La portada de mañana
Acceder
La guerra entre Casado y Ayuso devuelve al PP a 2008
El estigma de la transparencia: de la "gripe española" a ómicron
OPINIÓN | Misión: desactivar a Yolanda, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La vieja normalidad del atasco ha vuelto a Madrid en octubre

La vieja normalidad del atasco ha vuelto a Madrid en octubre
Madrid —

0

Madrid, 31 oct (EFE).- La progresiva vuelta a la normalidad propiciada por el avance en la lucha contra la pandemia ha traído consigo muchas de las cosas que se anhelaban desde que apareció la covid, pero no se ha dejado atrás elementos tan aborrecidos por los madrileños como los atascos inherentes a la capital, que cada vez se acercan más a la realidad de hace dos años.

El regreso de las grandes retenciones de tráfico en las principales vías de Madrid responde a un conjunto de varios factores, como la vuelta de la presencialidad en el ámbito laboral y educativo, la más lenta recuperación del transporte público o las importantes obras que están en marcha en la capital, destacando las del Nudo Norte, plaza de España o el estadio Santiago Bernabéu.

Y cuando a todo ello se suman varios accidentes en puntos estratégicos la situación deriva en un caos que poco tiene que envidiar a los monumentales atascos propios de tiempos 'prepandémicos'.

Eso fue justo lo que ocurrió el pasado martes 26, que marcó un punto de inflexión: exceptuando la semana posterior a la borrasca Filomena, cuando la nieve y el hielo paralizaron la ciudad, fue el primer día desde 2019 en que el 'semáforo' con el que el Ayuntamiento gradúa la gravedad de las congestiones en hora punta en la M-30 llegó al color rojo, que denota "extraordinarios problemas circulatorios".

Los datos son elocuentes: esa mañana las retenciones en la M-30 superaron en un 17 por ciento las de un 'día tipo' (es decir, el promedio para ese día de la semana entre septiembre y diciembre de 2019), y a las 10:00 horas, cuando sobre el papel acaba la hora punta, aún había 33 kilómetros de retenciones en la M-30 y sus accesos.

Tamaño colapso fue excepcional incluso bajo parámetros normales (entre 2016 y 2019 hubo 13 días con el 'semáforo' en nivel rojo en la M-30), pero desde el 15 de septiembre dicho 'semáforo' ha marcado el nivel ámbar (equivalente a "problemas circulatorios superiores a lo habitual o con incidencias significativas") en siete ocasiones, la mitad del total de los diez primeros meses de 2019 (14).

Según datos de la Consejería de Transportes de Madrid, la M-30 ha recuperado el 98 % del tráfico respecto a antes de la pandemia y en el caso de la ciudad en su conjunto, entre un 85 y un 90 %.

CAMBIOS EN LA HORA PUNTA

No obstante, la manera en que se distribuyen temporalmente los atascos arrojaron ligeras novedades este octubre con respecto a la normalidad previa a marzo de 2020.

Según se observa en los informes diarios del Ayuntamiento de Madrid, los atascos en el pico de la hora punta (que comprende desde las 6:00 hasta las 10:00 horas) suelen estar por debajo de lo que era normal en 2019, pero han crecido comparativamente al inicio y final de esta franja horaria.

También llama la atención que los viernes siguen prácticamente libres de atascos. En los viernes de octubre las retenciones en hora punta en la M-30 han sido, en promedio, un 34 % inferiores respecto al día tipo de 2019, mientras que los atascos de los martes han estado sólo un 5,7 % por debajo de los de hace dos años, y los de los jueves, un 8 %.

Además, la recuperación del tráfico es mayor en el exterior de la M-30 que en el interior. En octubre, la carga circulatoria (esto es, el volumen de vehículos en relación a la capacidad de la vía) en el interior de la M-30 ha estado casi siempre entre un 3 y un 4 % por debajo del día tipo de 2019, mientras que en el exterior está entre un 1 y un 2 % por debajo.

MOVILIDAD OBLIGADA

La subdirectora adjunta de Circulación de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ana Blanco, asegura a Efe que estamos viendo una vuelta a la normalidad, lo que nos lleva a desplazarnos con dos motivos muy claros: por trabajo y por estudios, lo que se denomina movilidad obligada.

"En cuanto se recupera la normalidad vuelve la movilidad", afirma.

Según datos de la DGT, a nivel nacional, la semana del 18 al 24 de octubre, los desplazamientos en día laboral estuvieron un 3 % por encima de 2019. "Estamos igual ya, se nos habían olvidado un poco los atascos, la pandemia ha sido un paréntesis", indica.

En líneas generales, en las entradas y salidas a las grandes ciudades los atascos se producen principalmente entre las 7:30 y las 9:30 horas y de retorno, entre las 17:30 y las 19:30 horas.

Blanco explica que la hora punta de la mañana está más concentrada, por eso los problemas son mayores, mientras que la tarde está más escalonada, la hora punta no es tan fuerte.

En esas horas punta, en la mayoría de vías de acceso a Madrid existen retenciones superiores a los 10 kilómetros y en otras como Valencia, Sevilla o Murcia se reducen a 6-7 kilómetros.

En el caso de Madrid precisa que la movilidad es muy sensible a las obras, por lo que el tráfico, ya de por si complicado en determinadas franjas, se agudiza por ese motivo.

¿QUÉ PASA CON EL TRANSPORTE PÚBLICO?

En cuanto al transporte publico, Blanco cree que quizá haya menos desplazamientos pero no son de personas de movilidad obligada, ya que ésta muy condicionada por los medios de los que se dispongan; no todo el mundo tiene coche o la posibilidad de moverse en su vehículo privado. "No es fácil que uno cambie su medio de transporte".

Considera que puede haber algunos casos residuales que iban en transporte público antes de la pandemia y que ahora han cambiado al coche por miedo al contagio. Estas personas pueden haberse deshabituado del uso del transporte público, pero son los menos.

También durante la pandemia, al haberse reducido mucho la demanda, era cómodo desplazarse por las ciudades en coche y se ha podido adquirir ese "mal hábito".

Según datos de la Consejería de Transportes de Madrid, la utilización del metro está al 67 % de la que había antes de la pandemia y la del bus al 71 %.

En cuanto al transporte público a nivel nacional, si comparamos junio de 2019 con junio de 2021 (dejando de lado el periodo vacacional de julio y agosto), el tren en España está a un 73 % de su ocupación y el autobús a un 57 %

MEDIDAS MUNICIPALES

Ante las crecientes quejas por los colapsos circulatorios, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tuvo que salir al paso el martes para admitir el problema y prometer medidas para atajar el problema, como evitar que haya trabajos de conservación en hora punta o colocar grúas en lugares estratégicos para intervenir en caso de accidente.

Así pues, el Ayuntamiento de Madrid va a situar de lunes a viernes nueve grúas en los puntos negros de tráfico durante las horas punta, seis de ellas de forma permanente en lugares como el Nudo de Manoteras, Méndez Álvaro o Avenida de América, y otras tres que irán rotando por distintos puntos de la M-30 en función de la congestión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats