Los hoteles de la Costa del Sol, ante una huelga en los días clave de verano

Representantes sindicales, en rueda de prensa

La posibilidad de una huelga de trabajadores de hoteles en plena temporada de verano va tomando forma. Los sindicatos van a someter a una asamblea de trabajadores, prevista para el próximo 15 de junio, la posibilidad de realizar huelgas de "tres o cuatro días continuados" en momentos de especial afluencia turística a finales de julio, agosto y septiembre, según han explicado este jueves Sergio de Oses, por UGT, y Lola Villalba, de Comisiones Obreras.

Salarios ligados al absentismo y externalizaciones: la huelga se cierne sobre la hostelería malagueña

Salarios ligados al absentismo y externalizaciones: la huelga se cierne sobre la hostelería malagueña

El principal punto de desacuerdo con la patronal de hoteleros (AEHCOS) es la pretensión de los sindicatos de incorporar al convenio de hostelería a los trabajadores de mantenimiento, limpieza y animación, que suelen ser contratados por empresas externas en unas condiciones laborales precarias.

No existe aún una convocatoria de huelga, pero UGT y CCOO advierten de que la presentarán el 18 de junio, si el día 15 los trabajadores reunidos en asamblea lo ratifican. Se trataría, según ha avanzado De Oses, de plantear la huelga en "días estudiados en puntos concretos de ocupación y más llegadas a planta hotelera". Entre tanto, dicen estar dispuestos a retomar una negociación que está rota, y en la que las dos partes han vuelto a sus posiciones de salida, como si las once reuniones mantenidas hasta ahora no hubiesen servido para nada.

La principal cuestión es, según los sindicatos, la incorporación al convenio de hostelería de un grupo de trabajadores "esenciales" que en los últimos años han sido externalizados, sufriendo una precarización patente de sus condiciones laborales. Según Sergio de Oses, el "40 o el 50%" de los trabajadores de hoteles en la provincia, que en total rondan los 15.000, trabajan en la limpieza, la animación o el mantenimiento. Además, la reforma laboral dio prioridad al convenio de empresa sobre el convenio colectivo, lo que ha generalizado estas prácticas.

Por tanto, se trataría de incorporar a unos 7.000 trabajadores al convenio, el más importante de la provincia porque además de 15.000 trabajadores de hotel, también afecta a unos 60.000 trabajadores de bares y restaurantes y a un número indeterminado de trabajadores de temporada. AEHCOS cree que esa exigencia es "inaceptable", y aspira a eliminar el tope actualmente vigente del 10% de contratación vía ETT.

"Creemos que el convenio tiene que ser para todos los trabajadores y trabajadoras. No puede haber de primera y de segunda clase dependiendo de en qué empresa estén prestando servicios", ha reclamado De Oses, antes de denunciar que hay cadenas hoteleras con todos sus departamentos externalizados. Lola Villalba ha acusado a "algunos empresarios" de utilizar mano de obra "semi esclavizada": "Queremos que no utilicen la externalización para abaratar costes y ganar más dinero".

Un aumento salarial acorde al buen momento 

Además de esta reivindicación, los sindicatos también quieren que el buen momento del sector se refleje en una subida salarial, que inicialmente plantearon en la horquilla del 16%-18% en cuatro años, y que rebajaron al 13% antes de la ruptura de las negociaciones. "En los mejores años del turismo hemos subido un 4,5% [acumulado] mientras la patronal ha aumentado sus beneficios el 36%", ha lamentado Villalba.

La patronal ofrece una subida fija del 8% en cuatro años, y un tramo variable en función del ingreso medio por habitación disponible. Además, AEHCOS también rechaza el ascenso automático de ayudantes a los tres años.

Los sindicatos cuestionan la capacidad de la patronal hotelera, AEHCOS, y de sus asesores para desencallar una negociación que está siendo muy bronca. AEHCOS está negociando este convenio sin contar en la mesa con las cadenas hoteleras más representativas, como ha ocurrido en otras ocasiones. "Para nosotros es un fraude que haya una mesa en la sombra que negocia, y tengan al presidente de correveidile. Es muy difícil negociar con alguien que no está", ha criticado Villalba. No parece haber problema con la otra asociación patronal, MAHOS, que representa a los empresarios de bares y restaurantes, y no se puede descartar la intervención de algún mediador.

Según Villalba, la patronal hotelera está tratando de "tirar por tierra" derechos laborales adquiridos en las últimas décadas, intentando legitimar las prácticas "piratas" de algunos empresarios y ofreciendo como avances derechos ya recogidos en el convenio vigente, como los dos días de descanso. Villalba ha pedido que el convenio no suponga una pérdida de derechos: "Nunca ha habido tantos motivos para hacer una huelga". Los convenios de hostelería también se están renegociando en Córdoba, Almería y Huelva.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2018 - 21:10 h

Descubre nuestras apps

stats