eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El "no" del PSOE a las necesidades sociales de la ciudad de Madrid

Los constantes ataques del PP contra Ahora Madrid y la irresponsabilidad del PSOE con los presupuestos más sociales de toda la historia de esta ciudad tratan de destruir un ejemplo que demuestra que otra política es posible

- PUBLICIDAD -

Hoy se ha confirmado que el PSOE no va a apoyar en diciembre los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid, obligando así a prorrogar los de 2016. No ha bastado que Ahora Madrid haya aceptado prácticamente la totalidad de las enmiendas presentadas por el Grupo Municipal Socialista, convirtiendo así el presupuesto en un proyecto en que ambas formaciones se podrían encontrar muy cómodas. Un proyecto para la mayoría social.

También se habían aceptado 60 nuevas Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) que propone el grupo socialista, que suponen 21 millones de euros adicionales, que se financiarían directamente del superávit municipal que ha conseguido Ahora Madrid.

El grupo municipal socialista que encabeza Purificación Causapié se ha posicionado, por tanto, junto a Esperanza Aguirre, sin aportar ningún argumento que justifique su rechazo a un presupuesto orientado hacia las necesidades de la mayoría social, y que es además el primero en la historia de la ciudad con un informe de impacto de género.

La ciudad más desigual del Estado

Junto con Barcelona, Madrid es la ciudad más desigual de todo el Estado. En los distritos más humildes, la tasa de paro dobla a la de los más ricos, la renta per cápita es 10.000 euros inferior e, incluso, la esperanza de vida es hasta de 7 años menos. No es más que la cruda expresión territorial de la lucha de clases.

Los gobiernos del Partido Popular y del Partido Socialista tienen una responsabilidad directa en el crecimiento de esas desigualdades en la ciudad, en la comunidad y en el Estado. El consistorio madrileño, en tiempos del PP, ha dedicado miles de millones a obras faraónicas, como el soterramiento de la M30 o las instalaciones olímpicas, mientras condenaba a un verdadero subdesarrollo social a gran parte de la ciudad y a las personas más vulnerables socialmente.

El proyecto de presupuesto no solo incide directamente en las causas de la desigualdad sino que plantea la descentralización y la participación ciudadana como herramientas para revertirla y dar poder de decisión a vecinas y vecinos en su ámbito más cercano.

Los constantes ataques del PP contra Ahora Madrid y la irresponsabilidad del PSOE con los presupuestos más sociales de toda la historia de esta ciudad tratan de destruir un ejemplo que demuestra que otra política es posible y que les deja en evidencia.

La política presupuestaria del Gobierno central se resume en dos cifras: de una parte, 78.000 millones de recorte del gasto público y, de otra, 50.000 millones de rescate a los bancos.

La regla de gasto y el Partido Popular

La Ley de Estabilidad Presupuestaria, que deriva del cambio constitucional que introdujeron PP y PSOE, impone una "regla de gasto" que trata de impedir que en las corporaciones municipales se reviertan los recortes que ellos realizaron. La interpretación de la misma no puede situarla por encima de derechos sociales básicos, reconocidos en la propia Constitución.

De seguirse los criterios del Partido Popular respecto a la "regla de gasto", el Ayuntamiento tendría que hacer recortes en personal por casi 30 millones de euros; en gastos corrientes por más de 284 millones (con consecuencias, por ejemplo, en la Ayuda a Domicilio), 70 millones en transferencias, 295 en inversiones reales, etcétera.

El incumplimiento de la Comunidad de Madrid de la regla de gasto en 2015 fue de 548 millones de euros mientras el Ayuntamiento incumplió en 16 millones de euros ese año. Sin embargo, las amenazas de inhabilitación llegan al equipo de Carmena y no al de Cifuentes. Ese año 2015, la Comunidad tuvo un déficit fiscal de 2.829 millones de euros mientras el Ayuntamiento obtuvo un superávit de 1.386 millones de euros.

Si el PSOE finalmente mantiene su posicionamiento junto al PP, el dinero municipal seguiría yendo a los bancos y grandes empresas, mientras las necesidades de la mayoría de los vecinos y vecinas continuarían abandonadas. Por ello, el proyecto de presupuesto de Ahora Madrid incrementa el gasto social en un 21,78% con respecto a 2016, y un 53% respecto a 2015.

Los derechos sociales primero

Los presupuestos del Ayuntamiento deben salir adelante porque, al contrario de lo que piensa el Partido Socialista, creemos que sí es una tragedia prorrogar los actuales, pues sin recursos no se pueden hacer todos los cambios que la ciudad necesita. Este dinero tiene que llegar a los barrios para hacer realidad más servicios sociales, vivienda municipal, centros culturales, escuelas infantiles, limpieza y un largo etcétera.

Llamamos por ello a articular respuestas colectivas frente a las presiones del Partido Popular y de las grandes empresas y de un PSOE que parece no atreverse a poner por delante las necesidades sociales frente a las leyes injustas. Los derechos sociales primero.


Lourdes Gómez y Ángel Guillén
Co-portavoces IU Madrid Ciudad

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha