Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

El problema de la falta de médicos en el medio rural: siete minutos de atención a cada paciente al año

Reunión de la plataforma en defensa de la sanidad en La Galliguera (Huesca).

Miguel Barluenga

Huesca —

1

La zona conocida como La Galliguera, en la provincia de Huesca y regada por el río Gállego, se ha organizado en una plataforma ciudadana para conseguir la recuperación del quinto médico que se ha amortizado en el centro de salud de la localidad de Ayerbe. En una reciente reunión con la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón (PP-Vox) que calificaron como “insatisfactoria”, se les transmitió que con cuatro médicos se va a atender mejor que con cinco, lo que estos vecinos consideran “una afirmación que va contra la lógica”. Y un síntoma de la situación en el medio rural, cada vez más mermada ante el temor de sus habitantes.

Argumentan que además de las tarjetas sanitarias ya existentes, se trata de una zona con una gran afluencia turística de senderistas, escaladores y visitantes al castillo de Loarre y a las aguas bravas, lo que provoca que en verano se duplique e incluso se triplique la población, con muchas tarjetas médicas temporales.

La dispersión territorial y el envejecimiento de la población es “evidente”, y con estos recortes “sobre todo han perdido los municipios de Loarre, las Peñas de Riglos y Caldearenas”. En estas localidades, la atención médica ha disminuido “considerablemente”, llegando a desaparecer y en algún caso siendo atendidos los enfermos solo a demanda y en el caso de que haya disponibilidad en el servicio, lo que obliga a las personas enfermas a desplazarse muchos kilómetros.

Se trata de una zona de gran dispersión geográfica, por lo que si se deja una plaza sin cobertura quedan núcleos de población sin asistencia médica y sin posibilidad de que otro médico de la Zona Básica de Salud se traslade hasta dichas poblaciones en un tiempo razonable, lo que compromete la atención sanitaria y la seguridad clínica de los pacientes de toda la zona de salud, indican desde la plataforma.

A esto hay que sumar que el médico que se desplaza hasta esas poblaciones deja otras desatendidas. Es una zona con mucho turismo los fines de semana, en verano y durante otras épocas del año. Tampoco se dispone de transporte sociosanitario en la zona, por lo que se hace todavía más necesario que los sanitarios se desplacen hasta las poblaciones más periféricas, ya que hay población envejecida y muchas veces con falta de recursos sociales y de medio de transporte para desplazarse, reclaman.

La zona de salud de Ayerbe incorporó desde el pasado 4 de marzo a dos nuevos profesionales de enfermería a su equipo de atención primaria, haciendo efectiva así la dotación de cuatro equipos formados, cada uno, por un profesional médico y otro de enfermería, señaló el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón,

Con anterioridad, esta zona de salud contaba con una dotación de dos profesionales enfermeros y uno de apoyo sin adjudicación de cupo. Además, se ha nombrado a una coordinadora de enfermería, figura que no estaba contemplada hasta ahora.

Según el Departamento, con esta reorganización, se favorece la cobertura y seguimiento al paciente crónico a través del plan personal de cuidados, que hasta ahora no podía ser asumido por enfermería y cumplir con la cartera de servicios correspondiente.

El debate sobre los efectivos al cuidado de la salud en esta zona de la provincia de Huesca también ha llegado a las Cortes aragonesas, y el consejero José Luis Bancalero defendió la Atención Primaria como “la columna vertebral del sistema público de salud”, que necesita “cambios profundos”. El diputado socialista Iván Carpi acusó al PP de “mentir a la ciudadanía” al aludir a la “amortización de plazas médicas” en Ayerbe y otra localidad, Almudévar.

Unas 150 personas asistieron a una asamblea ciudadana celebrada en Almudévar para mostrar su “inquietud” ante el recorte de un médico del centro de salud tras la jubilación de su titular. Allí acudieron vecinos de las diez localidades y pedanías que dependen de este centro.

En el transcurso de la reunión se explicaron todas las reuniones mantenidas entre distintos representantes municipales con el Salud. Y detallaron la solución que ha propuesto el departamento: sustituir un médico a cambio de aumentar media jornada de un auxiliar administrativo e incorporar un fisioterapeuta compartido con la zona de salud de Ayerbe y Huesca Rural, es decir, que suman 16.000 personas. “Tocamos a siete minutos al año por usuario”, denunciaron.

Chunta han mostrado su apoyo a Noelia Elbaile, portavoz municipal de la formación en el ayuntamiento de Sesa, así como a este en su conjunto, para unir esfuerzos y conseguir que se recupere el servicio médico cuanto antes que hasta hace cuatro meses atendía a los vecinos de lunes a viernes.

“Desde enero nos vemos obligados a trasladarnos al Centro de Salud de Grañén, que está a 14 kilómetros de nuestra localidad, ya que solo hay un médico de forma muy excepcional, lo que supone un perjuicio muy importante en localidades con población envejecida y sin medios ni posibilidades de transporte, por lo que a día de hoy la prioridad de Sesa es recuperar el servicio médico tal como existía, y es que especialmente nuestros mayores necesitan servicios públicos de calidad y proximidad”, explica Elbaile.

Etiquetas
stats