eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

La cronología del peor brote de listeriosis apunta a fallos en la cadena de detección

La identificación de las muestras y la activación de la alerta por parte de la Junta de Andalucía centran el debate sanitario y también político

Cinco días después de la alerta y con el caso de una mujer fallecida, la Junta decreta que se retiren todos los productos de la marca, no solo la carne mechada

Hay 150 casos confirmados, 132 de ellos en Andalucía, la mayoría en Sevilla

La pesadilla de la industria alimentaria: todo lo que hay que saber sobre la listeria

35 Comentarios

Fallece una anciana de 90 años por listeriosis en Andalucía

Vista de la fachada principal del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. EFE

El mayor brote de listeriosis conocido en España, causado por unos lotes de carne mechada con la marca comercial 'La Mechá' contaminados por la bacteria Listeria monocytogenes, sigue dando de qué hablar por cómo se gestionó la detección del foco y la activación de la alerta sanitaria por la infección. Todos los casos confirmados (150, de los cuales 132 en Andalucía y el resto en Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón) tienen relación con el foco andaluz.

La muerte de una mujer de 90 años y el creciente número de afectados no hace sino alimentar dudas respecto a si se pudo o no detener a tiempo la propagación del brote, en cuyo origen hasta el propio consejero andaluz de Salud alude a que "pudo haber dos o tres días de desfase". "Nosotros sabíamos que algo estaba pasando a principios de agosto porque hubo un repunte de casos. Pero hasta que no se produjo el primer brote familiar, la encuesta epidemiológica no nos llevó hasta dos o tres productos", ha dicho este miércoles Jesús Aguirre.

El Ministerio de Sanidad activó la alerta sanitaria el viernes 16 de agosto, pero la detección del foco se situó días atrás, como ha reconocido el consejero andaluz. Incluso el conocimiento de un 'pico' de casos en Andalucía se remonta a "la segunda quincena de julio", según un informe de la propia Junta, no a primeros de agosto como dijo Aguirre. Todo ello ha provocado acusaciones políticas entre partidos y administraciones por el consumo del producto fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital. "Evidentemente, ha fallado algún procedimiento de los establecidos", ha dicho este miércoles la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo.

El origen temporal, por tanto, es difuso. La Junta de Andalucía tuvo constancia "desde la segunda quincena de julio" de un aumento en los casos de listeriosis "en relación a los casos esperados en base a los datos de años anteriores". El 5 de agosto se declaró un brote de toxinfección alimentaria en una localidad de Sevilla, según la misma información oficial, si bien hasta el día 8 de agosto no llegaron las primeras muestras de carne para ser analizadas en el Negociado de Microbiología del Laboratorio Municipal de Sevilla.

Informes telefónicos

Al día siguiente, 9 de agosto, se alertó "telefónicamente" al Distrito Sanitario correspondiente, dependiente de la Junta, de una muestra "altamente positiva", según consta en la cronología aportada por el laboratorio encargado del análisis de las muestras, única parte que ha difundido cómo pudieron desarrollarse los acontecimientos. "En menos de cuatro días se hizo la identificación del producto contaminado y la bacteria causante del brote", defienden desde el Ayuntamiento de Sevilla.

Tras las pruebas de confirmación ejecutadas entre el 10 y el 12 de agosto, fue el día 13 cuando el Distrito Sanitario advirtió de una "discrepancia" entre el producto identificado y la marca presuntamente afectada. Como ya informó este periódico, el laboratorio municipal contactó también telefónicamente con el Distrito Sanitario, que manifestó sus dudas sobre el etiquetado de las muestras que había enviado. Fue entonces "cuando se detectó el error en la identificación de las muestras durante la toma de las mismas".

La Junta solicitó "telefónicamente" el 14 de agosto un informe con la ratificación de lo acontecido el día anterior para poder declarar la alerta, remitido finalmente al Distrito Sanitario Aljarafe Norte. Mientras se analizaban otras muestras, el 15 de agosto "se vuelve a informar" del resultado presuntamente positivo de las últimas muestras.

"El día 14 se inmovilizó la partida de la carne afectada". "¿Se podría haber hecho más rápido? Pues no lo sé, pero sí sé que cuando el día 14 nos llegó el positivo, automáticamente se decretó la alerta, se abrieron los protocolos para la atención primaria y hospitalaria y se empezó a hacer la asistencia sanitaria", ha manifestado el consejero andaluz al respecto.

"No se ha retrasado absolutamente nada", ha dicho este miércoles el responsable del laboratorio municipal, el microbiólogo José Javier Ibáñez, quien ha resaltado ante la prensa que los resultados "se dieron incluso antes de lo que se debiera". "La marcha analítica de la listeria monocytogenes tarda del orden de ocho a diez días", remarcando que "la actuación de los profesionales de la Junta y el Laboratorio Municipal y el Ayuntamiento ha sido correcta y no ha influido en el tiempo".

Situación "estable"

Con todo, la distribución geográfica del brote se concentra en la provincia de Sevilla (el 81,6% del total, con 107 casos) y se aprecia "una situación estable" desde el punto de vista de nuevos casos (34 el lunes y 18 el martes), aunque los responsables de la Junta hablan de "prudencia". El número de pacientes hospitalizados es de 53, de ellos 23 son mujeres embarazadas. Actualmente se encuentran tres pacientes en la UCI y, en cuanto a los dos recién nacidos a los que se estaba haciendo seguimiento, se ha descartado la presencia de la bacteria en ambos.

Mientras, los servicios oficiales de inspección de los distritos sanitarios dependientes de la Consejería de Salud y Familias siguen haciendo intervenciones para la retirada efectiva de todo el producto de todos los establecimientos en los que se identifica que ha habido distribución del mismo. La Junta, asimismo, ha ordenado que se retiren todos los productos de la marca, no solo carne mechada, de manera preventiva.

Con la crisis sanitaria ya de lleno en el terreno político, los portavoces de PP y PSOE se han referido al asunto. Aunque los populares habían sido contundentes el día anterior, han dado un paso atrás y su vicesecretario general, Toni Martín, ha señalado que no va a contribuir al "pim pam pum político" sobre la listeriosis. "Lo importante ahora mismo son las personas. No podemos entrar en un pim pam pum político que me parece de una bajeza absoluta y de una falta de responsabilidad política", dijo en rueda de prensa.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de Andalucía, José Fiscal, ha solicitado la "comparecencia urgente" del consejero Aguirre y ha registrado al efecto una solicitud de convocatoria de la Diputación Permanente del Parlamento, calificando de "negligente" la gestión del presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno. "Se ha carecido de coordinación, se ha procedido sin transparencia, y no se ha ofrecido certidumbre a la población", ha denunciado el socialista.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha