La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

El partido de Errejón renuncia a presentarse con sus siglas en Andalucía y se une a otra coalición electoral de izquierdas

Íñigo Errejón y la líder de Más País en Andalucía, Esperanza Gómez.

Más País, el partido fundado por Íñigo Errejón tras su abrupta salida de Podemos, ha renunciado a volver a presentarse con sus siglas en Andalucía, que celebrará elecciones el próximo año, y desde este lunes pasa a integrarse en una nueva plataforma junto a otros dos partidos andalucistas: Andalucía por sí e Iniciativa del Pueblo Andaluz.

El partido de Errejón no se presentó a las últimas andaluzas, en diciembre de 2018, porque aún no existía; pero sí regionalizó su marca -Más País Andalucía- en las elecciones generales de noviembre de 2019, en las que logró 56.445 votos, un 1,34% del escrutinio, y no obtuvo representación en el Congreso. La cabeza de lista por Sevilla era la ex diputada de Podemos y ex senadora de Adelante Andalucía, Esperanza Gómez, que abandonó ambas formaciones para coordinar el partido de Errejón en esta comunidad. El grupo Andalucía por Sí también concurrió a las andaluzas de 2018, obtuvo 22.017 votos, un 0,61% del escrutinio, y quedó muy lejos del límite para lograr representación parlamentaria.

La plataforma que se ha presentado este lunes en Sevilla integra las siglas de estas tres formaciones, sin que todavía tenga un nombre definido (lo decidirán antes de diciembre) ni un candidato designado para las andaluzas. Pero lo significativo es que Errejón ha optado por diluir la marca electoral que él mismo creó -con resultado mediocre en las generales, pero con sorpasso al PSOE en las madrileñas- en una nueva suma de siglas que tienen en común su "andalucismo, ecologismo, feminismo, solidaridad, espíritu verde y progresismo". Un esquema parecido al que promueve la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, que trasciende a la coalición Unidas Podemos, y que también está "abierta a otras formaciones y plataformas sociales" de izquierdas, "sin vetos ni sectarismos", por ejemplo, los movimientos de la España vaciada que en Andalucía tienen especial incidencia en la provincia de Jaén.

Los de Errejón han puesto sobre la mesa la primera propuesta de reunificar a la izquierda en torno a un mismo proyecto para hacer frente al auge de las tres derechas en Andalucía, aunque de momento el resultado es el contrario: "Venimos a ampliar la oferta electoral de la izquierda", ha dicho Gómez durante la presentación de la plataforma en Sevilla. Su primer objetivo es sumar pronto a Equo-Los Verdes, uno de los cofundadores de Adelante Andalucía, que terminó escindiéndose de la conflluencia por sus diferencias irreconciliables con el liderazgo de Teresa Rodríguez.

Entre Unidas Podemos y Adelante

Este nuevo sujeto político quiere hacerse hueco en un espacio achicado y asfixiando, donde los grupos a la izquierda del PSOE están enfrentados a cara de perro. A un lado, la vieja coalición Adelante Andalucía, ahora reconvertida en Unidas Podemos. A otro, el círculo Anticapitalista de Teresa Rodríguez, expulsados de su grupo parlamentario por "tránsfugas", que aspiran a retener la marca Adelante, pero resignificada como una fuerza pseudonacionalista. Los errejonistas aún no han hablado ni con unos ni con otros, aunque reconocen que ven más factible tender puentes con Unidas Podemos antes que con Rodríguez.

Fuentes de la plataforma también reconocen que su proyecto dista mucho del que trata de construir Yolanda Díaz en otras partes de España, porque la vicepresidenta trabaja "en clave nacional" y los andalucistas quieren que la toma de decisiones políticas se haga en Andalucía. "Los partidos sucursales de Madrid han impedido que las decisiones que se han tomado tanto allí como aquí obedezcan al interés de mejorar la vida de los andaluces" y "una y otra vez han estado al dictado de los intereses económicos de grandes corporaciones o de sus propias dinámicas de supervivencia interna", advierten.

Yolanda Díaz ha tenido reuniones con dirigentes de otras formaciones, como Mónica Oltra, de Compromís, en la Comunidad Valenciana, o En Comú, de Ada Colau, en Barcelona, buscando ensanchar la base social de la izquierda para llegar a las próximas elecciones generales con una papeleta que agrupe muchas sensibilidades políticas progresistas. Estos movimientos han fructificado más, de momento, que la alianza con el propio Errejón, cuyo partido es el líder de la oposición al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, aunque en el Congreso no deja de ser residual.

Según las fuentes consultadas, el vínculo entre Díaz y Errejón es un camino aún por andar "con muchas piedras en el camino". La vicepresidenta del Gobierno está llamada a liderar Unidas Podemos, tras la marcha de Iglesias, pero aún no ha dado ese paso y sus declaraciones mueven a pensar que no quiere tener ataduras orgánicas o de "egos", y que apuesta por trascender las siglas de Unidas Podemos, muy devaluada en las encuestas. Con esa idea en mente, el partido de Errejón está abocado a diluirse en la plataforma de Díaz o a permanecer fuera y competir en solitario por el espacio electoral de la izquierda. Ya lo hizo en las madrileñas de hace unos meses, cuando su candidata rechazó la oferta de Pablo Iglesias para concurrir juntos bajo las mismas siglas de Podemos.

El perfil político de Díaz no es el de Iglesias, pero la tesitura se antoja muy parecida. La decisión de precipitar una plataforma propia en Andalucía, antes de que la vicepresidenta haya siquiera puesto un pie en esta comunidad, donde se va a abrir el nuevo ciclo electoral en cuestión de meses, arroja luz sobre lo difícil que será aunar posturas y evitar llegar a las urnas con cuatro papeletas de izquierdas compitiendo entre sí, frente al auge de PP y Vox.

El caso particular de Esperanza Gómez ilustra bien el torbellino mental que vive la izquierda andaluza: empezó junto a Teresa Rodríguez en Podemos, luego le disputó la dirección con duras críticas a su modo de ejercer el liderazgo, pero perdió; más tarde fue nombrada senadora de Adelante por Rodríguez, y al final abandonó la coalición para integrarse en Más País, con duras críticas, esta vez, a Pablo Iglesias cuando forzó la expulsión de Rodríguez de Adelante.

En la presentación de la plataforma, además de Gómez, han estado el coordinador nacional de Andalucía Por Sí (AxSí), Modesto González, y el responsable en Sevilla de la Coordinadora de Iniciativa del Pueblo Andaluz, José Antonio Jiménez.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2021 - 06:01 h

Descubre nuestras apps

stats