Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro logran los avales para disputarse en las urnas las primarias del PSOE de Andalucía

Equipo de la candidatura de Juan Espadas al acudir a entregar avales a la sede del PSOE-A para las primarias para la candidatura a la Junta.

De los cuatro precandidatos en las primarias del PSOE de Andalucía, tres han conseguido este martes los avales necesarios para proclamar oficialmente su candidatura a la presidencia de la Junta: la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el profesor universitario y ex diputado Luis Ángel Hierro, que ha logrado pasar el corte por los pelos. Todo lo que ocurre a partir de aquí no tiene precedentes en la historia del PSOE andaluz.

Por primera vez las primarias se resolverán en las urnas, con voto secreto de los 46.577 afiliados: la última vez, Susana Díaz se proclamó candidata única porque sus rivales no alcanzaron el mínimo de firmas necesarias. Por primera vez pasan el corte tres aspirantes, lo cual abre la posibilidad de que haya una segunda vuelta el día 20 de junio, si en la primera votación del día 13 ninguno rebasa el 50% de los votos. La portavoz de la candidatura de Espadas, la diputada María Márquez, sostiene que sus datos son muy buenos y que todo quedará resuelto en la primera votación, "porque los socialistas sienten la pulsión de cambio". La portavoz de la candidatura de Díaz, la diputada Beatriz Rubiño, defiende prácticamente lo mismo, porque sus números confirmarían la victoria holgada de la sevillana.

La jornada en la sede del PSOE andaluz, en la calle San Vicente, ha sido la más ajetreada desde que comenzó la carrera de unas primarias que están siendo de perfil bajo. A las 11.30, la comitiva de Juan Espadas (el candidato estaba hoy en Córdoba) aparecía con ocho carpetas llenas de avales -una por cada provincia- en manos de una veintena de jóvenes, hombres y mujeres, uniformados con camisetas rojas. En el frontal podía leerse en letras blancas: Socialistas con Juan Espadas, y a la espalda: Yo voté a Susana; Yo voté a Pedro; Yo voté a Patxi. Las camisetas fueron encargadas a una empresa de serigrafía jiennense, y trasladadas casi a escondidas a la capital andaluza. Bromean los promotores de la idea con que evitaron hacerlas en una empresa de Sevilla, por si llegaba a oídos de Susana Díaz y en el último minuto perdían el factor sorpresa.

Con este golpe de efecto arranca la campaña del alcalde de Sevilla, con el mensaje de la "unidad y el reencuentro" entre militantes que quedaron divididos o confrontados en las primarias de 2017 que enfrentaron a Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López por la secretaría general del PSOE. En esa contienda, que inauguró el guerracivilismo socialista entre sanchistas y susanistas, el 63% de la militancia andaluza apoyó a Díaz, el 31% a Sánchez y casi el 6% a López.

Espadas y Díaz han presentado el máximo de avales posible, el 4% del censo, unas 1.800 firmas de todas las provincias y, según afirman, "prácticamente de todas las agrupaciones socialistas". El PSOE de Andalucía, la federación más numerosa y musculada de España, cuenta con 807 agrupaciones diseminadas por todo el territorio. Algunas tienen menos de 10 afiliados y el día de las primarias se integrarán con otras en un mismo centro de votación. Otras muchas tienen menos de 100 inscritos y, según los estatutos, antes del 13J pueden pedir limitar el tiempo de votación a cuatro horas. El resto lo hará de ocho de la mañana a ocho de la tarde.

El segundo en aparecer por San Vicente ha sido el propio precandidato Luis Ángel Hierro, escoltado por una comitiva sólo de hombres. 24 horas antes, al profesor de la Hispalense le faltaban medio centenar de avales para superar el corte, y finalmente ha presentado 986 firmas, 55 más del mínimo necesario (931, el 2% del censo). Hierro se ha mostrado contento, pero dubitativo: "No nos ha dado tiempo a imprimir más avales", ha dicho, para luego explicar que 600 eran originales y el resto impresos en PDF del registro telemático. "Hasta las dos de la tarde los militantes pueden presentar aún avales en sus agrupaciones, que se remiten aquí. Pensamos que superaremos los 1.200", advierte. El Comité de Garantías confirmó horas después que pasó el corte, aunque los números exactos no se publicitan porque se deja de contar a partir de los 931 necesarios.

A priori, la tercera candidatura de Hierro perjudica más las expectativas de Espadas que de Díaz, al menos así lo entiende el equipo del alcalde de Sevilla, que asegura que "contaban con que Hierro pasara el corte" o que "en el último momento recibiera avales prestados de Díaz para dividir el voto del cambio". El profesor no descarta negociar una integración de listas a posteriori, pero asegura que cualquier decisión se someterá a consulta de los militantes que lo han apoyado.

En último lugar ha llegado el equipo de Susana Díaz -la candidata estaba hoy en la provincia de Jaén- con ocho carpetas de distintos colores, una por provincia, también con el 4% del censo en avales. El alcalde de Salteras, Antonio Valverde, ha ejercido de portavoz, acompañado de Rubiño y del también diputado por Sevilla, Carmelo Gómez, uno de los fieles escuderos de Díaz. Valverde también ha descartado entrar en la "guerra de avales", limitándose a acreditar las firmas "que garantizan el corte", pero tampoco se ha resistido a anunciar que cuentan con "miles y miles de firmas, muchas más de las necesarias".

"Por ejemplo sólo en Sevilla provincia tenemos 2.000" (8.929), más del tope máximo que se exige para ser proclamado candidato. Fuentes del equipo de Díaz también contabilizan 1.500 en la provincia de Málaga (un 25% de los 5.958 afiliados), "sin presionar ni apretar a nadie". "Estamos muy escarmentados de las primarias de 2017, cuando tuvimos más avales que votos, aquí se ha ido a escuchar y a proponer en libertad", explican estas fuentes. En el equipo de Espadas reina el optimismo, aseguran que no han tenido que levantar teléfonos, porque "desde agrupaciones grandes a pequeñas han llamado ofreciendo su apoyo". En el equipo de Díaz también están "lanzados", admiten que "cuando empezó todo esto partíamos como perdedores, pero el tipo de campaña a ras del suelo que estamos haciendo nos hace crecer cada día".

Estas primarias, por mucho que el regidor de Sevilla ha tratado de evitarlo, se ven desde el aire como una segunda vuelta del sanchismo contra el susanismo. Desde Madrid se sigue la contienda con cautela por las consecuencias que tendría para Pedro Sánchez una inesperada victoria de su otrora rival. Es un proceso interno inédito en muchos sentidos, porque en la candidatura de Espadas se mezcla la pulsión de cambio, de renovación y casi de refundación del PSOE andaluz, pero también se concentra el rencor más profundo hacia Susana Díaz. La paradoja es que al equipo del regidor sevillano también se han unido ex dirigentes que, por su propio pasado susanista, también despiertan resquemor en sus provincias, caso del ex secretario provincial de Málaga, Miguel Ángel Heredia, o la de Granada, Teresa Jiménez. La división que suscitan estos nombres en sus territorios es la oportunidad de Díaz para crecer donde a priori los números le son más hostiles.

La campaña no empieza oficialmente hasta el próximo domingo, aunque Díaz y Espadas llevan días recorriendo Andalucía y protagonizando actos en diversas agrupaciones. Los 45.757 militantes se reparten de manera desigual por las ocho provincias, siendo Sevilla la que más inscritos cuenta (8.929), seguido de Málaga (5.958), Jaén (5.880), Granada (5.817), Cádiz (4.615), Almería (4.239), Huelva (3.501) y Córdoba (3.493). Además, votan los afiliados directos vía internet y la agrupación de las Juventudes Socialistas, que elevan el censo definitivo a 46.577 votantes.

La Comisión Regional de Garantías Electorales, tras revisar la documentación recibida con las propuestas, y verificar el cumplimiento de los requisitos reglamentarios establecidos, ha proclamado las tres candidaturas de forma provisional. Contra esta proclamación provisional cabe recurso de reposición ante la citada comisión dentro de las 24 horas siguientes, cuya resolución y notificación, también contará con un plazo máximo de 24 horas. Transcurrido el plazo de interposición de recursos, la Comisión de Garantías procederá a la proclamación definitiva de candidaturas el próximo día 29 de mayo.

Los estatutos del PSOE obligan a que se celebre, al menos, un debate entre candidatos, probablemente en la sede del partido, que por ahora no tiene fecha.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2021 - 19:12 h

Descubre nuestras apps