Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La matanza de palestinos hambrientos abre los ojos del mundo ante la crisis en Gaza
Ábalos: “El aforamiento, por lo que pueda pasar, también es una forma de defenderme”
Opinión - De un tiempo, de un país. Por Rosa María Artal

Los Derechos Humanos en Andalucía, 75 años después: “La pobreza se ceba con los sectores más humildes”

Olid y Boza, posando con el informe este lunes

elDiarioand

0

Los datos estadísticos sobre la situación socioeconómica de Andalucía, que conforman uno de los pilares del ya tradicional Informe de la APDHA con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, dicen que “en 2023 Andalucía aún no ha recuperado los niveles de vida que existían antes de la crisis financiera de 2008”. Diego Boza, coordinador general de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, ha lamentado en rueda de prensa que nuestra comunidad autónoma “sigue siendo el territorio con más personas pobres de todo el Estado, manteniendo unos porcentajes de riesgo de pobreza y exclusión mayores que Rumanía y Bulgaria, por ejemplo”.

Boza y Macarena Olid, vicecoordinadora de la organización y delegada por Sevilla, han presentado este lunes el documento ‘75 años y todo por hacer’ y han explicado que este año se cumplen 75 años de la aprobación de la Declaración Universal. Olid ha explicado que “la pobreza se ceba muy especialmente con los colectivos más vulnerables, causando estragos entre la infancia, entre los hogares monomarentales y entre los hogares formados por personas migrantes”, señalando que “la pobreza infantil ha aumentado con respecto al año anterior, mientras que un 43,3% de los hogares monomarentales y hasta un 58,5% de los hogares conformados por personas migrantes son estadísticamente pobres”.

Macarena Olid ha continuado desglosando los datos estadísticos sobre Andalucía y ha explicado que “la inflación y la subida de los precios de bienes y alimentos básicos se está cebando con los sectores más humildes de la sociedad andaluza”. Olid, en este sentido, ha denunciado que “más de un 20% de los niños y niñas andaluces viven en hogares que no pueden permitirse mantener la casa a una temperatura adecuada y que un 10% de la infancia no puede comer carne o pescado al menos dos veces a la semana”.

Boza ha explicado que “las cifras nos dicen que los andaluces y andaluzas sufrimos unas tasas de desempleo un 63% más altas que la media española, cobramos un salario 2.300 euros inferior al año y tenemos el dudoso honor de tener 10 de los 15 barrios y 10 de los 15 municipios más pobres de todo el país”.

Desahucios y violencia de género

La vicecoordinadora también ha señalado otros de los principales problemas que afrontan los andaluces y andaluzas, como “el aumento de los desahucios a familias que no pueden pagar el incremento del alquiler o la hipoteca” o “el alarmante incremento, por tercer año consecutivo, del número de víctimas mortales por violencia de género en Andalucía”. Olid ha explicado que, “aunque Andalucía supone un 17,8% de la población estatal, en lo que va de 2023 acumulamos más del 32% de las víctimas mortales por violencia machista” y apunta a que “puede existir una relación directa entre el escaso número de plazas de acogida que se ofrece en Andalucía a víctimas con orden de protección”, pues mientras que la media española es de 13,1 plazas de acogida por cada 100 mujeres con orden de protección, la media disminuye hasta las 7,6 plazas (un 42% menos) en Andalucía.

Olid ha explicado que “es posible realizar el retrato estadístico de la pobreza en Andalucía, que tendría el rostro de una mujer, al frente de un hogar monomarental con niños y niñas menores a su cargo, que ha olvidado la última vez que pudo comprar pollo o pescado y en cuya vivienda pasa calor en verano y frío en invierno”. La vicecoordinadora de APDHA explica que “las mujeres no solo tienen en Andalucía una tasa de desempleo un 25% mayor que los hombres, sino que los trabajos temporales, menos remunerados y más precarios recaen en mujeres”.

“Discursos contrarios” a los derechos humanos

El coordinador de la APDHA ha manifestado que “nos encontramos en el peor momento en relación con la vigencia de los derechos humanos a nivel global”, porque “aunque es cierto que en estos 75 años no se había alcanzado la plena consecución de los derechos y libertades consagrados en la Declaración Universal, en estos últimos años observamos con preocupación el ascenso de discursos contrarios a los derechos humanos que, a través de populismos reaccionarios, están alcanzando el poder en numerosos países”.

No obstante, Boza ha querido recalcar que “en APDHA mantenemos nuestra plena convicción en la potencia transformadora de los derechos humanos” y que, “por ello, en este informe realizamos un balance crítico y también divulgativo sobre el grado de cumplimiento de los diferentes artículos que conforman la Declaración Universal”.

El coordinador general de la APDHA ha ofrecido algunos de los datos más significativos que se recopilan en el informe, afirmando que “es inasumible e inaceptable que, en el mundo actual, aún haya 50 millones de personas que son esclavos y esclavas, siendo una cuarta parte de las mismas niños y niñas”. Boza cree que “el hecho de que desde 2022 el 1% más rico del planeta haya acaparado más doble de la riqueza se ha generado que el 99% restante de la población debería decirnos que algo no marcha bien”. Boza también ha lamentado que “en lo que va de siglo XXI más de 1.325.000 personas han perdido la vida en guerras y conflictos armados” y ha lamentado que “ante nuestros ojos, en la franja de Gaza, se está perpetrando un auténtico genocidio, que es la culminación de un proceso de apartheid que durante estos últimos 75 años se ha desarrollado contra la población palestina”.

Etiquetas
stats