PSOE e IU denuncian a la alcaldesa de Motril ante la Fiscalía por pagar con fondos públicos la multa de una condena por injurias

PSOE e IU piden que se depuren responsabilidades

PSOE e Izquierda Unida-Equo han presentado sendas denuncias en la Fiscalía de Granada contra la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro (PP), por usar fondos públicos para pagar la multa de una condena por injurias. Ambas formaciones políticas, presentes en el Ayuntamiento motrileño, han decidido acudir a la justicia para que se depuren responsabilidades y se aclare la implicación de la regidora en los hechos. Una actuación que llega dos días después de que elDiario.es Andalucía desvelase la información y la propia alcaldesa reconociese lo sucedido, aunque con matices.

La alcaldesa de Motril denuncia la filtración de sus datos mientras los partidos políticos le piden que dimita por pagar su condena con fondos públicos

La alcaldesa de Motril denuncia la filtración de sus datos mientras los partidos políticos le piden que dimita por pagar su condena con fondos públicos

Los dos partidos de izquierdas han solicitado a la Fiscalía que se investigue el cobro de 4.000 euros que hizo Luisa García Chamorro procedente de las cuentas del grupo municipal del Partido Popular. La regidora reconoce que usó ese dinero para hacer frente a la multa que le impuso el Juzgado de lo Penal 5 de Granada por injuriar al exgerente de Visogsa, José Luis Hernández (PSOE), en el año 2011. Sin embargo, en declaraciones a este medio, García Chamorro defiende la legalidad de la actuación y asegura que lo que se pagó con dinero público fueron las costas del proceso judicial, una partida económica que afirma que el interventor del Ayuntamiento de Motril la apuntó como “gastos jurídicos” porque “ese dinero sí puede salir del grupo municipal”.

Fuentes consistoriales sostienen que el interventor no tuvo conocimiento de ese pago y que nunca se fiscalizó, entre otros motivos porque hace varios años que los grupos políticos de Motril no fiscalizan sus cuentas. A pesar de eso, la alcaldesa insiste en que no hizo nada al margen de la ley y que contó con el respaldo de la asesoría jurídica del Partido Popular de Granada. Por eso, Luisa García Chamorro afirma que denunciará ante la justicia a quienes hayan filtrado sus datos bancarios. “Se ha pasado una línea roja y no todo vale en política”, ha dicho la regidora en una entrevista en la Cadena Ser pocas horas después de hacerse público su caso.

La alcaldesa apunta directamente al grupo de afiliados del PP de Motril que filtraron los extractos bancarios en los que aparecen los ingresos de 4.000 euros a su cuenta. Estos militantes enviaron varias cartas anónimas a diferentes miembros del Partido Popular, incluyendo al presidente provincial, Francisco Rodríguez, que recibió la misiva en agosto. Aunque fuentes oficiales del partido aseguran que Rodríguez no sabe nada del asunto, otras voces internas de la formación afirman que sí está al corriente de lo sucedido y que no ha hecho nada para no mancharse las manos con una nueva polémica. Además, la amistad entre ellos es fluida desde los años en que compartían espacio en la Diputación de Granada y Rodríguez la respaldó hace un mes acudiendo a Motril a dar inicio al curso político del Partido Popular.

Un ambiente "irrespirable"

De hecho, la filtración de este caso no es más que la “punta del iceberg” de lo que hay en Motril con la alcaldesa, afirman fuentes del PP motrileño. Desde hace tiempo, el ambiente interno es “irrespirable” y la relación de la alcaldesa con la mayoría de militantes y cargos es "inexistente". Una situación que contrasta con el hecho de que este mismo viernes vaya a ser elegida presidenta local del PP de Motril, sustituyendo al diputado nacional Carlos Rojas, en un Congreso marcado por su polémico pago de la multa por su condena por injurias con fondos públicos.

Hace algunos días, varios miembros de la formación popular motrileña denunciaban internamente una campaña de Luisa García Chamorro para eliminar rivales en su carrera hacia la presidencia local. Uno de los más sonados fue José García Fuentes, presidente de la Autoridad Portuaria de Motril y enemigo público de García Chamorro hasta hace poco menos de un mes. Ambos habían sido rivales políticos desde el momento en el que la alcaldesa no cedió su puesto como regidora a García Fuentes hace ya una década. Desde entonces, su enemistad ha sido pública, hasta el punto de que García Fuentes presentó su candidatura alternativa para presidir el PP de Motril.

Sin embargo, unas semanas después, el presidente de la Autoridad Portuaria de Motril frenó en seco sus aspiraciones y, contra todo pronóstico, acabó integrando la lista de Luisa García Chamorro para ser un miembro más de su equipo una vez que esta alcance la presidencia. Un movimiento que no ha sentado bien entre la militancia que se ha sentido traicionada porque no están del lado de la alcaldesa por tener una actitud que califican de “dictatorial”. Sobre eso, García Chamorro asegura a elDiario.es Andalucía que su unión con José García Fuentes se ha producido por necesidad y para “dar estabilidad”.

Pero esa estabilidad va camino de no serlo ya que esta unión inesperada y la eliminación de otros rivales a la presidencia como Aladino Fernández, al que se le exigió unos avales que nunca se habían pedido, ha acabado por desatar una guerra en el PP de Motril que abonó el terreno para que se produjera la filtración de los extractos bancarios que delatan que Luisa García Chamorro pagó con dinero público la multa por injurias. Por otra parte, fuentes del partido no descartan impugnar el resultado del Congreso que debe elegir a García Chamorro como presidenta local.

Sobre las denuncias presentadas ante la Fiscalía de Granada, Vox también dice haber presentado la suya, aunque la formación de extrema derecha no ha facilitado más información ni documentación a este medio.

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2021 - 11:15 h

Descubre nuestras apps

stats