50 ayuntamientos deberán devolver 2,4 millones por irregularidades en subvenciones del FITE

La localidad de Alcañiz (Teruel).

Medio centenar de ayuntamientos turolenses van a tener que devolver 2,4 millones de euros en subvenciones del Fondo de Inversiones de Teruel correspondientes al ejercicio de 2017 tras haber apreciado el Gobierno de Aragón distintas irregularidades en su uso, según explica la consejera de Presidencia del ejecutivo autonómico, Mayte Pérez, en su respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado de IU, Álvaro Sanz.

La cifra es en realidad 200.000 euros más elevada, aunque la diferencia no se debe a ninguna irregularidad sino a la renuncia a una ayuda de esa cantidad por el Ayuntamiento de Fuentes de Rubielos, que inicialmente iba a destinarla a construir una depuradora de aguas residuales. Descontada esa cantidad, los reintegros ascienden a 2.402.185,64 euros.

Sanz se había interesado por conocer a qué ayuntamientos “se les exigía la devolución de parte de las ayudas del Fondo de Inversiones de Teruel correspondientes a la anualidad de 2017”, cuáles habían sido esas deficiencias y “qué cantidad ha tenido que reintegrar” cada uno de esos consistorios.

En cualquier caso, la detección de irregularidades resulta llamativa al alcanzar a cincuenta municipios en una provincia que cuenta con 236, y no todos solicitan ni reciben ayudas de este fondo en cada una de las convocatorias.

Nueve casos de devolución íntegra

Casi la cuarta parte de los 2,4 millones de euros se concentra en cuatro ayuntamientos que, según la respuesta de Pérez, no justificaron el uso de la subvención. Se trata de los de Alcañiz, que había obtenido 200.000 para conectar las instalaciones del camping de La Estanca a la red municipal de abastecimiento y saneamiento de agua; Monforte de Royuela, que recibió 189.339 para construir un albergue; de Perales de Alfambra, al que le fue aprobada otra de 100.943 para mejorar su red de agua, y de La Zoma, que preveía invertir 80.074 en una “depuradora sostenible” para sus aguas residuales.

El resto de las obligaciones de devolver fondos se deben a irregularidades de distintos tipos, entre las que destacan por su cuantía los 160.000 euros que había recibido Albalate del Arzobispo para renovar su red de alumbrado público e instalar leds, los 98.850 del Centro de Interpretación del Chopo Cabecero de Torre Los Negros o los 114.722 de Villarroya de los Pinares para mejorar sus luminarias exteriores, en todos los casos por incumplir el reglamento de instalaciones eléctricas de baja tensión, a lo que en el último de ellos se le añaden varias irregularidades como no registrar un baja en una de las licitaciones.

En algunos casos, como los de Celadas, que recibió 193.900 euros para financiar el centro de interpretación de la Batalla de Teruel, o Ariño, que percibió 197.309 para adecuar el entorno de la piscina de su hotel-balneario, el empleo que preveían sobre el papel no llegó a ser creado en la práctica, y ese aspecto de la propuesta había resultado clave para que ambos ayuntamientos obtuvieran la subvención.

En esos nueve casos, además de en el de Fuentes de Rubielos, los consistorios se han visto obligados a devolver íntegramente los fondos del FITE que habían recibido para desarrollar las inversiones propuestas. Los otros cuarenta ayuntamientos han tenido que reintegrar solo una parte de las ayudas del fondo, si bien eso ha supuesto en algunas ocasiones hacer frente a pagos de mayor cuantía que los del primer grupo.

Calamocha e Híjar tendrán que devolver más de 100.000 euros

Ocurre con los 110.713 (de una subvención de 200.000) que el fondo asignó al consistorio de Calamocha hace tres años para poner en marcha una instalación fotovoltaica que debía alimentar de electricidad la captación de agua potable del municipio.

“Parte del importe a reintegrar lo representa la cantidad respecto de la que el beneficiario no ha presentado justificación, con ocasión de la baja obtenida en la licitación de la actuación subvencionada”, señala la respuesta de la consejera a Sanz, que también reseña la obligación de devolver el “importe total del gasto correspondiente a los honorarios de dirección de la obra, dado que se adjudica y paga por el contratista” de la misma.

La ocultación de bajas en las adjudicaciones también fue detectada, junto con otras irregularidades, en una instalación fotovoltaica en Bueña (46.781), en la mejora de la red de aguas de Martín del Río (1.428) y en el abastecimiento al barrio de Los Lucas de Oiba (758), mientras que el cargo a la subvención de honorarios superiores a los autorizados fue la causa del reintegro para Fuentes Claras y Torrelacárcel, entre otros.

El Ayuntamiento de Híjar, por su parte, tendrá que devolver 100.610 de los 200.000 euros recibidos para financiar el centro de exposiciones de la semana santa; el de Escucha, 33.201 de la renovación del museo minero y los accesos al Pozo Pilar; el de Valderrobres, 35.828 del acondicionamiento del entorno del castillo y de la iglesia, y el de Crivillén, 58.784 de una instalación fotovoltaica para alimentar la elevación de agua de la red de abastecimiento.

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2020 - 00:59 h

Descubre nuestras apps

stats