eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Palabras de alcalde que alientan el terrorismo machista

Un hombre que dice algo así no puede ser alcalde de ningún sitio, pero David Pérez lo es de Alcorcón y además, diputado en la Asamblea de Madrid. Un hombre que dice algo así no puede ser alcalde en el siglo XXI, por mucho que lo hayan dicho las urnas de su municipio

81 Comentarios

- PUBLICIDAD -

“A mí siempre me ha parecido muy sorprendente que hayamos llegado al siglo XXI con este feminismo rancio, radical, totalitario aún vigente, incluso influyendo en las legislaciones y en ocasiones marcando la agenda política. A pesar de todo, ahí sigue habiendo ese movimiento feminista influyendo, opinando e imponiendo, que es lo que le gusta a ese movimiento, que a veces son mujeres amargadas, mujeres frustradas, mujeres rabiosas, mujeres fracasadas como personas y que vienen a dar lecciones a las demás de cómo hay que vivir y de cómo hay que pensar”.

Esta es parte de la inmundicia que evacuó el alcalde pepero de Alcorcón por sus cloacas como labios. Palabras que no son solo de un pestífero machismo, sino que insultan muy gravemente a las mujeres y buscan la deslegitimación del movimiento feminista, que lo es de derechos humanos y de liberación de una opresión que se lleva muchas vidas por delante, y no me refiero solo a las asesinadas.

Un hombre que dice algo así no puede ser alcalde de ningún sitio, pero David Pérez lo es de Alcorcón y además, diputado en la Asamblea de Madrid. Un hombre que dice algo así no puede ser alcalde en el siglo XXI, por mucho que lo hayan dicho las urnas de su municipio, y debe ser apartado de su cargo de inmediato y por los suyos. Digo apartado porque pretender que dimita alguien del PP es como pedir un milagro en el que no creo (seguramente, David Pérez sí, pues esa basura misógina la echó en abril de 2015 al contenedor del VI Congreso Nacional de Educadores Católicos, cuyos organizadores, por cierto, no se sintieron salpicados, pues callaron y otorgaron). Sin embargo, en lo que a apartar respecta es experto el PP, como bien demostró con la difunta Rita Barberá, a quien los suyos negaron el pan, la sal y hasta el saludo en la sesión de investidura de un ahora presuntamente compungido Rajoy.

La trayectoria política de David Pérez dentro del partido en el Gobierno lo convierte en uno “de los suyos” por definición: miembro de la Junta Directiva del PP nacional, fue responsable de la Secretaría de Comunicación del Partido Popular de 1999 a 2008, portavoz del Grupo Popular de la Asamblea de Madrid de 2008 a 2011, portavoz de la Comisión de Control de Telemadrid, y está relacionado con las investigaciones por corrupción de la Púnica y la Gürtel (tuvo que destituir a una de sus asesoras, Belén Humera, al ser imputada por la Audiencia Nacional porque había sido concejala de Obras y Servicios en Boadilla del Monte). Al alcalde Pérez le ha reprobado públicamente toda su oposición (Ganar Alcorcón, PSOE, IU-Verdes y hasta Ciudadanos, cuya abstención le permitió gobernar) por su pésima gestión y por tratar de tapar los casos de corrupción, obstaculizando la comisión sobre la trama Púnica, con cuyas empresas Waiter Music (organización de festejos) y Cofely (eficiencia energética) trabajó el Ayuntamiento de Alcorcón en la primera legislatura de David Pérez.

Y, en fin, en 2008 el hombre que nos llama amargadas, frustradas, rabiosas y fracasadas a las mujeres feministas, el hombre que considera que " el aborto convierte el cuerpo de la mujer en una sala de ejecuciones", fue viceconsejero de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid. Otra broma macabra del PP.

Pues bien, a este misógino, considerado el ojito derecho de Esperanza Aguirre -con la que confabuló el abortado delirio de Eurovegas en Alcorcón-, y a quien Juan Barranco, ex presidente del Partido Socialista de Madrid (PSM), definió como “uno de esos cachorros dialécticamente agresivos que ha promovido y alimentado la lideresa”, es a quien el municipio de Alcorcón, tradicional bastión de la izquierda en el sur de la Comunidad madrileña, concedió el bastón de mando con sus votos.

Valgan los resultados de esas urnas para reflexionar sobre los golpes de pecho que aquí se han dado ante la victoria electoral de Trump en los Estados Unidos, y sobre el escándalo que produce que su consejero y jefe de campaña Steve Bannon permitiera que en Breitbar News, el medio online que ha dirigido entre 2012 y 2016, se publicaran artículos afirmando que “las mujeres menos atractivas se interesan por el feminismo” o que las mujeres que toman la píldora “son unas zorras” y “están tan desesperadas por acostarse con alguien que están dispuestas a engordar como una cerda de feria”. También publicaron un vídeo sobre una encuesta que preguntaba: “¿Prefieres que tu hija sea feminista o que tenga cáncer?”. Cabe destacar que el 55% de los que respondieron eligieron una hija con cáncer a una hija feminista.

Por supuesto, David Pérez dice ahora que el vídeo que ha circulado es un “montaje” contra su persona, pues fue manipulado, lo cual es falso en el sentido que él pretende: el vídeo muestra cortes de las partes más repugnantes de su discurso, pero en el vídeo completo, que ya está circulando también, así como en la  transcripción del mismo que el propio Pérez ha publicado, puede comprobarse que los cortes no alteran en absoluto el mensaje del edil.

El alcalde de Alcorcón también ha aprovechado para decir que está siendo objeto del ataque de las “hienas”, que es la palabra de moda en el PP: cuando murió Rita Barberá, sola y abandonada por los suyos, Rafael Hernando también llamó hienas a los medios, a los que acusó de todos los males de la exalcadesa, incluido el infarto. Lo que en realidad Pérez y Hernando vienen a decir es que los periodistas que informan en los medios de comunicación y los ciudadanos que denuncian lo denunciable y repudian lo repudiable en las redes sociales no ejercen un derecho, y hasta una obligación, sino que son meros voraces cazadores de inocentes e indefensas presas.

Es la estrategia actual del PP, que no pasaría de burda e hipócrita si no fuera porque encierra una peligrosa semilla: la de la represión de la libertad de prensa y expresión, que es su aspiración última. No quieren prensa libre sino sometida, como ha estado la Telemadrid de David Pérez.

Igual que no quieren mujeres libres sino sometidas al heteropatriarcado, su modelo criminal. Por eso atacan al movimiento que lucha por su liberación e insultan a las feministas, como ha hecho David Pérez. Y por eso este hombre no debe seguir ejerciendo su cargo ni un día más y debe ser apartado por su partido de toda responsabilidad. Porque sus palabras alientan, en última instancia, el terrorismo machista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha