La Junta de Andalucía inicia el primer plan anual de Memoria para 2020 sin aclarar cuánto ha gastado del presupuesto 2019

Un agente de la Guardia Civil, junto a la fosa común de Pinos Genil (Granada). |

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado la formulación el Plan Anual de Memoria Democrática para 2020. La propuesta de acuerdo es "el primero" que echa a andar desde la aprobación de la Ley memorialista andaluza y plantea como prioridad "asentar" estas políticas públicas.

El Plan de Memoria de PP y Ciudadanos en Andalucía: entre la "concordia" y el "corta y pega" del proyecto socialista

HEMEROTECA | El Plan de Memoria de PP y Ciudadanos en Andalucía: entre la "concordia" y el "corta y pega" del proyecto socialista

Un objetivo calcado, sobre el papel, al procedimiento puesto en marcha por la Junta desde finales de julio de 2019. Pero, hasta el momento, y pese a las reiteradas peticiones de eldiario.es Andalucía, el Ejecutivo de PP y Ciudadanos, sostenido por la extrema derecha de Vox, no aclara qué parte del presupuesto para el presente año quedará por ejecutar.

Hasta el momento, el Gobierno conservador ha sacado adelante la convocatoria anual de subvenciones a ayuntamientos, universidades y asociaciones de la región. Pero, si no hubiera financiación para búsqueda y apertura de nuevas fosas comunes, así como para nuevos Lugares de Memoria, 2019 cerrará casi como un 'año en blanco' en este capítulo.

En este sentido, y a preguntas de este periódico, el portavoz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha recalcado que esta semana –por el miércoles 18 de diciembre– la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, mantendrá una reunión con el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Villalobos, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para formalizar el acuerdo relativo a la exhumación de la fosa de Pico Reja en el cementerio de San Fernando.

Andalucía, región con más desaparecidos

Mientras, Andalucía sigue siendo la región de España con más desaparecidos forzados, al menos 45.566 personas en 708 fosas comunes, según el Mapa de Fosas. Unas cifras que superan las sumadas por las dictaduras de Argentina y Chile juntas.

España es el país de Europa Occidental con más fosas comunes y más víctimas de desaparición. A nivel nacional, y dada la tardanza de décadas en afrontar los graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en el país, la realidad es que solo podrían ser recuperados los restos óseos de unos 25.000 asesinados e identificados unos 7.000, según un informe de expertos al que ha tenido acceso eldiario.es.

“El Gobierno anterior nunca llegó a desarrollar la actual Ley de Memoria Histórica de Andalucía, no aprobó ni el Plan Anual de 2018”, ha dicho el portavoz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo.

“Es un tema que hay que sacar de la lucha política, nos limitamos a cumplir la ley”, remataba unos segundos después en una rueda de prensa conjunta con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, marcada por la guerra entre Junta y Gobierno central y la ronda de llamadas del presidente Pedro Sánchez a sus homólogos regionales, incluido el andaluz Juan Manuel Moreno.

Pero, ¿qué ha ejecutado la Junta de Andalucía del presupuesto de Memoria para 2019 y, si hay una parte que no se ha puesto en marcha, por qué no se ha usado y qué cambia para que en 2020 sí sea ejecutado al completo? “De memoria no me sé las cifras de ejecución o no y lo previsto para el 2020”, ha respondido Bendodo.

“Aprovecho para decir que la consejera junto al presidente de Diputación y el acalde van a firmar el convenio de exhumación de Pico Reja en el cementerio de San Fernando”, ha añadido.

Los pasos del Plan 2020

El nuevo Plan Anual de Memoria Democrática para 2020 será elaborado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. Será “el primero de carácter anual que se pone en marcha desde la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía en 2017”, apunta el Gobierno andaluz en un comunicado.

Y “definirá las acciones de cooperación y coordinación de las administraciones públicas, entidades públicas y ciudadanía”, subrayan. El “reconocimiento institucional y reparación a las víctimas” será otro punto clave, así como el “conocimiento y difusión científica de los hechos y circunstancias, asegurando la preservación de los documentos y favoreciendo la investigación”.

Las exhumaciones de fosas comunes del franquismo y las identificaciones genéticas de víctimas seguirán como prioridades como ya señalaba el plan homónimo de 2019.

La formulación del actual procedimiento arranca como una propuesta inicial que será sometida al trámite de información pública, anunciado previamente en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y luego hecho público a través del Portal de la Administración regional.

A partir de ahí, y con los informes preceptivos, la cartera dirigida por Del Pozo “formulará la propuesta definitiva del Plan, que elevará al Consejo de Gobierno para su aprobación mediante acuerdo”.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2019 - 21:34 h

Descubre nuestras apps

stats