eldiario.es

9

ARAGÓN

Un siglo de reivindicaciones: el valle de Benasque espera que Fomento cumpla y arregle el paso de Ventamillo en tres años

Después de dos años desde el primer anuncio, el Ministerio ha licitado el contrato para la ejecución de las obras, que deberían terminar en 2021 y costarán 46,3 millones de euros

Construida en 1916, la carretera que abre las puertas del valle de Benasque conserva el mismo aspecto de entonces: pasos estrechos, curvas cerradas y muy peligrosas que dificultan el tráfico pesado. Los vecinos piden soluciones

Congosto de Ventamillo

Congosto de Ventamillo

Construida hace 103 años, en 1916, la carretera que atraviesa el congosto de Ventamillo, la puerta de acceso al valle de Benasque, conserva el mismo aspecto de entonces: pasos estrechos, curvas cerradas y muy peligrosas que dificultan el tráfico pesado y menos de 20 kilómetros que pueden tardar en atravesarse más de 40 minutos. La comarca de La Ribagorza lleva décadas reclamando una mejora; “un siglo”, como rezan los carteles que han exhibido en todas estas manifestaciones. Ahora, el Ministerio de Fomento ha licitado el contrato para la ejecución de las obras decondicionamiento de la N-260 entre el congosto y la localidad de Campo. Costarán 46,3 millones de euros y la zona pide resultados tangibles.

 

La desconfianza en el valle tiene su razón de ser. El Ministerio aprobó en agosto de 2016 un primer proyecto de licitación con un presupuesto similar que no se ha retomado hasta dos años después. El objetivo de esta actuación es acondicionar el tramo de 11,98 kilómetros de longitud de esta vía de montaña, que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad. El tramo que se acondiciona acogerá las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme en el tramo correspondiente al Congosto del Ventamillo, entre los puntos kilométricos 388,1 y 391,6, donde por razones ambientales se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual.

 

La actuación se desarrollará en los términos municipales de Castejón de Sos, Seira y Campo, todos ellos en la provincia de Huesca. La anchura de la calzada de la carretera N-260 es escasa en la actualidad, aproximadamente de unos 5,5 metros, con tramos de hasta seis metros y estrechamientos hasta los 4,5 en zonas puntuales que dificultan el cruce de vehículos. La solución proyectada consiste en la ampliación de la plataforma con una anchura de 8 metros, dos carriles de 3,50 metros y arcenes de medio metro.

 

La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses.

 

El proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud respectivamente. Según Fomento, todo el acondicionamiento se ha diseñado de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles, compatibilizando la facilidad de ejecución de los sistemas constructivos con el tránsito de vehículos. También se ha prestado especial cuidado a las restricciones medioambientales.

 

No todo el mundo celebra la noticia. Chunta Aragonesista, a través del acuerdo que mantiene con la formación política Compromís en el Senado, va a presentar una serie de preguntas relativas al estado actual de la carretera N-260 en su tramo aragonés. El secretario territorial de CHA-Alto Aragón, Joaquín Palacín, lamenta que, “según los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, un proyecto que lleva más de diez años incluido en los PGE, como es la mejora del tramo del Congosto del Ventamillo a Campo, ahora demore nuevamente la previsión de su plazo de finalización hasta 2022 e incluya solo un millón de euros para este 2019”.

 

Las preguntas que presentará el senador Carles Mulet se refieren al tramo entre el congosto de Ventamillo y Campo de 18 kilómetros y al túnel de Balupor-Fiscal, de 14 kilómetros: “¿En qué fase se encuentra el proyecto del acondicionamiento de la N-260 entre los túneles de Balupor y Fiscal?, dado que requiere una inversión de más de 57 millones de euros para lograr que este tramo deje de ser un embudo viario y mejore las condiciones de seguridad vial y comunicación en la zona, ¿cuándo tiene previsto el Gobierno incluir partidas presupuestarias para poder comenzar los trabajos correspondientes?”.

 

El pasado año, la presidenta de la Comarca de la Ribagorza, Lourdes Pena, envió una carta al secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura García, pidiéndole una entrevista para conocer la situación en que se encuentra el proyecto de adecuación del tramo de la N-260 entre Campo y el Congosto del Ventamillo y las previsiones del Ministerio de Fomento una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado. Para Pena, este tramo “sirve como acceso principal al valle de Benasque y es uno de los más dinámicos del Pirineo aragonés. Se trata de una demanda largamente reivindicada ya que es un eje fundamental para el desarrollo socioeconómico de nuestra comarca”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha