eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Hackers del gobierno ruso roban archivos sobre Donald Trump al Comité Demócrata Nacional

Estos espías informáticos llevan merodeando en sus sistemas desde el verano pasado, pero las informaciones sobre los negocios del multimillonario acaban de aparecer

Los partidos normalmente acumulan información sobre la oposición para difundir historias con tintes negativos entre los periodistas

El candidato republicano cree que la filtración ha sido dirigida por el propio Comité Demócrata y recuerda el escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton

- PUBLICIDAD -
El desafío de ser la portavoz hispana del partido de Trump

Donald Trump después de un acto de campaña en St Anselm College en Manchester (EE.UU.). EFE

Hackers vinculados al gobierno ruso robaron archivos de investigación sobre Donald Trump procedentes del Comité Demócrata Nacional, según una empresa estadounidense que está investigando el asunto.

Algunos de los hackers han estado acechando en los sistemas desde finales del verano pasado, mucho antes de que Trump sellase la nominación republicana, pero solo recientemente han salido a la luz archivos almacenados por el Partido Demócrata sobre los tratos comerciales de Trump e informes políticos antiguos, apuntan los investigadores.

Normalmente, los partidos utilizan esos ficheros para realizar publicidad agresiva y filtrar ideas de historias para los periodistas, mientras que las agencias de espionaje habitualmente guardan documentación de los líderes mundiales para entender mejor sus hábitos y su forma de pensar. The Washington Post informó sobre esta filtración el martes.

"Todo el mundo trata de averiguar quién es Trump", asegura Dmitri Alperovitch, el director de tecnología de Crowdstrike, la firma de ciberseguridad que el Partido Demócrata ha contratado para investigar la filtración. "¿Cómo va a ser su política de exteriores? ¿Cómo va a ser su relación con Rusia? Ha dicho algunas cosas positivas sobre Putin. ¿Cuánto de real tienen?"

Crowdstrike ha dicho que realmente encontró dos grupos diferentes de de hackers detrás de los archivos de Trump. La compañía cree que los hackers que entraron en el sistema el verano pasado quizá están vinculados con el servicio de seguridad federal de Rusia, conocido como FSB, mientras que el equipo que entró en el sistema en abril esté probablemente relacionado con la inteligencia militar rusa.

La empresa contratada por los demócratas pasó el fin de semana eliminando hackers de los ordenadores del partido. Ni la embajada de Rusia ni el Comité Nacional Demócrata han querido hacer comentarios.

Tras estas grandes filtraciones de datos, compañías como Crowdstrike hacen las veces de programador informático y de servicio de vigilancia privado. Las víctimas les contratan para corregir el caos generado y volver a poner en funcionamiento los ordenadores. Pero también intentan averiguar quién está detrás del hackeo.

Crowdstrike, cuyo personal está compuesto por personas que no han trabajado para o cerca del gobierno de Estados Unidos, está especializada concretamente en rastrear hackeos a equipos para los gobiernos de Rusia y China. Sin embargo, hacer este tipo de determinaciones desde Estados Unidos es a menudo una mezcla de pruebas forenses, fuentes gubernamentales e improbables corazonadas.

Alguno de los hackers encontrados dentro de los ordenadores del Comité Nacional Demócratico habían sido vinculados previamente con campañas de espionaje contra la OTAN y el parlamento alemán.

Las campañas políticas, objetivo de los espías

Los ciberespías extranjeros tienen una larga historia a la hora de apuntar como objetivo a las campañas políticas estadounidenses. China, por ejemplo, fue acusada de hackear las campañas presidenciales de Barack Obama y John MacCain durante las elecciones generales de 2008. Los espías estadounidenses a menudo piratean los sistemas de partidos nacionales en China, Rusia y otros países.

Pero en este caso, no está claro que para el Comité Nacional Demócrata haya supuesto un problema que algunas personas estén robando sus archivos sobre Trump. Aparentemente, los partidos reúnen y guardan investigaciones de sus oponentes con el propósito de difundir historias negativas. El especialista de Crowdstrike asegura que no hay pruebas de que hayan sustraído ningún archivo más del partido.

Lo que no se tiene del todo claro es lo que va a hacer Trump. En el pasado ha alardeado de que el presidente Vladimir Putin ha dicho de él que es "brillante y con talento". Trump también alabó a Putin diciendo que es un "gran líder" y un "poderoso líder".

Donald Trump se defiende

En un primer momento, el candidato republicano no hizo comentarios sobre las filtraciones. Dos días después, mediante un comunicado, el ya casi candidato republicano ha señalado directamente a sus adversarios políticos. "Toda esta información ha estado ahí fuera muchos años. Una gran parte es falsa o completamente errónea", ha dicho tajante.

"Creemos que ha sido el Comité Demócrata Nacional el que ha realizado este 'hackeo' para desviar la atención de los numerosos problemas a los que tiene que hacer frente su erosionada candidata y fracasada líder del partido. Está muy mal que el comité no hackee los 33.000 mails perdidos de Hillary Clinton", se ha defendido el candidato republicano apuntando directamente al escándalo de los correos electrónicos de Clinton.

Cuando los periodistas preguntaron al senador Lindsey Graham, que compitió brevemente contra Trump en las primarias de su partido este año, sobre el incidente respondió: "¿Estáis cubriendo esta porquería?"

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha