El Aeropuerto de Teruel recibe al avión comercial más grande del mundo

Uno de los Airbus 380 de AirFrance que han aterrizado esta mañana en Teruel

La Plataforma Aeroportuaria de Teruel (PLATA) se ha reafirmado como el gran aparcamiento de aeronaves en España. Si bien es un título que ya ostentaba, la crisis del coronavirus y la consiguiente paralización del tráfico aéreo han conseguido que las instalaciones alberguen en torno a 90 aviones, la mayor cifra de su historia. “Estamos en el mayor número que hemos tenido”, reconoce el director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim.

Teruel se convierte en aparcamiento de Boeing 747 durante la crisis del coronavirus

Teruel se convierte en aparcamiento de Boeing 747 durante la crisis del coronavirus

En menos de un mes, las instalaciones turolenses han recibido unas “13 o 14 aviones” de diferentes compañías internacionales, según precisa Ibrahim. Las últimas han llegado este sábado de la mano de AirFrance, que ha aparcado en Teruel dos Airbus 380, el avión comercial más grande del mundo. Una aeronave de tal tamaño que no todos los aeropuertos están capacitados para aterrizar, pero que PLATA sí puede acoger gracias a la certificación que obtuvo en 2017.

Estas operaciones se suman a las de otras compañías que han optado también por guardar sus aviones durante el estado de alama en el Aeropuerto de Teruel. Es el caso de British Airways, que llevó a las instalaciones turolenses a principio de abril cinco de sus Boeing 747, Ukraine International Airlines, que aparcó dos Boeing 777, o Lufthansa, que ya ha derivado tres de sus Airbus 340 de las 17 que anunció que trasladaría, entre otras.

De esta manera, el mes de abril ha sido uno de los mejores de la historia de las instalaciones aeroportuarias turolenses, aunque no sucedió lo mismo en el mes de marzo, cuando las restricciones vuelos causaron “un bajón”, tal y como sucedió en el resto de aeropuertos españoles. Sin embargo, la especialización industrial del centro les ha permitido intensificar ahora su actividad.

“Nosotros no hemos sentido el varapalo o el efecto negativo que tienen los aeropuertos convencionales de pasajeros y la actividad se ha mantenido con mantenimiento, reciclado, servicios medicalizados, algunos trabajos aéreos o también las Fuerzas y Cuerpos del Estado que utilizan las instalaciones con helicópteros”, asegura el director del Aeropuerto de Teruel.

Un aeropuerto diferente

La Plataforma Aeroportuaria de Teruel (PLATA) no es un aeropuerto al uso. Allí no hay vuelos regulares de pasajeros, sino que reciben los denominados vuelos ferry. Es decir, operaciones en las que los aviones llegan únicamente con la tripulación para preservar los aviones, para su mantenimiento o, en algunos casos, para su reciclado. Esta menor afluencia de tráfico permite dar un cuidado mayor a las aeronaves, según indica Ibrahim.

Esas labores de almacenamiento, mantenimiento, reparación y despiece de aeronave se desarrollan en la empresa Tarmac Aragón, instalada dentro del Aeropuerto de Teruel. Allí se arreglan y recuperan muchas de las aeronaves mientras tienen vida útil y se despiezan las que han quedado obsoletas. “Los aviones que se reciclan son un porcentaje muy pequeño, la mayoría lo que necesitan son tareas de mantenimiento para cumplir con la normativa internacional”, detalla el directivo.

El Aeropuerto de Teruel ha sido un proyecto afianzado de éxito desde sus orígenes. De hecho, antes de que el estado de alarma por el coronavirus le diera este empujón, el Consejo Rector, formado por el Ayuntamiento y Gobierno de Aragón, decidió en noviembre invertir 30 millones de euros para la construcción de dos nuevos hangares, la ampliación de la zona de estacionamiento y pavimentación de la campa y la construcción de tres naves, así como accesos y contratos de asistencia técnica.

Una de las actuaciones más inmediatas que se esperaban acometer este año era la construcción de un hangar con capacidad para albergar dos Airbus 380, por un importe de cerca de 20 millones de euros, incluyendo oficinas, zona logística y un parquin de unas cien plazas, cuya construcción se prolongaría durante 20 meses. También se planteó la segunda fase de las obras de ampliación de la zona de estacionamiento y la tercera fase de las obras de pavimentación de la campa, entre otras intervenciones, ante el crecimiento de las operaciones.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2020 - 16:25 h

Descubre nuestras apps

stats