según su experiencia, tanto padres como hijos "se implican mucho" en este tipo de terapias, por lo que suelen lograr un éxito en más del 70 por ciento de los casos.

SEVIFIP nació hace dos años para dar respuesta a los nuevos casos de violencia filioparental, que se habían "disparado" en los últimos años, según Urra, y está formada por Amalgama 7 (Barcelona), Fundación Amigo (Madrid), Euskarri (Bilbao), Fundación Pioneros (Logroño) y recURRA-GINSO (Madrid).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha