eldiario.es

9

José Manuel Andújar: "¿Terminator ciencia ficción? En 2050 los robots se harán a sí mismos"

El profesor José Manuel Andújar asegura que en medio siglo el Premio Planeta lo puede ganar una máquina, que a su vez podría fabricar otra que mejoraría el libro

"Queramos o no, dentro de no mucho habrá súper robots que harán todo mejor que nosotros", afirma en un curso de verano de la UNIA, en La Rábida

Asegura que se llegará al concepto de "pos humanos", que puede hacer que la máquina y las personas estén conectados

El profesor onubense en la sede de la UNIA, donde ha explicado los detalles de su trabajo.

El profesor onubense en la sede de la UNIA, donde ha explicado los detalles de su trabajo.

Para empezar, echemos la vista atrás, a 1984 concretamente. James Cameron enseñó al mundo en aquel año la historia de “Terminator”, un ciborg asesino enviado a través del tiempo desde el año 2029 a 1984 para asesinar a Sarah Connor, interpretada por Linda Hamilton. La base de todo era que en 2029 el mundo estaría dominado por las máquinas, que habrían arrinconado a los humanos bajo su mando. Un futuro de ¿ciencia ficción? Quizá no tanto.

Al menos lo tiene muy claro el director del curso ‘Inteligencia artificial. Fundamentos y aplicaciones’, el profesor de la Universidad de Huelva, José Manuel Andújar, en la sede Santa María de la Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía.

Andújar lo tiene claro: “Queramos o no, dentro de no mucho tiempo habrá súper robots que harán todo mejor que nosotros. Es irremediable. Se calcula que en 2020-2030 las máquinas serán mejores traductores que el mejor filólogo, podrán hacer comentarios de texto mejor que cualquier alumno de Bachillerato, harán cirugía mejor que cualquier médico que conozcamos, y, probablemente, de 2050 en adelante las máquinas se harán a sí mismas”.

Para este experto, “es más aún que Terminator, porque la máquina que haga otra máquina será más inteligente que ella, con lo que llegaremos al concepto de pos humanos, hasta el punto de que la máquina y el humano estarían conectados y eso generaría una súper inteligencia que ahora mismo no somos capaces de atisbar qué resultado dará”.

"Más preocupante que la temperatura del planeta"

El director del curso recuerda que, curiosamente, “estamos muy preocupados por que la temperatura del planeta suba un grado en este siglo, pero a mí me preocupa más qué ocurrirá con la raza humana a lo largo de esta centuria”, explica Andújar, que recuerda que es algo que puede afectar a todo el planeta, aunque es cierto que “todo esto tiene un gran componente tecnológico, pero no hay que olvidar el componente de ética social o laboral que hay que tener en cuenta, porque la tecnología va más rápida que la ley o la deontología”.

Sin embargo, no habrá que esperar mucho para ver este panorama, e incluso día a día tenemos ejemplos, y lo personifica en alguien con quien hablamos a diario, un ser virtual llamado SIRI. Y, para explicar su potencial, pone un ejemplo.

“Siri es una maquina con la que hablas en lenguaje natural y es capaz de hacer cualquier cosa con el teléfono de forma natural. Pues bien, supongamos que yo tengo diez  iPhone exactamente iguales. Le regalo uno a una persona de Pontevedra, otro a uno de Valladolid, otro alguien de Barcelona, etc… Me quedo con tres, que en Huelva regalo a una persona de la capital, otra de la sierra y una de Almonte. Pues bien: he regalado diez teléfonos a diez personas de otras tantas partes de España donde se habla de forma diferente. En muy poco tiempo, SIRI va a aprender a hablar el español que habla cada uno de ellos, los va a entender y va a interactuar sin problemas, aunque una persona de Valladolid tendría dificultad para entenderse con una de Almonte (y viceversa), así que el futuro ya está aquí”.

“La inteligencia artificial tiene presente”, afirma el profesor Andújar, ya que SIRI, o su “hermana” Cortana, “a las que les hablamos como a un amigo, con una lengua natural, aprenden a entender nuestra entonación, el ritmo del habla y la semántica, incluso llegan a hacer análisis morfológicos del lenguaje que utilizamos. Ambas aplicaciones son ejemplo de cómo la inteligencia emocional funciona en el presente”.

Por eso, cuando se le pregunta por robots que piloten aviones, no se extraña lo más mínimo de que muy pronto vayan mucho más allá del simple piloto automático que controla el avión ya en vuelo, mientras que “los coches sin conductor serán realidad antes de 30 años, pero lo que viene es mucho más”, y es muy probable "que sobre 2040 una máquina sea capaz de escribir un best seller, con lo que un humano se podría quedar sin ganar el Premio Planeta, pero esa máquina podría fabricar otra que corregiría el libro y haría otro mejor. Esto es imparable”.

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha