ENTREVISTA Vicepresidente andaluz y dirigente de Ciudadanos

Juan Marín: "¿Yo, en el PP? Es la mayor estupidez que he escuchado en esta legislatura"

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder regional de Ciudadanos.

Mientras tiene lugar esta entrevista a Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda; 1962), Ciudadanos continúa desangrándose con un goteo de deserciones de cargos públicos: el senador por la comunidad autónoma andaluza, Fran Hervías, el diputado en el Congreso por Sevilla, Pablo Cambronero, y su compañera de escaño Marta Martín, la senadora navarra Ruth Goñi y la expulsión del senador Emilio Argüeso, acusado de ofrecer prebendas en las filas de Ciudadanos para marcharse al PP. El número dos del Gobierno de Andalucía, recién ascendido al núcleo duro de la Ejecutiva Permanente de Inés Arrimadas, lleva meses escuchando a sus críticos, dentro y fuera de Cs, situarle dentro del PP. "Yo, de verdad, que alucino. Esto crea un morbo de narices. ¿Marín en el PP? Es la mayor estupidez que he oído en esta legislatura".

El líder andaluz de Cs no tiene miedo a la sobreexposición mediática, quizá porque su vocación frustrada es la de periodista. También se reconoce como "políticamente incorrecto", de ahí ideas tan arriesgadas como ésta: "Me da igual que Ciudadanos saque 15 escaños y el PP 40, lo importante es que siga este Gobierno de coalición, porque en Andalucía funciona".

El pacto de estabilidad y contra el transfuguismo entre PP y Cs, aprobado esta semana en Consejo de Gobierno, afecta a todos los cargos públicos de su partido en Andalucía. La salida de Pablo Cambronero, diputado en el Congreso por Sevilla, ¿es la primera en romper este acuerdo?

Cambronero no se ha ido al PP. Él debería entregar el acta y el PP lo que no puede hacer es aceptarlo en sus filas.

Este acuerdo, que parece otro pacto antitransfuguismo ad hoc para Andalucía, ¿lo han firmado porque la dirección nacional del PP ha incumplido el pacto nacional antitransfuguismo que firmó en el Congreso?

Es que el Pacto Antitransfuguismo no existe. Lo que hay es un acuerdo, y hasta que eso no se vea materializado y obligue a las partes... entretanto, no sé cómo lo interpreta la dirección nacional del PP. Para mí un tránsfuga es alguien que se va a otra formación política, no entrega su acta, y utiliza los votos de los ciudadanos para algo distinto a lo que se comprometió en las urnas.

Pero el Pacto Antitransfuguismo...

Es un acuerdo. Es que una declaración de voluntad...

PP y Cs firmaron ese pacto o acuerdo Antitransfuguismo en el Congreso, y PP y Cs lo han aplicado ya en el Parlamento andaluz para expulsar a Teresa Rodríguez y otros ocho diputados de su grupo.

Yo lo he dicho siempre así: es un acuerdo, que nosotros hemos llevado a la reforma del reglamento del Parlamento, sí. Otra cosa es que se firmó un pacto nacional contra los tránsfugas, que si al final llega al Congreso, debería incluir algún criterio de obligatoriedad de entrega del acta de diputado, regulando algún tipo de sanción. Mira, cuando yo me afilié a Cs, tuve que firmar una declaración jurada en la que digo que, en el caso de que abandone el partido, entregaré mi acta. Desgraciadamente hay otra formación política que sí acepta cargos electos de otros partidos. Contra eso va el acuerdo de PP y Cs en Andalucía. Por cierto, que Castilla y León, donde también cogobernamos juntos, nos ha pedido el documento del pacto.

Me da igual que Cs saque 15 escaños y el PP 40, lo importante es que siga el Gobierno de coalición en Andalucía

¿Qué diferencia hay entre el Pacto Antitransfuguismo que PP y Cs firmaron en el Congreso y el de la Junta?

Cuando digo que el pacto de estabilidad de Andalucía significa que esta vez sí, de verdad, se va a respetar el no aceptar un trasvase de cargos electos entre distintos partidos, es porque bajo mi punto de vista el acuerdo antitransfuguismo no se ha cumplido en muchísimas ocasiones. Nosotros hemos recibido, no cargos públicos, pero sí afiliados que se han venido a Cs, desde el PSOE y desde el PP. Te puedo nombrar 40.000 casos: Juan Carlos Girauta, por no buscar más, o Carina Mejías. La propia Ana Martínez Vidal, mi compañera de Murcia, era concejal del PP.

Pero cómo encaja usted que el mismo partido (PP) que firma este pacto antitransfuguismo haga un llamamiento a cargos públicos de Cs para que abandonen su partido.

Es que el PP nacional no es el PP de Andalucía. La dirección nacional de Ciudadanos aprobó el acuerdo que acabamos de firmar en la Junta, pregunte a la dirección nacional del PP si lo ha hecho... Hay distintos PP, igual que hay distintos PSOE. Yo no digo que el señor Pedro Sánchez es un corrupto por ser del PSOE, pero sí digo que Chaves y Griñán son corruptos y son del PSOE. El PSOE andaluz es un partido corrupto, con 500 altos cargos en los tribunales de justicia. ¿Es lo mismo el PSOE de Susana Díaz que el del señor Lambán en Aragón? Yo no puedo decir que el de Lambán sea un PSOE corrupto, porque es mentira. Pues con el PP pasa lo mismo. El señor García Egea ha lanzado una OPA hostil a Cs, no tiene nada que ver su forma de entender la política y la lealtad institucional que la de Juanma Moreno. Yo también podría, desde el Gobierno, ofrecer un puesto de trabajo a algún diputado descontento del PSOE, pero nosotros no hacemos eso.

¿Cree que la deserción de cargos de Cs al PP es un plan dirigido desde Génova?

No me atrevería a decir eso, yo creo que ha sido más una reacción de García Egea, porque le ha fastidiado mucho lo de Murcia (él es de Murcia), y ha actuado con las vísceras, y no con la inteligencia. En Murcia hay un PP corrupto, esa parte es tan corrupta como la que hemos tenido aquí en Andalucía defraudando el dinero de los parados.

Dice que hay dos PP, pero el llamamiento de García Egea a abandonar Cs ha sido replicado por miembros de la ejecutiva regional del PP andaluz, diputados andaluces, cargos del PP-A. ¿Es sostenible una situación así para Cs Andalucía?

La situación es totalmente sostenible, no corremos ningún riesgo. Esas críticas las asumimos como ellos las mías al PP. Yo no voy a estar en lo que diga un diputado en un tuit, mi relación es con el presidente Moreno y, en todo caso, con el señor Elías Bendodo [consejero de la Presidencia]. Pero, de verdad, estamos en otras cosas: a mí me quita el sueño es la pandemia y las ayudas al sector turístico.

¿Ignacio Aguado no era el candidato idóneo para la presidencia a la comunidad de Madrid?

Ignacio ha hecho un buen trabajo. Era un buen candidato pero además ahora ha demostrado que es una persona tremendamente generosa que ha creído que dar un paso atrás será mejor para Ciudadanos. Edmundo Bal es un referente ahora mismo, una persona con una gran formación y experiencia y creo que eso los madrileños lo sabrán valorar.

La opción de que la propia Inés Arrimadas diera un paso al frente, ¿le suena bien?

¿Inés en Madrid? Hombre, por favor. En absoluto, eso no tiene ningún fundamento.

No se pone lo suficientemente en valor todos los pactos que tenemos con el PSOE en Andalucía, porque el Gobierno regional con el PP lo eclipsa todo

¿Ha calculado qué efecto puede tener para la estabilidad del Gobierno de Andalucía si Cs se queda fuera de la Asamblea de Madrid?

Si Cs se queda fuera de la Asamblea de Madrid, no afectará a nuestra relación con el PP aquí. Andalucía se ha blindado. Esto es una isla o un oasis, como quieran llamarlo. Nosotros no somos moneda de cambio con ningún gobierno autonómico ni con ningún gobierno municipal. Esto es muy serio. Es que estamos en medio de una pandemia y hay quién se está dedicando al juego de cromos.

El diputado malagueño Guillermo Díaz, que está ahora en la Permanente con usted y la consejera Rocío Ruiz coinciden en que es prácticamente imposible que Ciudadanos formen un gobierno donde esté Vox. ¿Usted qué piensa?

Yo no lo veo. Vox y Cs estamos en las antípodas. Otra cuestión es que lleguemos a puntos de encuentro, igual que con Podemos. ¿O es que Vox está en una situación extrema diferente a la de Podemos? Cuando estás en un gobierno en minoría, tienes que llegar a una suma aritmética para poder sacar adelante políticas. Lo hemos hecho a izquierda y a derecha. No hay que demonizar a ninguna fuerza política. Con Vox es más fácil, porque está en otra disposición.

Las encuestas sitúan a Vox como tercera fuerza en Andalucía, ¿Cs podría ser el socio extraparlamentario de un Gobierno de PP y Vox?

Nosotros desde fuera, como hemos hecho siempre, queremos ser útiles. Y a partir de ahí, pues en función de cualquier cuestión en la que se pudiera, se nos pudiera plantear, pues lógicamente la veríamos si está dentro de nuestro ideario y de nuestros valores. En Torremolinos hay un alcalde del PSOE sustentado por una tránsfuga de Vox. ¿El PSOE está llevando a cabo las políticas de Vox en el Ayuntamiento de Torremolinos?

¿Mantener a Fran Hervías como senador por la comunidad autónoma andaluza fue un error de Arrimadas?

Hasta que nos ha engañado...ahora a toro pasado, se puede pensar que fue un error. Pero en ese momento él decía que era de Cs. A mí nunca me ha engañado, porque yo siempre he sabido que a Fran Hervías lo único que le ha importado siempre ha sido Fran Hervías. Imagínate que yo mañana me voy al PP, ¿se equivocó Arrimadas conmigo o soy yo el traidor?

¿Usted ha barajado alguna vez pasarse al PP?

[Risas] No. Pero me encanta esta polémica, porque al final crea un morbo de narices. Responder a esta pregunta, permíteme que te lo diga así: es tan estúpido a estas alturas. Soy vicepresidente de la Junta, coordinador autonómico de Cs, miembro de la Ejecutiva de Cs, ahora también en la Permanente, fundé Movimiento Ciudadano... que a estas alturas alguien pueda dudar de dónde estoy, lo que hago y lo que defiendo. ¡Que yo voté a Susana Díaz aquí, en el Parlamento! ¡Yo la voté! Y ahora, como estoy gobernando con el PP... de verdad, esto es, y lo puedes poner literal, la mayor estupidez que he escuchado esta legislatura. Según estos, ¿cuántas veces me he pasado al PP? ¿Cuántas veces me iba a pasar al PSOE según los otros? ¿No iba a ser el vicepresidente de Susana Díaz?

No existe riesgo de deserción en el grupo parlamentario de Ciudadanos en Andalucía y nadie me ha dicho que nos esté devorando el PP

¿A qué atribuye que sus críticos, en la oposición pero también dentro de su partido, le acusen de haber contribuido más desde la vicepresidencia a que el PP capitalice su acción de Gobierno que a lucir el trabajo de los consejeros de Cs?

Los críticos tendrán que hacer críticas, que digan lo que quiera. Yo no creo, en absoluto, que el PP haya capitalizado más la acción de Gobierno en Andalucía que Cs. En las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, Cs bajó de 57 a 10 diputados, se quedó con un 6% de votos, en cambio en Andalucía bajamos hasta el 11%, seis puntos por encima de la media. Con las catalanas ha pasado algo similar. ¿Cree que nuestro resultado en las generales y en las catalanas no influyen en los sondeos de intención de voto que se han hecho en Andalucía? Aquí aguantamos. Cuando veo los datos sociológicos del barómetro del Centra, la gente valora muy bien a este Gobierno y específicamente a mí, que soy el segundo político más valorado. Me siento recompensado porque eso significa que los andaluces se están dando cuenta del trabajo que está haciendo Cs.

Una parte de su grupo parlamentario sostiene que el PP les está devorando dentro del Gobierno andaluz...

Yo creo que eso no es verdad, porque anoche me reuní con todos, se lo pregunté, y me dijeron que nadie opina así. Todos coincidieron en que tenemos un problema, y es que tenemos que seguir trabajando por comunicar lo que se está haciendo. Debemos diferenciar la comunicación del Gobierno, del grupo parlamentario y del propio partido, porque tenemos que llegar a nuestros propios afiliados. El PP esto lo hace infinitamente mejor.

¿Hay riesgo de alguna deserción dentro del grupo parlamentario?

No, en absoluto.

A veces parece que lo que más cohesiona a Cs es que, hoy por hoy, no se vislumbra una alternativa viable a entenderse con el PSOE de Susana Díaz. De ahí que la mera posibilidad de una moción de censura en Andalucía fuera difícil de imaginar...

Inviable no hay nada en la vida. A Juan Espadas le hemos aprobado unos Presupuestos en el Ayuntamiento de Sevilla sin estar en el Gobierno, a Villalobos en la Diputación Provincial de Sevilla, también. En el Consistorio de Jerez, también; en Sanlúcar, también. Creo que no se pone suficientemente en valor todos los acuerdos que tenemos con el PSOE en Andalucía y en España. El Gobierno andaluz con el PP eclipsa nuestros pactos con el PSOE en los ayuntamientos, pero es que la política se hace en los ayuntamientos. Es normal, porque es el Gobierno andaluz. Yo os invitaría a ver cuántos acuerdos tenemos con el PSOE en los pueblos de Andalucía.

El PSOE en Andalucía es un partido corrupto. Los ciudadanos quieren otros cuatro años más del Gobierno PP-Cs

¿Cuántos son?

Yo no lo sé exactamente, pero son un montón. Ya te he dicho que tenemos un problema de comunicación.

Ciudadanos es un partido muy dependiente de un hiperliderazgo carismático, primero Albert Rivera, ahora Arrimadas. Tras la reunión del lunes, vimos a Arrimadas algo desfondada. ¿El partido podría sobrevivir ahora si ella abandonase?

Inés Arrimadas es ahora mismo imprescindible. Es la persona que tiene que dirigir este proyecto. Y sí, yo también la vi desfondada, porque no es fácil la situación. Agotados estamos todos. Arrimadas se hace cargo del partido el 15 de marzo de 2020, justo el día en que declaran el estado de alarma por la pandemia. El mundo no sabe lo que esto significa. Ya no podemos reunirnos, todo de forma telemática, un congreso telemático, ejecutivas telemáticas, sin cercanía con los afiliados, sin poder visitar el territorio... y en medio de esto, elecciones. ¿Sabes lo que es esto? Estamos hablando aquí, y mañana termina el plazo para tener los comités provinciales en Andalucía. ¿Tú cómo diriges un partido sin estructura orgánica? Claro que hemos cometido errores, si no no estaríamos donde estamos, pero para eso trabajamos, para corregirlo. Lo fácil es irse, sobre todo cuando ya te han puesto un carguito en otro partido...

Fran Hervías nos obligó a todos a firmar una declaración jurada para que devolviéramos el acta de diputado si dejábamos Cs, y ahora trabaja en Génova con el PP. Es muy fuerte

¿Se refiere a Hervías?

Es que Fran Hervías ya está trabajando en la sede de Génova para el PP, es que es muy fuerte. Es que tiene cojones la cosa. Te voy a decir una cosa de Fran, y te podría decir muchas: Fran obligó, por estatutos, a que todos firmáramos la declaración jurada para que entregábamos el acta de cargo público si abandonábamos Cs. Fran expulsó a gente del partido y le abrió expediente por un tuit. A muchos afiliados. Ésta misma persona hace lo que ha hecho. En política hay que tener dignidad y se pierde cuando renuncias a tus principios.

¿Se ha sentido respaldado por Arrimadas?

Con Inés hablo casi todos los días. Me ha pedido que entre en la Ejecutiva Permanente, que entro ahora, pero ya me lo había pedido antes. No quise estar antes, y se lo dije a Albert, y no porque no quisiera, sino porque físicamente no podía romperme en más pedazos. Comprende por qué le dije antes que no, porque aquí tengo muchísimo trabajo. Siempre he agradecido la confianza que ha mostrado en mí. Inés vino a buscarme en 2012 a Sanlúcar de Barrameda, al hotel Guadalquivir, un 28 de diciembre, que pensé que era una inocentada.

Se habló mucho de la visita que hizo a Sevilla, a Moreno Bonilla, pero no se reunió ni compareció con usted...

Te voy a decir una cosa, si quieres la publicas y si no no: yo admiro y quiero a Inés. Porque sé lo duro que es estar al frente de un proyecto tan duro como Cs, pero sobre todo por el valor que tuvo en Cataluña. Ha sido la única que ha ganado al nacionalismo catalán. Si eso no te hace admirar y querer a una persona, que baje dios y lo vea, coño. Lleva un año al frente y ahora hay quien dice que se tiene que ir... por el amor de dios, ¿de qué coño estáis hablando? Que esta mujer se dejó el pellejo en Cataluña, que le han escupido, le han tirado orina, la han amenazado, se ha tenido que ir a vivir a Madrid porque era imposible vivir en Cataluña. Ha ganado a Puigdemont y a todos los fugados, y ahora porque ha tomado determinadas decisiones que han llevado al partido a una situación... ¿ahora alguien pone en duda ese liderazgo? Yo voy a estar a su lado, como estuve con Albert. Yo cumplo lo que firmo.

Usted conserva mucha relación con Rivera...

Mucha, por supuesto, es mi amigo.

¿Hay mucha distancia entre él y Arrimadas? ¿Es de los que la acusa de asemejar a Ciudadanos al PSOE?

No, lo que hay es mucha distancia entre Albert y la política. Albert nunca ha hablado de estas cuestiones, algunos decían que iba a terminar en el PP, y mira, él está diseñando un plan de formación para líderes políticos a través de la universidad. Está centrado en formar a políticos para que defiendan principios en los que él cree. Para mí es un amigo incondicional y yo para él, y nadie puede mezclar esa relación personal con otras cuestiones. Cuando yo hablo con Albert de política, él se mantiene en los mismos principios que defendió antes de marcharse. Pero sabe lo difícil que es esto.

La coalición electoral PP-Ciudadanos para las andaluzas de 2022, la llamada Andalucía Suma, ¿es aún un proyecto latente?

Andalucía Suma no existe ni existe posibilidad de coalición electoral. Cada uno concurrirá con sus siglas, nosotros como Cs y ellos como PP. Tenemos un espacio de centro por el que creemos que debemos seguir luchando. No nos vamos a mover de ahí. Ahora bien, que yo creo que es bueno para Andalucía que PP y Cs pudiéramos sumar para seguir con nuestro Gobierno de coalición, sí. Lo creo. Es lo que quiere la mayoría de los andaluces porque lo estamos haciendo bien. Y no hablo de número de escaños, algunos nada más que se preocupan del número de escaños: 55, 33, 28, 12, 14...a mí eso no me preocupa. No, yo hablo de la sensación que tienen los andaluces de seguridad en este momento. Y eso para mí es más importante que los escaños. Si tú dices: es que el PP llega a 40 y ustedes tienen 15, pues son 55 [mayoría absoluta en el Parlamento andaluz]. Es que Ciudadanos consigue 30 y el PP 25, pues son 55. Me da igual.

¿Le da igual?

Me da igual. Lo importante es que si los andaluces quieren que siga habiendo esa fórmula de Gobierno de coalición que hemos demostrado que funciona... porque hay otros gobiernos de coalición que todavía no lo han demostrado, entre ellos Sánchez e Iglesias..., pues si funciona, bendito sea. Que no funciona, que los andaluces deciden que no, pues no pasa nada. Nos vamos a la oposición y hacemos nuestro trabajo, la oposición.

La influencia de Cs en un Gobierno de coalición no será la misma si la relación de poder con el PP es 15-40 que si es 21-26, como ahora, ¿no cree?

¿Por qué no? Yo eso nunca lo he entendido en política. Esto va de proyecto político, no de escaños ni de poder. Es mi forma de entender la política. En un Gobierno de coalición, vamos al 50%, tengas tú más escaños que yo. Porque si no, no es de coalición. Es de imposición. Para eso me quedo en la oposición y hago una política útil. Si me dices, es que tengo más escaños que tú...no, no, amigo, no. Tú no tienes los escaños suficientes para gobernar. Si el PP hubiera tenido 40 diputados y Cs 15, el peso y la influencia de Cs en el Gobierno andaluz habría sido la misma. Y habría tenido exactamente el mismo número de consejeros que los que tiene ahora. Y al revés, exactamente igual. A lo mejor, Juanma Moreno y Susana Díaz lo ven de otra forma.

Es posible que este análisis tenga que ver con el hecho de que en las pasadas elecciones, PP, Cs y Vox no iban a dejar pasar la oportunidad histórica de desbancar al PSOE tras 37 años en el poder. ¿En 2022 se repetirá ese sí o sí?

No lo sé. Faltan dos años.

¿Usted se ve como presidente del Gobierno andaluz con Juan Espadas como vicepresidente?

No. Te soy sincero, no. Ni siquiera sé si yo voy a ser candidato. ¿Me gustaría? Sí. Por eso he anunciado ya que me presentaré a primarias. Tampoco sé si Espadas va a ser el candidato del PSOE.

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2021 - 21:52 h

Descubre nuestras apps

stats