La portada de mañana
Acceder
Las comunidades del PP presionan a Sanidad para el certificado COVID en bares
Las sombras de Sotheby’s, la empresa que intervino en la venta del Goya de Aguirre
Opinión - Otra política y otra derecha, por Esther Palomera

La memoria de Gabo

Jenn Díaz/DK

La enfermedad de la memoria, más que otras, conquista a las musas artísticas de los que hacen documentales, teatro, películas, libros y, ahora, novelas gráficas. El tono del famoso Bicicleta, cuchara, manzana, que trataba desde un punto de vista tan íntimo y cercano la evolución de Pasqual Maragall, también fue el punto de apoyo de Mi amigo en mí, una obra de teatro que, desde el mismo enfoque, la cercanía y la honestidad, también trataba el alzheimer. Para que un documental sea así, tierno y, a un tiempo, duro, necesitamos que la cámara se infiltre por completo y se camufle, sea un objeto más, algo cotidiano en lo que no se advierte. Así, en El niño que quería volar y también en María y yo, aunque no tratan las mismas enfermedades y tampoco el alzheimer, tienen puntos en común con los anteriores: uno se cree partícipe de la enfermedad, del enfermo, de la familia del enfermo, y el espectador empatiza y se conmueve, que es lo que busca un documental que tiene como objetivo acercarnos esas vidas.

Otra manera de combatir con el recuerdo, con ese juego de la memoria que es la terrible enfermedad de Alzheimer, es escribir sobre lo ya escrito, y recordar palabras —bicicleta, cuchara, manzana— o vidas o momentos. Con esa intención nace la novela gráfica sobre la vida de Gabriel García Márquez, que sufre, también, la enfermedad de la memoria, de la desmemoria. Miguel Bustos, Felipe Camargo, Tatiana Córdoba y Julián Naranjo son los encargados de devolverle la memoria al Gabo. Amarillo, azul, rojo y verde son los encargados de guiar la vida del escritor colombiano, dotando cada una de sus etapas de una tonalidad que se corresponda con todo lo que vivió. Estas Memorias de una vida mágica,

que así se titula el libro publicado en la editorial Sins Entido, devuelven al hoy todo lo que García Márquez va olvidando de a poco. Con otro propósito que el de los documentales, este libro nace precisamente para combatir la desmemoria, para que nuestro realista mágico recupere un poco de lo que la enfermedad le va quitando.

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2013 - 12:01 h

Descubre nuestras apps