eldiario.es

El alumno español dedica más tiempo a los deberes pero rinde menos en PISA

De media, un estudiante de 15 años pasa 6,5 horas con tareas escolares, frente a las 4,8 horas de los países OCDE

Además, recibe una clase particular de poco más de una hora cada semana, casi el doble de la media internacional

Los españoles se encuentran por debajo de la media OCDE en el informe que mide sus habilidades en lengua, matemáticas y ciencia

El alumno español dedica más tiempo a los deberes pero rinde menos en PISA

El alumno español dedica más tiempo a los deberes pero rinde menos en PISA

Más horas de estudio en casa y de clases particulares no son garantía de mejor rendimiento académico, pues los alumnos españoles dedican un tercio más de tiempo a los deberes que los de la OCDE, pero obtuvieron resultados inferiores al promedio en la última Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2012).

"Existen importantes diferencias en cuanto al tiempo dedicado a las tareas y al estudio en casa, si bien es cierto que no existe una relación significativa entre estos indicadores y los resultados", según advierte el análisis del boletín de diciembre del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).

Así, entre los participantes en PISA con mejor rendimiento, hay casos en los que los alumnos emplean más de diez horas semanales en los deberes (como Shangai o Singapur), pero también otros donde no se alcanzan ni siquiera las tres horas (Finlandia).

Como media, un estudiante español de 15 años pasa 6,5 horas semanales con los deberes, frente a una media de 4,8 horas del conjunto de la OCDE. Además, un español recibe una clase particular de poco más de una hora cada semana, casi el doble de la media internacional. En algunos países, las clases privadas pagadas por los padres superan las tres horas semanales por estudiante, como Corea del Sur, Vietnam, Grecia, Indonesia o Malasia. "Sin embargo, no existe evidencia de que estas clases contribuyan a mejorar los resultados en Matemáticas", explica el informe del INEE.

Los deberes son algo "imprescindible", pero tampoco tienen que suponer una carga que ocupe toda la tarde, según defiende la profesora de Lengua, Latín, Griego y Cultura Clásica Blanca García Olmos, con 34 años de experiencia docente. "En la clase no da tiempo a hacerlo todo", argumenta como opinión personal, así que es necesario completar en casa durante hora y media o dos diarias para aprender bien los temas, consolidar con ejercicios las asignaturas más prácticas o aprender poco a poco las que son más memorísticas.

"Si no van estudiando poco a poco, llega el final del trimestre, se van a inflar a estudiar, no les cunde y pasa lo que pasa...", argumenta a Efe esta profesora de ESO y Bachillerato del instituto Miguel Delibes de Madrid. No lo ve así la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), que denunció en su día la "sobrecarga" de las tareas escolares en casa al solidarizarse con la "huelga de deberes" promovida hace dos años por la Federación de Consejos de Padres de Alumnos de Francia.

Por el contrario, la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) entendía que los deberes diarios ayudan a crear un hábito de trabajo, de orden y superación, en el que la familia debe implicarse.Representantes de España, Francia, Bélgica e Italia de la Confederación Europea de Padres se reunirán en 2012 en un congreso para debatir el asunto de los deberes escolares, según explica a Efe el presidente de Ceapa, Jesús Sánchez.

"La formación de la persona -considera- es integral y se tiene que desarrollar en varios ámbitos; el académico tiene que estar más circunscrito a la escuela y el instituto y no, de alguna manera, subrogar el trabajo de los profesores en las familias porque al final esto es lo que viene a ser un poco" los deberes.

Por eso, el tiempo que los alumnos están en el colegio, sobre todo en la Primaria, "ya es suficiente"; además, recuerda, suelen tener actividades extraescolares y también necesitan momentos para jugar y relacionarse con otros niños. En casa se debe fomentar el descubrimiento y el aprendizaje por vías alternativas, propone, como la lectura, internet (aunque con precaución en este caso), frecuentar bibliotecas o asociaciones dedicadas a estas actividades. La escuela pública, según Sánchez, debe ser compensadora de desigualdades; los deberes pueden ser motivo de que esas diferencias se agranden en función de la formación académica de los padres y la ayuda que puedan prestar a los hijos.

Los padres dedican una hora semanal al estudio con los hijos tanto en España como en la OCDE, según PISA. Pero los alumnos españoles tienen más tiempo de trabajo con tutores (1,3 horas) que el resto (0,65 horas). Si se tiene en cuenta la carga lectiva de cada materia, es similar en España (3,5 horas semanales) y la OCDE (3,63) en Matemáticas.

Pero no existe un patrón claro entre los resultados en las pruebas matemáticas y el tiempo dedicado a las clases en la escuela, según analiza el INEE, lo que "parece dar a entender que la calidad de las clases puede ser un factor más relevante que el número de horas". La diferencia es mayor en Lengua (3,38 y 3,58 horas, respectivamente) y Ciencias (3,06 y 3,33 horas).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

- PUBLICIDAD -

Boletín de eldiario.es

Recibe una selección de lo mejor en información y análisis.


- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- Publicidad -