eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Veo, veo, mamoneo

España se percibe cada vez como más corrupta y aumenta la sensación de impunidad según quién seas

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

España cae a su peor registro en el ranking mundial sobre la percepción de la corrupción. El informe de Transparencia Internacional señala que bajamos cinco puestos y somos el país europeo que más empeora. Como dicen los autores, "hemos batido nuestro propio récord". Hablamos de un estudio de expertos, analistas, empresarios, docentes… No lo hacen perroflautas, ni radicales que quieren derribar el sistema.

Lo que daña gravemente la convivencia es esa sensación de impunidad que señala el informe, que percibe la ciudadanía y que no frenan las autoridades. Está calando en la sociedad, cada vez más, que hay una justicia para poderosos y otra para el resto, que no actúa contra quienes dañan el bien común con la misma vara de medir. Pocos peligros desmotivan más a un pueblo y erosionan tanto la credibilidad de una democracia.

El informe denuncia falta de ejemplaridad. No hay que ser un lince para saber que así lo percibe la gente si ve que los Bárcenas, Pujol, Rato o Urdangarin siguen en la calle. Si tantos años después, Gürtel, ERES, Nóos, Púnica, Taula y demás son asuntos pendientes. Con datos flagrantes de corrupción, señalados por la Policía o la Guardia Civil, el dirigente político de turno incide en la presunción de inocencia. Perfecto. Es lo que procede, pero también que haya intención y medios para juzgar la corrupción en un tiempo razonable.  

Solo en el día que se publicaba el estudio, sabíamos que, en España, un exdiputado, pendiente de juicio por cobrar presuntamente comisiones a cambio de contratos, tiene margen para incorporarse ahora a trabajar en Interior. Es el mismo ministerio que vela por nuestra seguridad, el orden y la ley. Desde allí, el exparlamentario imputado podría ilustrarnos sobre esos "informes verbales" que están tan de moda al justificar que aprovechaste tu puesto para llevarte un pico.

Y es que, a menudo, España es de coña en esto de la corrupción. Luego querrán que no alucinen los de Transparencia Internacional. Cómo no van a ver mamoneo si, mismamente en estas fechas, hay noticias de un rey liado con una vedette a cuenta de los fondos reservados, de Bárcenas que se siente "estigmatizado" si le preguntan por los 48 millones en Suiza o de Rato pidiendo que vigilen a la Guardia Civil. Lo peor es que, si preguntas, el pueblo diría que la autoridad le hará caso a Rato, no a los guardias civiles.  

"Hay que proteger a los que luchan contra los corruptos", dice Transparencia Internacional. Esto es, airear, no meter la basura debajo de la alfombra. Y aquí señala la importancia de la libertad de expresión. En España, recientemente, ha sido investido un presidente rodeado de graves casos de corrupción. Con un partido imputado y con el apoyo de otras formaciones que prometieron castigarle. Este mismo presidente achaca la percepción de una España más corrupta al "martilleo" de los medios informativos al contarla. Queda claro que ni matar al mensajero, ni dejar impune judicial o políticamente la corrupción está siendo el mejor camino para mejorar en un ranking que da vergüenza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha