SANIDAD PÚBLICA
La falta de personal reduce a la mitad la actividad de uno de los hospitales comarcales de Granada

La falta de especialistas desespera a los usuarios del Hospital de Baza

Álvaro López


3

Hace tiempo que la vida diaria del Hospital de Baza se parece poco a la que ha tenido siempre. Lo aseguran sus trabajadores y usuarios. Según cuentan, en los últimos años la falta de especialistas ha reducido la actividad del centro a la mitad. Faltan cardiólogos, neumólogos, urólogos o rehabilitadores. Un panorama que hace que las listas de espera para intervenciones quirúrgicas serias se puedan prolongar durante meses y que limita la actuación del centro hospitalario a cirugías ambulatorias, algo que niegan desde la Consejería de Salud.

Andalucía rebaja la nota a sus sanitarios en el segundo año de pandemia

Andalucía rebaja la nota a sus sanitarios en el segundo año de pandemia

Conscientes del problema, los trabajadores, con el respaldo de los sindicatos UGT, CCOO e Izquierda Unida, están empezando a movilizarse para hacerse eco de la situación. El Hospital de Baza da cobertura a alrededor de 75.000 personas, cuya dispersión geográfica obliga a algunos de los ciudadanos a tener que viajar durante más de una hora para ver a su médico especialista. Por ello, los afectados exigen a la Junta de Andalucía que ponga cartas en el asunto.

La raíz de los males reside en la falta de sanitarios. En los últimos tiempos se han ido perdiendo profesionales por jubilaciones y contratos temporales que no se han cubierto. De este modo, las especialidades del hospital están bajo mínimos y solo operaciones ambulatorias como las cataratas, las hernias o los partos se siguen realizando con cierta normalidad. El resto se derivan al Hospital Virgen de las Nieves de Granada, el centro de referencia más cercano y que se encuentra a hora y media de distancia.

Menos camas

Además, una reciente reforma del edificio ha reducido el número de camas de 20 a 11, ampliables a 14. Lo que ha dejado aún con menor margen de actuación a un hospital que ya lleva tiempo sin poder satisfacer la demanda no solo de Baza, sino de los municipios de la zona, que incluyen algunos de las vecinas provincias de Almería y Jaén. Como no hay recursos suficientes en cuanto a plantilla, los pacientes acaban optando, si se lo pueden permitir, por acudir a la medicina privada.

Esther López, trabajadora del hospital y miembro de UGT, asegura que llevan tiempo pidiendo a la Junta de Andalucía “que se ofrezca una solución a la falta de especialistas que se padece”. Desesperados, no descartan llevar a cabo acciones concretas como concentraciones o recogidas de firmas para que la vida del Hospital de Baza no siga languideciendo, teniendo en cuenta también que los municipios a los que atiende están envejecidos.

“Los quirófanos están prácticamente sin usar porque no hay médicos”, lamenta López. “Estamos hablando de una zona que tiene mucha dispersión geográfica y hay gente que tiene que desplazarse 300 kilómetros para hacerse una prueba, pero como no hay especialistas los derivan a la privada”. De este modo, los usuarios están “desesperados” porque no se les atiende y acaban teniendo que marcharse incluso de sus municipios.

“Desmantelamiento” del hospital

Félix Alonso, portavoz de CCOO, tiene claro que a la Junta de Andalucía “le importa poco la sanidad pública”. Asegura que entre el personal del Hospital de Baza existe la sensación de que “se está desmantelando el centro”. Como prueba de ello pone de ejemplo las resonancias magnéticas: “No se pueden hacer en este centro hospitalario, así que derivan a las personas al Centro de Diagnóstico de Granada capital”.

Como el resto, Alonso cuenta que visitar durante un día normal el hospital sorprende porque se ve a “pocas personas en las salas de espera”. Dado que no hay plantilla que pueda cubrir las necesidades, hay especialidades como cardiología en las que se hacen contratos de días para que haya médicos que puedan atender a los pacientes de esta zona. En otros momentos, estos mismos especialistas son enviados en taxi desde Granada hasta Baza para que puedan atender a los ciudadanos, elevando el coste para el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

“La mayor prueba de que faltan profesionales es que el gerente del hospital es cirujano y se ve obligado a hacer guardias”, dice Félix Alonso de CCOO. Pero a juicio de este sindicalista, la clave no está en que falten trabajadores para contratar, sino en las ofertas que se hacen. “Un especialista en Baza puede cobrar unos 2.500 euros, pero el problema es que no sabe cuánto va a durar el contrato. Estamos fabricando personal médico para toda Europa. Aquí no se quedan. Piensan en no hipotecarse y si tienen pareja ni se plantean tener hijos, mientras les ofrecen 5.000 euros en Suecia, Noruega o Finlandia”.

Por otro lado, Izquierda Unida habla de situación “tercermundista” y de “discriminación territorial” en el caso del Hospital de Baza. Mari Carmen Pérez, diputada provincial de la formación, denuncia al mismo tiempo que la Junta de Andalucía omite datos “que dejan en evidencia el desmantelamiento del centro hospitalario”. A juicio de Pérez, el Ejecutivo regional pretende “desmovilizar” a la gente colapsando el propio funcionamiento de la sanidad pública. Por ello, se ponen del lado de los sindicatos, profesionales y usuarios para iniciar acciones que sirvan para poner el foco en la situación del hospital.

Sin intervenciones complejas

Fuentes de la Consejería de Salud consultadas por este medio niegan que haya un problema de atención en este centro hospitalario. “Se están realizando cirugías y de hecho este mes hay programadas 80”. No obstante, sí matizan que “no es lo mismo que se hagan operaciones en hospitales de referencia como los de Granada que en uno comarcal como es el caso de Baza”. En estos últimos no se pueden llevar a cabo intervenciones más complejas, reconocen las mismas fuentes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats