El golpe británico supone casi 200 millones de euros en pérdidas a los hoteles andaluces cada mes

Una mujer practica golf en un campo de la Costa del Sol.

Solo Baleares ha salido del semáforo en color ámbar con el que Reino Unido obliga a sus nacionales que viajan fuera a soportar una cuarentena cuando regresan, lo que tiene un claro efecto disuasorio. Tras perder todo junio, Andalucía confiaba también en pasar a color verde con esta revisión de las medidas por parte de su principal mercado de turistas extranjeros, pero tendrá que esperar a la próxima evaluación mientras ve cómo Baleares podrá ganar tiempo y recuperar de nuevo la segunda posición como destino favorito para los británicos, o incluso colocarse la primera, porque Canarias también sigue vetada.

Andalucía ofrece ayudas de hasta 200.000 euros a los hoteles para aliviar el impacto del cierre por la pandemia

Andalucía ofrece ayudas de hasta 200.000 euros a los hoteles para aliviar el impacto del cierre por la pandemia

Como esa actualización de las restricciones puede tardar hasta tres semanas, el sector da por perdido también julio, el primer mes del trimestre más fuerte para estos turistas. De hecho, dos de cada tres británicos que visitan Andalucía eligen el tercer trimestre del año para hacerlo. El propio consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, había calculado que en la primera quincena de julio estarían llegando a esta tierra después de un junio prácticamente en blanco y con la mayor parte de la planta hotelera clausurada. Se resiste el vicepresidente, en todo caso, a rebajar las previsiones de ocupación media en julio, que este viernes ha vuelto a cifrar "en torno a un 60% o 65%".

En concreto, Miguel Sánchez, responsable de turismo en la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), calcula que en la provincia de Málaga, la más perjudicada por este varapalo, solo ha reabierto "el 60% de los hoteles" de cara a la temporada de verano. Solo en este tipo de establecimientos, las estimaciones de la CEA hablan de unos 180 millones de euros de pérdidas en los hoteles de Andalucía por cada mes sin este flujo de visitantes.

El golpe llega tras casi un año, desde julio de 2020, con Reino Unido limitando los viajes a España. Frustra las expectativas del informe Diagnóstico de Andalucía como destino seguro, basado en encuestas entre residentes en Reino Unido mayores de 18 años y exclusivamente sobre viajes por ocio o vacaciones. Dicho estudio reveló que España era la elegida para 2021 por el 28,5% de los británicos. Canarias era su destino favorito, seguida por Andalucía y Baleares.

Los hoteles de Málaga pierden 25 millones de euros cada semana

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Luque, confiaba en que en julio empezaran a recuperar a estos turistas y llegar por lo menos a facturar un 50%, o incluso un 60%, de lo logrado en 2019. "Estas restricciones provocan un claro efecto colateral negativo para la afluencia de turistas hacia nuestra Costa del Sol", expresa en referencia a un territorio que acapara el 65% de los visitantes de Reino Unido a Andalucía. Concreta las pérdidas en la provincia en más de 185.000 pernoctaciones y 25 millones de euros a la semana.

En paralelo, se pospone "el llamamiento de trabajadores para incorporarse a los establecimientos que principalmente se nutren de viajeros del Reino Unido, retrasando todavía más el inicio de la ansiada recuperación económica y turística". Solo la previsión de mejoras en las próximas semanas y que la temporada pueda prolongarse hasta octubre les permite albergar ciertas esperanzas.

Por su parte, el presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, exige que el Gobierno de España le "preste a este destino la atención que merece". El titular de esta empresa pública de la Diputación de Málaga sostiene que hace falta hacer "pedagogía" para que Reino Unido se convenza de la seguridad del territorio y levante las restricciones lo antes posible.

2020 se frustró tras un espectacular inicio de año

Se trata del principal emisor de turistas extranjeros para Andalucía. Es más, la comunidad autónoma había empezado 2020 con un incremento de más del 40% de estos visitantes en el primer trimestre, el único que se salvó de la pandemia. No solo eso, sino que resistió un poco mejor que otros territorios el golpe posterior del coronavirus, desbancando incluso a Baleares de la segunda plaza, como destino más elegido por los británicos por detrás de Canarias.

En este sentido, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Andalucía solo recibió en 2020 en torno a 589.000 turistas de Reino Unido, lo que supuso un descenso del 80,5% con respecto a 2019 motivado por la pandemia, de la que solo se libró ese primer trimestre. Este mercado quedó reducido por a su quinta parte en 2020, después de haber rozado los tres millones de visitantes en un expansivo 2019, y se confiaba en este año para su recuperación, alentado también el sector en Andalucía por las expectativas de haberse colado por primera vez en el lugar del podio reservado para los destinos insulares como tradicionalmente los más demandados por los británicos en nuestro país. Eso fue posible porque los británicos realizaron menos viajes de ocio a Andalucía, pero más por motivos de estudio o personales (visitas a familiares y/o amigos, tratamientos de salud, razones religiosas...).

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2021 - 21:52 h

Descubre nuestras apps